Cerré los ojos y me vi en Latinoamérica. Feliz en una escuela impulsada por muchas esperanzas, pero me asaltaron algunas dudas

Publicado el

Acabamos una semana dedicada a la educación; un llamamiento para repensar lo que tenemos y potenciarlo, para imaginar qué harían otros si disfrutaran de lo que a nosotros nos sobra. En esta visión global, en una Educación sin fronteras, el corazón encamina nuestras miradas hacia Latinoamérica y el Caribe, porque el idioma y la historia compartida nos une. Allí se escriben muchas hazañas educativas, a pesar de las dificultades. Hay suficientes números para mirar; nos lo proporciona el Siteal (Sistema de Información de Tendencias Educativas en América Latina), la OEI (Organización de estados Iberoamericanos) y también el Banco Mundial. Los de aquí necesitamos mirar lo que tienen allí para aprender, pero también para colaborar en todo que podamos. Una pregunta: ¿se habla en las escuelas españolas de cómo serán las clases en América latina? Abramos las ventanas para que entre aire fresco, el de la reflexión crítica que dice en voz muy alta: “Otro mundo más equitativo es posible, luchemos por conseguirlo”.

image_pdf

Entre las quimeras del mundo destaca el derecho de la educación de todas las personas. ¡Vaya fracaso colectivo!

Publicado el

Mira que Platón pasó tiempo en reclamar la importancia de la educación. Otros muchos le siguieron en este cometido. Nos acordamos ahora de Albert Camus, Noan Chomsky o Muñoz Molina, por citar solo a tres referencias mundiales. Durante estos días se escuchan llamamientos sobre la Semana de Acción Mundial para la Educación promovida por Ayuda en Acción, Educación Sin Fronteras y Entreculturas, y apoyada por otras entidades relacionadas con la educación. Cuentan en su Posicionamiento aprobado en Dakar en el año 2000 que se habían formulado 6 objetivos de futuro, relacionados con los Objetivos de Desarrollo del Milenio de la ONU. A día de hoy reconocen que no van a alcanzar plenamente ninguno. Pero, ¿qué nos pasa? Leemos noticias sobre las tropelías de los fundamentalistas en las escuelas, escuchamos desajustes tremendos en las que tenemos cerca. El silencio se hace cómplice. Alguna cosilla podremos hacer en las escuelas. Rescatemos también los esfuerzos de Oxfam Intermón o los que despliega Unicef en todo el mundo. No nos olvidemos de los niños y niñas de Siria.

image_pdf

Deambularon por la escuela sin encontrar los rastros de la ciencia, a pesar de sufrir una y otra vez las inclemencias de muchos contenidos explicados

Publicado el

Un estudio de la Fecyt (Fundación Española para la Ciencia y Tecnología) hace una radiografía sobre la imagen que los españoles tienen sobre la ciencia. Una parte (15%) mantiene estable su alto interés; es mayor entre los jóvenes, u mucho mayor en los hombres que en mujeres. ¿Por qué? Seguro que algo tiene que ver la educación masculinizada que hemos soportado en este país. Un 25% pasan de de la ciencia y la tecnología. Casi la mitad consideran que su formación científica es baja, será por eso que los españoles colocan a los científicos en el segundo lugar de las profesiones más respetadas. Hay deficiencias sonadas como que el 30% piensan que los dinosaurios convivieron con los humanos. Claro que algunos no tienen culpa; cuando estudiaron en la escuela no se hablaba de los grandes lagartos. Otros se han quedado antes de Copérnico y Kepler, pues casi la cuarta parte opina que el Sol gira alrededor de la Tierra. Pero no se merecen la persecución que sufrió Galileo por el mismo asunto; eran otros tiempos. No nos alarmemos por nuestro despiste científico, o sí, pues el 26% de los estadounidenses también se equivocan. Menos mal que los jóvenes vienen empujando. Por cierto, como nos preguntábamos ayer, ¿qué tipo de educación estamos dando a nuestros jóvenes? Anímese a testear sobre sus conocimientos.

image_pdf

¿Y si estuviéramos enseñando mal en las escuelas? ¡Vaya patinazo!, después de tanto tiempo

Publicado el

Pascal, dijo, más o menos, que “el hombre es un diálogo interior”. Si es así, ¿de qué se habla a sí mismo para educarse? Porque para que una persona se eduque es necesario que quiera hacerlo. Aseguran los científicos, ya lo dijimos algunos menos sabios hace tiempo, que repetir una y otra vez datos para memorizarlos no es el mejor camino para aprender. Aprendemos si somos capaces de hacer algo que nos motiva, de experimentar, y de emocionarnos. Antes se decía que aprendían bien aquellos que ponían entusiasmo en la tarea. La curiosidad sería otro de los estadios imprescindibles. Claro que poseer ambos es difícil en la escuela, en el instituto, si se sigue castigando a los escolares con el aprendizaje de contenidos que nublan la emoción y aletargan la curiosidad. La neuroeducación avanza y cuestiona la tranquilidad educativa. ¿Quiere saber más, pensar si está de acuerdo o no? Adéntrese en los artículos de Francisco Mora agrupados en Huffington Post, o en sus “tweets”.

image_pdf

Lavarse las manos para salvar vidas, la de otros o la propia. La misma historia 170 años después

Publicado el

Anda la Unesco ocupada en homenajear al húngaro Semmelweis en el 150 aniversario de su muerte. ¿Por qué? Simplemente por empeñarse en que los facultativos que trataban a las parturientas se lavasen previamente la manos con jabón. En verdad, la gloria por haber descubierto el papel contaminador de las bacterias –no se llamaban entonces así- no le llegó nunca.  Lo disfrutaron Pasteur y otros que impulsaron su divulgación. A España llegó esta práctica hace unos 150 años. Ahora, vueltas que da la vida para quedarse en el mismo sitio, Unicef se empeña en su campaña Lavado de manoscon la pretensión de salvar vidas con este gesto tan sencillo; incluso ha señalado una fecha en el calendario para recordarlo. A veces no nos enteramos de la trascendencia social que tiene un simple gesto. Tampoco tuvo el reconocimiento debido otro húngaro, Laszlo Biro, creador del bolígrafo, otro gran invento que escasea en las manos de la infancia africana.

image_pdf

No se conoce cuándo, ni cómo, aunque sí se sabe algo de los porqués. Las catástrofes siempre acuden a la cita; es abierta

Publicado el

Las que más ruido hacen son las erupciones de los volcanes, aunque el que oscurece a Chile y Argentina actualmente vaya por otros derroteros. Las que más sacuden son los terremotos como el que acaba de golpear Nepal. Otras vienen en forma de ciclones, como la que asoló Vanuatu hace poco.  Las hay silenciosas como las de Chernóbil, la destrucción del Amazonas, la desaparición del Mar de Aral, etc. Siempre golpean, allí donde pegan, a los más débiles, a los menos preparados, a los que ya tienen otras pesadas losas encima. ¡Qué puñetera es a veces la vida!, y ¡qué duro se hace convivir con las incertidumbres ecológicas! Un recuerdo para Haití; la penuria sigue.

image_pdf

¡Impuestos sociales ya!, para que las empresas devuelvan una parte de los beneficios que les dio una sociedad maniatada por su inquebrantable dependencia

Publicado el

Es urgente. En septiembre se aprobarán los fondos para el desarrollo sostenible. El PNUD de la ONU hace un llamamiento a las empresas españolas para que sean solidarias. En España ya hay algunas, solidarias y responsables, agrupadas en Seres. Muchos nos preguntamos si las empresas del mundo, de forma especial las multinacionales, no deberían pagar un impuesto social para retornar una mínima parte de sus beneficios a quienes se los procuran: la sociedad global que no entiende de fronteras ni épocas. Ganarían prestigio social, y se beneficiarían económicamente, si fuesen capaces de explicar a la sociedad qué es eso de la Responsabilidad Social Corporativa (RSC) que aparece en mucha de la publicidad que recibimos. Los ciudadanos podríamos testear si realmente algunas de las que portan estos símbolos nos parecen socialmente responsables; para actuar en consecuencia.

image_pdf

Cuando la vida de muchos es una denuncia social, las palabras de denuncia alertan los espíritus. ¡Gracias Goytisolo!

Publicado el

El día de las letras hispanas, Cervantes volvió a nosotros. Lo trajo de la mano Juan Goytisolo para recordarnos nuestros olvidos, “A la llana y sin rodeos” porque en la derrota de los que claman por otros está el pendón de la victoria del pensamiento, nos alertó ayer recordando a Pessoa. Pensar nos dará más libertad para denunciar las tropelías a las que se ven sometidos quienes en España y en América hablan la lengua de inmortal Cervantes. Desde aquí, humildes discípulos que jugamos entre la abstracción del Quijote y la concreción de Sancho, trataremos de recordar siempre aquello que nos dijo nuestro maestro: “Evita que te falle el buen entendimiento./ Esfuérzate para que lo aquí escrito,/ sea hermoso a la vez que discreto,/ pero sagaz para el lector despierto”. Solo nos falta desear que quienes lean esto despierten y unan sus palabras a las de los “cervantes y goytisolos” para denunciar los atropellos de quienes miran poco a los demás, y, de paso, luchar por revertirlos. ¡Suerte!

image_pdf

Este artilugio electrónico está mudo. Por favor: ¡dime algo, wasapéame! ¿Será que nadie me quiere? Voy a leer mientras espero

Publicado el

Camine, viaje en cualquier medio; sonidos y tonos le dicen que está en el siglo XXI, el paraíso de la tecnología. Todo llega por los aires: imágenes, palabras, amores y emociones. Espíe en una reunión de amigos. Los verá a todos enganchados a sus “gadgetófonos”, impasibles a lo que les rodea, moviendo dedos y con la mirada fija en la pantalla. Cada día sale un modelo nuevo, más bello y más rápido. ¡LO QUIERO! La comunicación interplanetaria, que a veces nos incomunica con el de al lado, triunfa en el mundo. Mientras tanto, por ahí deambulan 7 mil millones de móviles en uso. Eso es bueno, dirán algunos que piensan en que la información y la comunicación son los vectores del futuro; eso es cuestionable, alegarán otros que se inclinan más por revisar las cargas ecológicas que los móviles plantean. Las opiniones siguen abiertas, ¿cuál es la suya? Por mi parte, voy a leer y leer, que es como vivir muchas veces, y a la vez comunicarse con mucha gente que lee lo mismo, pero lo interpreta a su manera.

image_pdf

La débil política ambiental global empieza a ser corrosiva con la Tierra… ¿De qué tierra me habla, de la mía de de la suya?

Publicado el

Se lamentaba María Zambrano, en su exilio romano, de que cuando todo ha fallado, cuando muchas de la realidades que sostenían la vida en el futuro se van disolviendo en nuestras conciencias, pueden aparecer nostalgias que nos avisan de que el alma quiere restablecer relaciones perdidas. Estas malas prácticas con la tierra, esas nebulosas que estamos provocando para las generaciones futuras fueron las que llevaron a la ONU a declarar este 22 de abril como Día Internacional de la Tierra. Porque lo global no es de nadie; es nuestro, con todo el sentido colectivo que esa afirmación implica. Por ahora, colonizaciones y desbarajustes humanos pueden a las buenas intenciones. ¿Dónde nos situamos nosotros?

image_pdf

Lo de escribir recto con renglones torcidos es una frase ocurrente, pero cuando alude a personas que quieren huir de la pobreza extrema se torna quebradiza

Publicado el

Por todo el planeta, uno de los dioses actuales, el Banco Mundial, ha impulsado proyectos para, según publicita, rescatar de la pobreza a la gente. Muchas veces sus actuaciones -paradojas de la vida- han perjudicado a los más desfavorecidos. Es lo que pasa cuando los proyectos se elaboran en despachos asépticos, muy alejados del territorio y manipulados por agentes locales sin escrúpulos; eso sí, con unas vistas maravillosas. El Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación ha denunciado una y otra vez la mala praxis del Banco Mundial, así lo han recogido periódicos como El País y Huffington Post. Hasta el mismo Banco Mundial reconocía que no sabía si se habían hecho las cosas bien o mal. ¡No te digo!

image_pdf

Se me ahogaron las cifras en mares de palabras vacías. Volcaron la patera que las traía

Publicado el

En la reciente Cumbre de Barcelona que reunió a los mandatarios del norte y el sur del “Mare Nostrum”, ¡qué ironía!, se hablaría mucho de protegerse ante los otros –yihadistas e ilegales- y de hacer negocio con la energía, mucho menos de convivir con los que sufren por llegar hasta Europa, por saber cuántos son y cómo se les puede ayudar. ¿Tendrá algo que ver en esta catástrofe el descenso de la Ayuda Oficial al Desarrollo (AOD), o todo obedece a los deterioros sociales que originan las políticas del comercio mundial? Se me ahogan las palabras de Eduardo Galeano, pero nos dejó su legado: “Desde siempre, las mariposas y las golondrinas y los flamencos vuelan huyendo del frío, año tras año, y nadan las ballenas en busca de otra mar y los salmones y las truchas en busca de su río. Ellos viajan miles de leguas, por los libres caminos del aire y del agua…” Del tema de los ahogados en el Mediterráneo -es así menos pomposo- quedan cifras sin rostro. Se habla poco en las tertulias de aquí, en los medios de comunicación y entre los amigos. Preocupa mucho más la chaqueta que nos pondremos para las elecciones de mayo. Mientras tanto, no estará de más recordar que el Mediterráneo es el lecho mortuorio de muchosno tenemos sus caras ni conocemos sus nombres que realizan el tramo final de un largo calvario, cuando intentan encontrar una tierra que acoja una parte de sus ilusiones. La Unión Europea calla, después vendrán hermosas palabras huecas.

image_pdf

El mundo de consumo incita mucho al yo, bastante al tú, apenas a él. Nada de nosotros ni vosotros, y menos ellos. ¡Hazte visible ante los demás!, ese es el lema

Publicado el

Las campañas televisivas nos abruman, las emisoras de radio no le van a la zaga. Las revistas de moda como Woman o Cosmopolitan marcan el ritmo glamouroso para quien las compre. Las hay más baratas que seducen a nuestras jóvenes con los trapitos y a los chicos con otros ganchos comerciales. Los demás no existen apenas, oscurecidos en “la insoportable levedad de nuestras necesidades”, interesante artículo del periódico El País. El ego se enaltece, pero puede que el yo vaya desnudo, como aquel rey del cuento. Échele un vistazo a la entrevista a Araceli Caballero, autora del libro Protozoos insumisos. Ciudadanía y consumo responsable. Se lo puede descargar en pdf de la página de Oxfam Intermon, una luz en este brumoso y ególatra mundo del siglo XXI.

image_pdf

Siete mil millones somos demasiados para hacer cada uno lo que le plazca. Así no cabemos en el planeta Tierra

Publicado el

Tan cruda está la cosa que por decir que con la actual huella ecológica el mundo está en peligro te acusan de hacer terrorismo ecológico. Critican que se hable de extravíos catastróficos, dicen que enfundados en mentiras, cuando lo que se intenta es llevar la ecología a la vida cotidiana, para que se dialogue de (con) ella cualquier día, en la reunión de amigos y en familia. Los malentendidos surgen porque muchos se empeñan en no leer la obra que dejan cada segundo en su entorno. ¿No lo creen? Anímense a calcularla. Algunos urbanitas han sido drásticos; han roto con todo y han comenzado su transición. Cuando lea este mismo chispazo está generando una huella ecológica, por el gasto energético que supone, pero hay maniobras para minimizarlo. Conózcalas.

image_pdf

Actuemos como adivinos para construir mundos impensables, que venzan la rutina diaria, para evitar que esta quede despojada de recuerdos e ilusiones

Publicado el

No es “vox pópuli” pero casi. Hay mucha gente que se pregunta. ¿Eso de la cooperación internacional sirve para algo? Bueno, si, pero, en según que casos … Es tan poco lo que podemos hacer, dicen muchos. Quienes no sabemos si se lo preguntan son nuestros dirigentes. ¿Será que tienen más datos que nosotros?, o quizás han olvidado cuando éramos menos ricos. ¿Acaso han aparcado sus esperanzas? Sea como fuere, han reducido de tal manera la Ayuda Oficial al Desarrollo que este insatisfecho observador la titularía así: “Limosna en diferido; permanezcan a la espera”. Pero si se anula todavía será peor.

 

image_pdf