Los resplandores de los gestos ensombrecieron las ideas. La contrapublicidad nos nubló de nuevo. Nos salvó la masiva compra de gafas protectoras

Publicado el

Crónica celtibérica de finales del julio tórrido de 2015:

Eran nuevos. Llegaron convencidos de que el traje del emperador era volátil, como una parte de los iconos que sostenían la sociedad aduladora. Mucha gente despertó. Les agradeció algunos gestos, se desorientó con otros. Empezó la batalla dialéctica para discernir si eran galgos o podencos quienes habían provocado los urgentes retos sociales. Esperemos que el tiempo del “no sé” acabe pronto, que los fogonazos gestuales y el calor visceral se tranquilicen y aquella calle por la que deben transitar las esperanzas vaya cambiando algo más que su nombre: desaparezcan de ella los baches. Ya dibujó el peligro de los focos el gran “EL ROTO”. Los necesitamos ocupados en cambiar el desapego en esperanzas. Les damos tiempo pero les pedimos celeridad. Porque es necesario que en el trono de los gestos se asienten por encima las ideas. Así podremos quitarnos las gafas y mirarnos todos a la cara. Porque, como avisó Iriarte, los imaginados cánidos se aproximan. ¡Ojalá pudieran reescribir entre todos, los de antes y los de ahora, esa fábula que es la vida de los otros!

Es domingo. Día de fiestas patronales en muchos pueblos de España. ¡Salud!

image_pdf

Seguridad alimentaria global: una vieja quimera de permanente actualidad, con incierto futuro

Publicado el

El principio de la seguridad alimentaria global hace años que está presente en los discursos políticos de los gobiernos de muchos países. Tras las dos grandes guerras mundiales había que alimentar a la gente y algo se hizo: racionamiento de productos, distribución controlada a los necesitados, ayudas entre países, etc. Pero más de una vez escaseaban o era difícil transportarlos de un sitio a otro. Junto con las buenas intenciones alimentarias, se mezclaron el comercio internacional y las luchas económicas (qué debe consumirse, cuánto y dónde) y aumentaron  las dificultades para satisfacer las necesidades mínimas de la gente. El hambre y la desnutrición se pasearon por los países pobres y entre las capas pobres de los países ricos. Y allí están, sin nadie que vaya a buscarlos. Se han hecho residentes en algunas zonas. La (in)seguridad alimentaria sigue golpeando a demasiada gente, según nos confirma la FAO. ¿Conseguirán los hambrientos y desnutridos que los gobiernos y ciudadanos del mundo suertudo les den la mano, y algo más, para darles una pizca de futuro? ¡Ojalá!

image_pdf

El verano no es un tránsito irrelevante; nos deja tiempo para leer, para fabular sobre la educación, para mirar a los demás sin tomarles medidas

Publicado el

Nuestro “Cuaderno escolar de vacaciones” podría ser Juan de Mairena de Antonio Machado. Esas “sentencias, donaires, apuntes y recuerdos de un profesor apócrifo” nos sirven para repasar el año educativo que ahora finaliza. Tanto hace 80 años, cuando Machado publicaba en “El Sol” sus escritos, como ahora, reformar la escuela es una tarea siempre pendiente, pero lo es más imaginar una educación que libere la mente, que provoque constantemente la respuesta de la inteligencia. Solamente así podremos vencer a los interesados estímulos que casi siempre la han dominado: fanatismos ideológico y religioso, enciclopedismo, intereses de poder, o ausencia de crítica, y mucha inequidad por citar solamente algunos. Un filósofo griego dejó escrito en su Metafísica: “todos los hombres tienden por naturaleza a saber”. Pero para ser conscientes de ese mecanismo, cada persona, cada uno de nuestros alumnos, necesita escenarios diferentes, su espacio interior. Antes de retomar el curso educativo en septiembre -Machado estaría hace 100 años por Baeza recomponiendo sus pesares no está de más darse una vuelta estos días de estío por la educación española de la mano de Juan de Mairena (Abel Martín). En sus páginas de su libro veremos delicadamente ocultas y razonadas las tres palabras que ensombrecen la educación real en la escuela: nunca, nada y nadie. Y para los gestores de la educación, que deben trabajar mucho este verano si quieren reconducir la Lomce, aquí dejamos una sugerencia del sabio profesor imaginado: “Ayudadme a comprender lo que os digo, y os lo explicaré más despacio.” Gracias Maestro. La escuela y la lírica social, la otra ya no digo, siempre te estarán agradecidas.

image_pdf

La economía circular es el camino menos sinuoso para asegurar el futuro de todos, pero tiene badenes y alguna que otra cuesta

Publicado el

¿Se acuerdan de aquel visionario llamado Ítalo Calvino? Allá por 1972 publicó Las ciudades invisibles. Una de estas, Leonia, sucumbía ante el avance inexorable de las basuras circundantes. Por aquel entonces todavía no nos esclavizaban las cosas; éramos pobres. Pero llegó la globalización, se divulgó por los medios de comunicación, y el consumo nos atrapó desde la mañana hasta la noche. Un sarcástico se inventó aquel lema propagandístico que inundó el mundo mundial: “¡Consúme (te)! Serás eternamente feliz y la envidia de tus vecinos. Y hala, todos a la marcha. Cuando la sociedad, algunas empresas avispadas estuvieron al loro, se sintió amenazada por el despilfarro de recursos no tuvo otra opción que transitar por la senda del reciclaje. Aparecieron como hongos los contenedores diferenciados en nuestras ciudades. ¡Uf, qué peso nos quitaron de encima! Pero claro, ¡no todo se recicla, ni se aprovecha todo de lo que se recicla! Un lema que liberamos gratis para figurar en los productos de consumo. A ver cuántas empresas caen. En serio, hay que hablar seriamente del consumo, preocupadamente diríamos. Dicen los expertos que cada vez más debemos acercarnos a la economía circular, que el reciclaje es insuficiente aunque llegásemos a niveles de eficacia que duplicasen los actuales. Por cierto, acércate al portal de Economía solidaria para contestar a esta pregunta: ¿consumes o te consumen? No dejen de leer el libro citado y sumergirse en esas ciudades.

image_pdf

Toca soñar en verde: ¡deforestación cero para 2030?

Publicado el

Brasil y EE.UU. adoptaban ese compromiso en una reunión bilateral de cara a la preparación de la Cumbre del Cambio Climático en París, otoño de este año, y queremos pensar que primavera del futuro. Así, de primeras, pocas personas darían crédito a semejante iniciativa. ¿Los grandes países se han vuelto ecologistas? Quienes nos preocupamos por las cosas del medio ambiente nos hemos vuelto algo incrédulos ante estas manifestaciones de afecto naturalístico, a pesar de la permanente esperanza que nos sostiene. Ya nos disculparán. Hemos escuchado muchas bellas promesas incumplidas. Debemos recordar que hace casi un año se rubricaba la Declaración de New York sobre los bosques. Buen asunto así de entrada, pues hasta la gran papelera APP la ha firmado. Cuando saltó la noticia nos pusimos a indagar. Alguien apostó por bosques para combatir el hambre. Denle una vuelta a la idea. Por cierto, para que los más jóvenes, los idealistas, piensen este verano: ¿de quién son los bosques?, o mejor ¿qué quiere decir esos del bosque habitado? Disfruten con/ de/ desde/ en/ entre/ hacia/ hasta/ para/por…  los bosques. Estamos en verano. Quienes no lo hayan hecho todavía que lean El bosque animado de Wenceslao Fernández Flores. Disfrutarán del bosque; toca soñar en verde.

image_pdf

El libro de texto, ese colorido objeto de deseo que encorseta desde siempre la educación en España

Publicado el

Llegaron con fuerza, de todos los tamaños y colores. Colonizaron las aulas y desterraron a la poderosa Enciclopedia escolar, hasta el nombre era presuntuoso. Los niños españoles descubrían el color y las imágenes. La España oscura se iluminaba a través de la educación. Las editoriales de los libros de texto engordaron sin parar. Cada reforma educativa, ha habido siete en los últimos 40 años, les impulsaba el negocio. Otras veces eran ellas las que obligan a cambios de textos vigentes porque “enriquecían formatos y estrategias”. Si hay un hilo argumental en toda la educación en la España democrática ha sido el entramado editorial, que asistía demasiado al profesorado poco dado a los esfuerzos pedagógicos, lo que en cierta manera coartaba la libertad de enseñanza. Además, la elección de una u otra editorial no se realiza con criterios pedagógicos bien fundamentados. En otros países es menos dominador, pues los programas educativos son más abiertos. Los gobiernos autónomos, intérpretes descuidados del concepto de equidad, empezaron a regalar los libros de texto a todos los alumnos, sin encauzar los usos coherentes. Nacieron los libros on-line, o los socorridos bancos de libros en tiempos de crisis, las colecciones de lecciones de acceso libre, y ahora qué. Las editoriales claman por sus derechos si algunas autonomías suspenden la implantación de la Lomce. Se decía que en esta reforma educativa lo importante era el interés del alumnado y el empuje pedagógico del profesorado, porque así se desarrollaban las competencias educativas. En este contexto, ¿no servirían los libros de años pasados? Felices vacaciones a todos los libros de texto de todas las escuelas del mundo, a los alumnos que deambulan por ellas, a las familias que se gastan una pasta en comprarlos, a las maestras y maestros que pasan de los libros de texto o los emplean… A todos, incluso a quienes han suspendido las pruebas de evaluación.

image_pdf

Pidió disculpas: Nunca quiso ser “coche bomba”

Publicado el

Estaba destinado a otros menesteres: servir para acortar el tiempo, para transportar algo y hacer disfrutar a las personas mejorando su movilidad. Durante el viaje final sus pensamientos derivaron en una sorna contradictoria: transportaba los últimos materiales antes de su muerte. Se negaba a circular, pero los hombres se lo impidieron. Miraba este trabajo con un talante crítico: en realidad portaba en su muerte la de muchos desconocidos, no importaba su origen, condición ni edad. Con su último tránsito añadía una mancha de sombra que oscurecía todavía más las utopías, esas que defienden la convivencia universal. Querría haberse enfrentado antes a los comerciantes que vendieron los explosivos que utilizaron los terroristas para convertirlo en un polvorín. Como él, otros muchos habían silenciado antes todo discurso igualitario. Sabría que después de su muerte, de las otras muertes que él directamente ocasionaba, se exigiría un enorme esfuerzo para buscar el talento ético que restañase en parte las heridas morales de tantos inocentes. Quizás lo deseado fuese imposible. ¿Por qué? En realidad no podemos ser algo optimistas. Si uno tantea síntomas en la sociedad, próxima o lejana, se presentan demasiados fetiches. El principal podría ser el patrioterismo impulsado por ideologías fundamentalistas pseudorreligiosas. Quiso pedir disculpas por aparecer en verano y teñir los informativos de barbarie acumulada. Se lamentó de haber sido un vehículo bomba. Pero más todavía de haber vivido en Irak, ¡hubiera sido tan feliz en algún país europeo en donde aman los coches!  Su destino era otro: nunca pensó en ser un arma de destrucción masiva. ¿Le daría tiempo a pedir disculpas?

P.D.: La crónica de los 120 muertos del atentado del sábado 18 en Irak todavía nos escuece el alma. Los muertos por coche bomba en el pasado, en el presente y en el futuro son una muestra de la barbarie humana. ¿Qué podemos hacer para eliminarlos? En primer lugar acabar con la fabricación y la venta de los explosivos y armas, en la que tienen mucho que ver países de los llamados demócratas solidarios, como el nuestro. Porque, ¿dónde explotará el siguiente?

image_pdf

Un apocalipsis entomológico es de lo peor que podría sucedernos en este momento

Publicado el

Desaparecen los abejorros por el cambio climático, las abejas prefieren las flores cargadas de tóxicos;  este mundo está hecho un lío. ¿Qué porvenir nos espera sin estos insectos? Porque, por si no lo recuerdan, un tercio de la producción mundial de alimentos procede de cultivos que incentivan estos polinizadores. Los abejorros se sienten achicarrados por el cambio climático y se desplazan hacia el norte; España e Italia lo tienen crudo, así lo atestigua un estudio publicado en Science. Pero claro, en el norte no abundan las flores que les interesan. Por si no tuvieran suficientes problemas estos insectos, deben sortear los que les plantean algunos parásitos y los neonicotinoides, insecticidas asesinos. En fin, vaya porvenir tan incierto que tienen, tenemos.

HABLANDO DE ABEJAS: Para endulzar estos calores le proponemos que piense un rato sobre aquello que dejó escrito el genial Ramón Gómez de la Serna: “La miel es un robo”/ “Lo único que le falta a la colmena para ser una verdadera fábrica es tener botes de miel”/ La colmena es un motor de abejas”. O este de Eurípides: “La miel es el trabajo público de las abejas”. Un SOS por las abejas y los abejorros. Por cierto, ¿se acuerdan de La abeja Maya? Conozcan otras abejas y abejorros no tan famosos, pero que tienen su miel.

image_pdf

Crónica cenicienta de 2018: el bosque arde en España ante la desorientación generalizada. Las televisiones no lo dan en directo

Publicado el

Esta historia que pinta este avance para dentro de tres años puede ser o no, todo depende de nosotros. Los incrédulos ambientales son mayoritarios, quizás no entienden bien los mensajes. Los “agoreros” de Greenpeace siguen avisando de que la Península Ibérica es un polvorín natural que explotará en unos años si no cambian hábitos y circunstancias climáticas, que parece que no, o no se acometen acciones preventivas serias, que parece que tampoco. Combinen como quieran: descuidos agrícolas, pirómanos, falta de gestión ambiental, urbanización de los montes, desertificación progresiva, menos recursos de prevención, etc. ¿Siguen siendo incrédulos ante esa crónica adelantada del año 2018? Que se lean la del pasado que les proporciona el Instituto Nacional de Estadística. Por cierto, ¿dónde están los gobiernos? Los ecologistas los acusan de haber tomado vacaciones forestales; a algunos de nuestros administradores les duran todo el año.

RECORDATORIO: Se cumplen ahora diez años del incendio de Guadalajara. Allí perdieron la vida 11 miembros de un retén de forestales y ardieron 13.000 hectáreas de bosque de gran valor ecológico. A ellos va dedicado este poema: “El hombre de estos campos que incendia los pinares/ y su despojo aguarda como botín de guerra,/ antaño hubo raído los negros encinares,/ talado los robustos robledos de la sierra./ Hoy ve a sus pobres hijos huyendo de sus lares;/ la tempestad llevarse los limos de la tierra/ por los sagrados ríos hacia los anchos mares;/ y en páramos malditos trabaja, sufre y yerra.” (Antonio Machado hace más de 100 años) Gracias Maestro, gracias Agentes de Protección de la Naturaleza.

P.D.: Si alguna persona está interesada en la estética del tiempo y movimiento, del amor a la naturaleza, en “Por tierras de España” de Antonio Machado  puede leer este artículo.

image_pdf

“USAr la desnucleIRANización no mata”, ¿y si además se contagiara?

Publicado el

Aseguran algunos que el acuerdo entre EE.UU. (y otros tres países nuclearizados hasta las cejas más Alemania) e Irán, para que este último no fabrique la bomba atómica ha sido una de las mejores noticias del año. La mayoría de las sociedades del mundo, la iraní también, están hasta las narices de que sus dirigentes malgasten dinero en fabricar armas para matar, qué digo matar, aniquilar al contrario. Los norteamericanos saben bien de qué va la cosa; nunca olvidaremos Hiroshima y Nagasaki, allí sus dirigentes demostraron de lo que son capaces. Quienes prefieren matar para vivir han puesto pegas a este ¿inestable? acuerdo. Otros dicen que solo se ha firmado para que el bloqueo petrolero que sufre Irán desde 2012 se rompa, ¿les parecerá poco? Que les pregunten a muchos iraníes y a los habitantes de otros países bloqueados. Por cierto, muchos países han llevado la desaparición de las armas nucleares a la ONU.

Quienes miramos el bienestar de las personas de todo el mundo como primer argumento de vida valoramos como positiva cualquier actuación que elimine las armas, como el Tratado de No proliferación de Armas Nucleares, que algunos países no han suscrito. Todos ganaríamos si los países que poseen la bomba atómica: USA, Rusia, Francia, China, Reino Unido, India, Pakistán, Israel, Corea de Norte, diesen por finalizada su estupidez atómica y dedicasen el dinero que utilizan en proyectiles nucleares en mejorar la vida de sus ciudadanos y en ayuda al desarrollo de los países pobres. Piensen por un momento que fuese así, y la paz reina en el mundo. ¿Cómo se sienten?

image_pdf

Cúreme doctor, el hipotálamo se me gripa. ¿Será el aire acondicionado el que me lo intranquiliza?

Publicado el

Dicen quienes estudian el comportamiento humano condicionado – el que abusa de la presunción y de la comercialización de las conductas- que quienes quieren dar señales de su poder y prestigio abusan del aire acondicionado; someten a sus trabajadores y potenciales visitantes a un castigo inhumano en forma de bajas temperaturas. Esta maniobra, que tambalea el hipotálamo, se da más cuánto más calor hace en el exterior. Seguro que en estos días que el calor masacra a media Europa y grandes zonas del Hemisferio norte, usted ha sufrido estos latigazos del “frío” en tiendas de cadenas comerciales importantes, las de lujo. Los pequeños comercios no utilizan este reclamo; no se lo permiten sus cuentas de resultados. Así nuestros hipotálamos andan quejumbrosos. Estas bajas temperaturas, condicionadas, disminuyen el rendimiento de los empleados de empresas y comercios, que deben trabajar casi con manta y sufren faringitis y bronquitis varias. También en nuestros domicilios hemos caído en este derroche de energía y dinero; nuestra lucha contra “el calor inmisericorde” nos acrecienta el cambio climático, ¡todo sea por el confort! Alguien intenta demostrar 7 razones, qué número tan mágico, de que el aire acondicionado es malo para la salud. Léalo y mire si le interesa esta propuesta.

image_pdf

Es triste ser el último de la fila. Un consuelo perverso: solo se puede ir hacia adelante

Publicado el

¿Les suena Níger? Sí, ese país número 187 de 187 en el Índice de Desarrollo Humano de la ONU. Maldito honor allí donde la esperanza de que llueva y remedie un poco la vida no llega siempre y por eso la malnutrición es un castigo. Un país en donde los últimos de la fila son mayoría. Pero la ayuda internacional, supone el 50% de la acción de la administración, ha logrado que la mortalidad infantil sea hoy casi un tercio de la que tenían hace 30 años. Aún queda mucho por hacer en el caso de la malnutrición (42% de la población) porque tiene repercusiones indudables en el fracaso escolar, el paro o la desesperanza. Níger avanza algo, pero tiene muchas tareas pendientes. Necesita el apoyo de la comunidad internacional para dejar de ser el último de la fila. Una pregunta indiscreta: ¿Cuántas veces sale en los medios de comunicación? Otra malicia intencionada: ¿Conoce la manera de colaborar económicamente con alguna ONG implantada en ese país?

POR SI SE ANIMA: Conozca la Campaña “Gotas para Níger” y otras acciones de Unicef.

image_pdf

¡Unos que contaminan y pagan algo! Estaré soñando

Publicado el

“Quien contamina paga”, era la frase tirita que los responsables gubernativos divulgaron en los primeros tiempos de la renqueante España medioambiental, allá por 1987. Emanaba de una idea emergente en Europa que se plasmó en un texto comunitario. Pero como siempre las palabras admiten varios matices: pagar, restaurar el desastre provocado, impedir que se vuelva a producir. Además, en esto de los desechos ambientales la fecha de caducidad siempre está abierta. Unos cuantos ejemplos fueron noticia y siguen sin restituir el daño provocado: vertido tóxico de Aználcollar (1998), hotel El Algarrobico (2003), incendios forestales múltiples como el de La Gomera (2012), mareas negras de varios buques como el Prestige (2002), fuga de lindano en el río Gállego en Aragón (van ya 40 años y sigue), vertidos de Ercros en el Ebro (otros 40 años), accidente nuclear de Ascó (2007), y un largo etcétera de desastres ambientales que han salido gratis a quienes los provocaron. Por eso, leer que British Petroleum va a pagar 19.000 millones de dólares por su vertido en 2010 en el Golfo de México (el mayor derrame de la historia), es una buena noticia. Pero este dinero no sirve para reparar los daños causados, denuncia Greenpeace. Claro, la administración americana condena unos desastres mientras permite otros. ¡Ven como era una frase tirita!

image_pdf

El pulpo posee una inteligencia fuera de lo común. Quién sabe si en algún momento mutará en sabiduría universal

Publicado el

Seguro que se acuerdan del pulpo Paul, aquel al que marearon para que adivinase el resultado de la Eurocopa de 2008. La Uefa lo situó ne sitio preferente en su Web. Fue adorado en casi todos los países, menos en Irán claro. Seguro que don Ramón Mª de valle Inclán lo hubiera elegido como esperpento de la intelectualidad colectiva del siglo XXI. Ahora, ocupaciones habituales de verano, acaban de elegir el pulpo más bonito. ¿Será el más inteligente? De verdad, en algunos momentos no me importaría ser pulpo. Por cierto, poseen una estrategia para ver que sería la envidia de cualquier optalmólogo.

Hablando de sabiduría universal, ¿quién sabe cómo acabar las guerras de Siria, Irak, Palestina, etc.?, que dejan de ser noticia en verano.  El pulpo seguro que no, Habrá que escuchar a Platón porque nos dio una pista de alcance universal: “Buscando el bien de nuestros semejantes, encontramos el nuestro.”

image_pdf

Esperpento celtibérico: cambian ayuntamiento por jugador de fútbol

Publicado el

En realidad no es el ayuntamiento lo que cambian, sino el pasaje colectivo de sus ciudadanos durante todo 2015. Los presupuestos de ciudades españolas tan conocidas como Santiago de Compostela (la de la peregrinación colectiva) o Chiclana (cerca de donde hace 200 años se redactó la primera constitución española) alcanzan la misma cifra, 100 millones, que el viaje de un jugador de fútbol, Iker Casillas, de Madrid a Oporto. ¡Quién dijo crisis!

Se podría convocar un Consejo urgente de la UE para analizar la situación, que no es una excepción en el fútbol continental. Les proponemos que celebren la cumbre en Cáceres, también Ciudad Patrimonio de la Humanidad, que se encuentra a medio camino entre la capital española y la ciudad portuguesa, y que solamente dispondrá de los 2/3 de ese dinero para hacer valer sus encantos a los visitantes y sus vecinos. Dos insignes Ramones, Valle Inclán y Gómez de la Serna, harían una esperpéntica crónica de este evento ibérico. Como no tenemos esa posibilidad, ahí va una greguería de este último: “El portero de fútbol parece un perro que roe el hueso de la impaciencia a la puerta de su perrera.

P.D.: A  ver qué medio de comunicación ibérico se atreve a realizar una lectura crítica de esta transacción económica en tiempos de rescates económicos a países y personas.

 

image_pdf