FestClimat, la mayor apuesta colectiva para cambiar el mundo está en marcha. Saca el billete, es gratis

Publicado el

El evento no tiene día ni hora concretos, se celebra en sesión continua, como las afecciones al clima. Lugar, donde quiera que usted se encuentre. El lema : “¡Reclimatízate, que te quemas!”. Cambiar sí, para evitar que el recalentamiento global y el cambio climático sean los que marquen las horas. Tendrá intérpretes de todo el mundo, en cualquier lengua. Los habrá famosos y desconocidos. Algunas de las canciones son ya un éxito mundial: Stop GEI’s, Very green climate, Se acabó hacer el tonto (con su versión Fooling ended), The air conditioning sucks, Live-Solarenergie, C’est fini mais non plus, y varias en otras lenguas que no podemos escribir por carecer en el teclado de los suficientes caracteres. Habrá regalos para todos, sin sorteos. Algunos ejemplos: ver reír a sus hijos porque respiran bien, escuchar el canto de los pájaros en el bosque no quemado, no tener que abandonar el delta por que no se ha inundado, disfrutar de los veranos que ya no son tan tórridos, el agua se puede beber, abrazarse a alguien que ha reducido un 50% su contaminación del aire, y muchos más que se guardan como sorpresa. Por cierto, no tiene una duración prefijada, así que puede participar de él todo el tiempo que quiera, entrar y salir varias veces. Si le apetece puedes apuntarte a un concierto ya programado: Un millón por el clima

P.D.: Seguiremos informando. Permanezcan atentos a esta pantalla. No siempre, que cada vez que pulsamos provocamos la emisión de partículas y el gasto de energía, por eso de que el Google siempre está preparado para nosotros.

image_pdf

Ser quien eres no es otra cosa que lo que la educación ha hecho de ti, o lo que tú has trajinado con ella

Publicado el

Comienza un nuevo curso escolar. El verano relaja la intención educativa, desaparecen conocimientos y hábitos de trabajo en los escolares. Las familias pasaron a un segundo plano la preocupación de que sus hijos e hijas aprendiesen todo lo que sus capacidades les permitiesen. Toca retomar rutinas. Juan de Mairena (Antonio Machado) invitaba a sus alumnos a saber mirar, a meditar sobre las cosas contempladas y construir saberes con ellas. Estos días los chicos y chicas retornarán a unos colegios e institutos. En estos centros los reciben ávidos de que la acumulación de conocimientos y destrezas prácticas sea lo más rápida posible, pero menos preocupados por ayudar a los alumnos a que reconozcan para qué aprenden; esos mismos escenarios que han de poner en marcha los resultados de la inadecuada convivencia entre educación, cultura social y política. Nunca como ahora el mundo ha estado tan a la vista, pero apenas enseñamos en las aulas a saber mirar. Lo que uno es, y será, pasados unos años, se escribe ya. El espacio real de la educación no son las asignaturas y los exámenes, son los chicos y chicas que van encontrando de forma paulatina, con pausas incluidas, la educación, que solo en su gestión particularizada alcanza el verdadero resultado.

 P.D.: No olvidemos estos días los millones de niños y niñas que no tienen escuelas a dónde ir como denuncia una y otra vez Unicef.

image_pdf

Machado y Tolstoi llorarán en su tumba la destrucción forestal; atrás quedaron el olmo seco del uno, y el roble mustio y florido del otro

Publicado el

León Tolstoi, no hace falta pregonarlo, dejó en Guerra y paz una muestra clarividente de su interpretación del paisaje. Qué decir de nuestro Antonio Machado y sus paisajes, sus naturalezas delatoras, su olmo querido a las orillas del Duero. Han pasado 100 años desde que lamentaron las pérdidas. Se pondrían contentos si supieran que en el mundo hay casi 500 árboles por persona, se preocuparían con la noticia que asegura que dentro de 300 años los bosques desaparecerán al ritmo actual de deforestación, se revolverían en sus tumbas si leyeran el artículo de Nature. Se morirían de nuevo, el uno de una gran nueva pena y el otro de lo que fuera.

image_pdf

Me siento mujer del mundo. Querría que mi vida no fuese una amarga aventura, que se me reconociese mi protagonismo; todo en 2030. ¡Tampoco es pedir la Luna!

Publicado el

Las mujeres son las protagonistas del futuro en cualquier lugar, créanlo. Si ahora, en que en muchos países del mundo soy olvidadas, en otros esclavizadas, en algunos objetos de trueque comercial, nos asombran con sus iniciativas, ¿qué será cuando sean consideradas en un plano de igualdad real? Son imprescindibles para que la educación, la ecología y la ética social muestren un futuro con esperanza. Primero han de disfrutar de la igualdad de género, ver reconocidos todos sus derechos y tener acceso al empoderamiento. Pero ahora, cuando a finales de este septiembre de 2015, se adopte formalmente por todos los países la ilusión global Transformando nuestro mundo: la Agenda 2030 para el desarrollo sostenible, se habrá abierto la puerta a la búsqueda de 17 nuevos objetivos para el desarrollo sostenible (los ODS) y 169 metas que buscan erradicar la pobreza, combatir las desigualdades y promover la prosperidad, al tiempo que protegen el medio ambiente de aquí a 2030. Ya se sabe que sin ellas nada se conseguirá, de hecho por eso nos faltó algo para lograr algunos de los OMD (Objetivos de Desarrollo del Milenio). No lo decimos nosotros; es la ONU quien se ha propuesto estas metas. ¿Firmaría Ud y comprometería su palabra para que fuese verdad? ¡No me diga!

image_pdf

Refuropean: dícese de emigrantes africanos y asiáticos que arribaron a Europa y tuvieron todos los derechos

Publicado el

Podría ser una entrada de las futuras enciclopedias de la Lengua española y la Encyclopaedia Britannica, hasta la universal Wiquipedia recogería esta palabra. En la explicación de su significado se podría decir que allá por 2015 estalló un éxodo masivo de ciudadanos africanos y asiáticos, castigados por las guerras y por otras masacres políticas y económicas, que arribaron a la rica Europa en busca de la simple vida que en sus territorios se les negaba. Esos refugiados pronto dejaron de serlo, porque fueron acogidos en los lugares de arribada y gozaron de todos sus derechos: sanidad, educación, y los demás. Tan rápida fue la integración que la palabra refuropean enseguida dejó de utilizarse, se convirtió en un fósil semántico, imprescindible para entender la historia. Cabrían otras acepciones más duras de la entrada enciclopédica, pero preferimos quedarnos con esta.

image_pdf

La imagen de la tragedia de los refugiados debe abrirnos la puerta a lo imaginado. A partir de ahí solo queda un camino

Publicado el

¿Por qué nos cuesta tanto recorrer el espacio emocional que nos lleve a actuar? Los gobiernos se escudan en el efecto llamada que puede tener la ayuda, los ciudadanos anulamos la vista para que las imágenes no nos agranden el punto ciego de nuestros ojos. Imaginemos lo que hay detrás de los que huyen de su tierra. No cuesta mucho: miseria, destrucción, guerra y muerte. El mapa de la desgracia no hace más que ampliarse. Solo queda un camino urgente: ayuda, acogida; después reflexión crítica sobre lo que supone ser apátrida en este mundo. Si queremos dar un paso hacia la felicidad, quizás nos iría bien dar un paseo por la justicia, nos recomendaría Adela Cortina, porque por ahí deambula la manida palabra ética. 

P.D.: Lo imaginado lo tenemos delante tambaleando la ética. ¡Es hora de que “desalambremos” nuestra vida!

image_pdf

Negar la educación a un niño es condenarlo a la esclavitud ideológica y a la miseria existencial. ¿Quién se la niega?

Publicado el

De palabra puede que pocos, o ninguno; de obra muchos. Alguien catalogó los pecados como de acción o de omisión. ¿Qué les parece que son estos fallos en la convivencia colectiva? Unicef denunciaba hace unos meses que 21 millones de niños no tenían acceso a la educación. Ahora nos llama la atención de que 13 millones no van a utilizar las carteras este septiembre, si las tienen claro. La afonía de Unicef provocada por reclamar desde hace años educación para todos los niños del mundo debería ensordecernos las conciencias. ¿A qué esperamos para demandar a nuestros políticos que sean útiles a la sociedad universal? Este septiembre está teñido de luto para quienes somos educadores o simplemente creemos que la educación es un derecho universal. ¡Que levanten la mano los que no hacen suficiente para remediarlo! Cuando esos niños a los que se ha privado del derecho a la educación sean mayores nos señalarán con el dedo…

image_pdf

En África los olvidos adquieren categoría de exterminio divino; los dioses mediáticos no pasan por allí

Publicado el

No se sabe si a puro de haberse cronificado las desgracias africanas, estas dejan de existir para la atención internacional, pero la hemeroteca no deja de proporcionarnos hechos deplorables. Si alguna vez adquieren la categoría de noticia es porque las ONG las rescatan de olvido, como tratan de hacer  Médécins sans frontières con quienes sufren. Pero apenas pueden darles unos pocos cuidados paliativos. Entérese de qué va la cosa en testimonios de Rtve, impactantes. La cómoda apatía de los ricos nos aleja de los africanos que sufren, son excesivos millones para que los esquivemos. Si lo hacemos será como una negación a nosotros mismos; dicen los antropólogos que nuestro origen es africano. Pocos medios de comunicación airean que el 86% de refugiados están acogidos en países en vías de desarrollo. Nuestros dirigentes tiemblan por si despierta la desgracia africana y alcanza Europa en forma de refugiados. Ya imaginan planes para retenerlos en sus países de origen. Pero por mucho que nos empeñemos en silenciarlos con el olvido, siempre estarán ahí para recordarnos nuestra insolidaria existencia.

image_pdf

Por más que las cifras de refugiados les estallen en la cara, nuestros dirigentes conservan el rictus de su corazón

Publicado el

Se escudan en la “penuria económica” española para no admitir más de 2.000 refugiados, los mismos dirigentes que aseguran que somos la Alemania del sur. Tomen nota: la “ogresa” Alemania del norte recibirá este año 800.000 (el 1% de su población). Entre la “peligrosa” Turquía, el inestable Líbano, la castigada Jordania, el maltratado Irak se reparten 4 millones de refugiados sirios. Por otra parte, la rescatada Grecia, la cercana Italia, la pobre Macedonia, etc., se ven desbordados. Nuestros dirigentes han olvidado los sufrimientos de los exiliados forzosos por nuestra Guerra Civil. Claro, han pasado muchos años.

P.D: La sociedad civil no puede permanecer callada ante tamaño desastre de los políticos. ¡Hagamos oír nuestra voz!, manifestemos que queremos ser solidarios. Movilicémonos. 

image_pdf

El fracaso educativo es el camino ideal para olvidar las utopías interesadas. Frente a él, seamos utópicos desprendidos

Publicado el

La primera fracasada es la idea, porque en su enunciado castiga a las personas que no lograron franquear el listón de los más hábiles. En el entramado educativo hay tantos obstáculos que llegar todos los alumnos de una edad al mismo tiempo a la meta es un enunciado de por sí imposible. Cada uno de los sucesivos responsables de la educación española han enunciado como principio luchar contra ese fracaso, imputable siempre a la administración anterior. Otra tropelía que se escucha a menudo es que “un porcentaje x de alumnos fracasa…”. Habría que poner en cuarentena reflexiva a quien se atreve a hacer pública semejante afirmación. Nos vienen a la memoria las palabras del anterior ministro de Educación español, uno de los que mejor ha pronunciado la palabra fracaso y se ha lanzado con ella. Dijo que con la Formación Profesional ya no habría alumnos fracasados. Una barbaridad impropia de alguien que siente las mínimas responsabilidades sociales. Por cierto, los datos lo desmienten. Debe leerlos allá donde ahora se encuentre. Quienes nos dedicamos a la compleja tarea de educar tenemos claro el diagnóstico que nos impide llegar a ser utópicos educativos convencidos: el fracasado será el sistema, no los alumnos.

P.D: Suerte para quienes han vuelto a las aulas. Un recuerdo especial para maestros y maestras que siempre están allí, acompañando a sus ojos para creer en la utopía comprometida. ¡Por un año escolar sin fracasos de las administraciones educativas!

image_pdf

Vivir de prestado ecológico tiene sus riesgos, la prima ambiental sube y tenemos encima la amenaza de la bancarrota

Publicado el

Claro que este asunto pasa desapercibido para el gran público. Podíamos haberlo recogido aquí hace un par de semanas, el 14 de agosto, que es la fecha que Global Footprint Network (GFN), la organización que analiza la huella ecológica del planeta y su capacidad para regenerarse, anotó como el día en que los 7.000 millones de habitantes habíamos agotado todos los recursos naturales que la Tierra podría haber repuesto en este año 2015 –unos mucho más y otros bastante menos-, pero no quisimos perturbarles el final de las vacaciones. Este día de sobrecapacidad de la Tierra se ha adelantado 6 fechas con respecto al año anterior. Cuando GFN comenzó a  analizarlo, allá por el año 2000, estaba por el mes de octubre. WWF, aliada en este asunto de preservar la economía ecológica global, subraya que es posible cambiar el rumbo para que la humanidad viva dentro de los límites del planeta. Para lograrlo bastaría, que no es poco, con producir mejor, consumir de manera más inteligente, reorientar los flujos financieros para que se valore la naturaleza –se internalicen haberes y debes-, y realizar una gobernanza equitativa de recursos. Hoy mismo ya estamos sacando de la hucha ecológica de nuestros hijos y nietos. Para que se entere el ciudadano normal, que también puede hacer mucho. Sintonice estas y otras cuestiones en www.econoticias.com; es gratis. Por cierto, ¿quién podría prestarnos si entrásemos en bancarrota?

P.D.: Aquí tiene el mapa de países por si quiere curiosear.

image_pdf

Vistieron a la ecología con ropajes turísticos; un suceso casi imposible que se ahoga en la extrañeza de la primitiva condición

Publicado el

Difícil maridaje entre ecología y turismo de masas. La excelencia ecológica de un lugar necesita la permanencia de ciertas variables entre las que se cuenta el número puntual y acumulado de visitantes, la heterogeneidad de intereses de estos, la fragilidad del territorio y de las especies vivas que en él interaccionan, el plan de uso y la evolución continuada del mismo, la cantidad de recursos que se utilizan en su conservación, la existencia de algún nivel de protección ambiental, etc., todo ello dentro de una sociedad ecológicamente responsable. No todas estas cuestiones tienen la misma incidencia en cada momento y situación. La administración ha de saber regular el derecho a disfrutar de los de fuera (visitantes) con la pervivencia de la vida interconectada de los de dentro. Juzguen ustedes los ejemplos de las Islas Cíes, el Parque Nacional de Ordesa y la Playa de las Catedrales en la Galicia atlántica. Una cuestión, esta de los ropajes turísticos que encandila a las administraciones y ciudadanos del prêt-a-porter natural. No se olviden del asunto ahora que acaban las vacaciones. Merece darle alguna vuelta en la sociedad consumidora de todo, la nuestra hoy.

 P.D.: Como a este blog se asoman ciudadanos de varios países, los invitamos a que nos digan cómo se gestiona esta cuestión en sus lugares de residencia. Gracias por dejarnos un comentario debajo de esta entrada.

image_pdf

Ecología de lo escatológico: somos tierra y en tierra nos convertiremos, aunque a veces este asunto nos parezca una caca

Publicado el

En una de esas búsquedas en youtube de no se sabe qué hacia no tengo ni idea dónde, caí dentro de una entrada un poco pringosa: Se había hecho un trasplante de un microbiota fecal, ¡Puaf!, que estaba indicado para alguien que padecía una diarrea recurrente causada por la bacteria Clostridium difficile, cosa que no me extraña con semejante nombre. Daba cuenta de unos transplantes, sí, de lo que se imaginan, por medio de sondas gástricas o colonoscopias. Aseguraban que esta práctica, que ya había sido realizada por los chinos hace 2.000 años y en episodios bélicos para curar disenterías, no era algo extraordinario en la vida animal; la que nos ha precedido y fundamentado la nuestra. Se llama coprofagia y hasta nuestros perros la practican; las moscas no digamos. Pero volvamos a lo nuestro. Como la puñetera bacteria, que anida en nuestro intestino, ha sido atacada desde antaño con antibióticos, en esta operación también se han cargado la maravillosa flora intestinal, el remedio no nos ha dejado remediados. Pero claro, este asunto merece una lectura reposada, hasta que la farmacología se invente la cápsula. Quedaría más aséptico, pienso. Por cierto, ¡qué complicado resulta hacerse idea del entramado ecológico que nos sostiene! Tiene más de un puntillo escatológico.

image_pdf

El insomnio del razonamiento anticipa las incertidumbres. Nunca duermen, siguen empeñadas en demostrarnos que cualquier evento es posible

Publicado el

El razonamiento universal no duerme, no lo dejan descansar algunos desastres sociales y ambientales. Nos referimos al global y colectivo, a ese que cada vez despista o abandona a más gente. Las seculares certidumbres migratorias sociales, el perenne desastre de las guerras, la plaga de la malnutrición africana, etc., conviven con episodios ambientales difíciles de razonar con cualquier razonamiento. ¡Qué querría decir Goya con aquello de que el sueño de la razón produce monstruos! Vaya un sencillo recordatorio para demostrar el insomnio de las incertidumbres: setenta años que han parecido siglos por el sufrimiento desde la bomba arrojada en Nagasaki, 60 desde que la enfermedad de Minamata se diagnosticó y reveló al mundo el papel destructor de la contaminación, 50 desde que se perdió un bombardero nuclear estadounidense en Palomares (desastre al menos informativo y quién sabe), 40 ahora desde la nube de dioxina de Seveso, 30 se cumplieron en abril del escape de Chernóbil, etc. Por abreviar, no hemos dicho nada del vertido del Exxon Valdez, del escape de la Union Carbide de Bhopal, del desastre ecológico del Mar de Aral, etc.; más que nada para no hacer la lista interminable. Resumiendo, que el razonamiento –por más que sea siempre incompleto y escasamente aristotélico- ha de estar siempre en una duermevela intencionada. Seamos razonables, razonadores, o algo parecido.

image_pdf

La lombriz de tierra es la diosa que escondió la belleza en su tubo digestivo; por eso la gente opina que lleva una vida de mierda

Publicado el

Claro que llamar diosa a la lombriz de tierra asombrará a más de una persona. Pero aquí acostumbramos a hablar de animales y seres pequeños sublimes, aunque a primera vista parezcan insignificantes. Estos gusanos terrícolas, para los que ni siquiera los científicos echaron el resto al llamarlos simplemente Lumbricidae, tienen reservadas, no solo para ellos claro, una de las tareas más importantes que hay en la naturaleza: devolver el carbono de las plantas muertas al suelo y enriquecerlo. Para conseguirlo no paran de trabajar: arrastran las hojas caídas y otros materiales vegetales hacia abajo desde la superficie y se los comen, a pesar de los químicos tóxicos que producen las plantas como defensa. Claro que tanto tragar residuos de todo tipo tendrán más de una diarrea, o como se llame en ellas. Pero no crean, no son nada vulgares. Poseen en su tubo digestivo las drilodefensins, este sí que es un nombre distinguido. ¿Qué hacen estas moléculas? Pues nada más ni menos que “romper las células vegetales” y liberar el carbono en ellas contenido para que continúe el ciclo de la vida. Sin ellas, las hojas nos invadirían. El resto de los seres vivos también les están muy agradecidos, porque con el carbono liberado las plantas son plantas, los herbívoros se dan la vida y los carnívoros se la quitan a estos; en cada uno de los trayectos viaja aquel carbono liberado. Será por eso que en la medicina china comen lombrices secas. Digo.

image_pdf