Educación

Mujeres con vidas tortuosas, a quienes la melancólica mirada hacia otras no rescata de su soledad

Publicado el

Seguro que las mujeres que atesoran desgracias piensan en las del mundo rico. Esas que salen en la televisión y tienen de todo, hasta derechos, aunque de vez en cuando sus compañeros hombres lo olviden. Las mujeres omitidas en las listas de dignidad – abandonadas hasta en el pensamiento por esas otras ricas que le sirven de espejo- sufren en silencio, porque son mujeres en países pobres: una desgracia añadida. Allí les falta de casi todo, hasta los hombres tienen más móviles. Alguien dice que solo debería haber una ONU de mujeres; no sería mala idea. Mientras tanto, disfrutemos de esas gratas pinceladas de futuro; algunas consiguen revivir con los microcréditos. Al menos un levísimo desahogo, pero es descarnadamente insuficiente.

En el “monopoly” de los transgénicos ponen las reglas quienes nos incitan a consumir, pero siempre tenemos la carta salvadora: la información contrastada

Publicado el

Cual si fuera una partida del entretenido juego, hay unos cuantos que aspiran a retener muchas tierras, o a comerciar con sus propietarios. Allí plantarán cultivos, alimentarán animales y elaborarán productos, que solo ellos pueden comercializar. Las estaciones ferroviarias del juego podrían ser aquí enormes puertos con contenedores, o pequeños comercios, incluso las redes de Internet podrían hacer de compañías distribuidoras. No faltan casillas de la suerte, pero las cartas boca abajo esconden muchas sorpresas, aunque no todo deba considerarse malo de entrada, según algunos. Queda la duda de quienes acabarán en la cárcel y de los que verán deteriorada su vida. Los jugadores ya no lanzan dados; los han cambiado por la información y la conciencia crítica, a veces por la resignación o por el despiste asumido. Pero, ¿quién decide el valor de cada casilla? Las abejas no cuentan, ya casi no quedan.

Princesas atrapadas en un mundo color de rosa que las sumerge en la irrealidad de la diferencia, en el propósito de no ser ellas

Publicado el

Ahora son niñas. De mayores es posible que ojeen Woman, Cosmopolitan, Elle, u Hola, qué más da. Quizás se contenten con los programas cutres de las teles privadas. Por ahora la publicidad las presenta como princesas en un mercado infantil que no ha dejado de sexualizar los productos, ayudando poco a la igualdad de género. Por si esto fuera poco, las princesas de Disney siguen presentándose frágiles, sensibles y bellas frente a los chicos/hombres duros y salvadores. Seguro que la educación se podía haber hecho mucho mejor, al menos bastante diferente. ¿De quién es la culpa? De todos según se cuenta en estos artículos de eldiario.es y El País. Al final, el rosa se impuso, hasta en el pensamiento. Aunque me quedo más tranquilo porque Zara ha retirado del mercado de unas ropas rosas vs azules.

Envía un wasap urgente al futuro y pregúntale cómo será el mundo dentro de 15 años. Me impaciento cada minuto que pasa

Publicado el

No es mucho tiempo, no será muy difícil la predicción, teniendo tantos adivinadores. Pero hay muchos hilos que se nos escapan, porque tejer a la humanidad es difícil. A principios de cada año, la Fundación Belinda y Hill Gates publica sus deseos para el año en forma de una carta. Para este 2015, pronostican que mejorará mucho la vida de los habitantes de los países más pobres en donde también se reducirán las muertes de niños y las enfermedades, que el mundo será mejor. Algunos dudan de tales rotundidades. Y nosotros, ¿cómo vemos el 2030? Oxfam Intermon nos proponía hace unos años Cultivar un futuro mejor. La apuesta sigue vigente. A ver si el futuro nos responde lo mismo a todos. ¡Ya sería casualidad!

¡Tener o no tener salud, esa es la cuestión! La duda es universal, lacerantemente cartesiana, … Sin respuesta fiable

Publicado el

Anteayer se recordaba en todo el mundo, con la celebración del Día Mundial de la Salud, la importancia de la alimentación en la preservación y mejora de la existencia de las personas. ¡Vaya tontería!, dirá alguno. Pero en este asunto todavía quedan muchas cosas por aprender, o recordar. La inocuidad de los alimentos ni siquiera está garantizada aquí, en el mundo rico. Quien quiera enterarse solamente debe revisar el resumen de las noticias de RTVE. Mientras la duda sigue ofendiendo, la cobertura sanitaria universal todavía es una entelequia. A la vez, se acrecienta el despilfarro de alimentos, como denunciaba El Huffington Post. Sigue, más bien se acrecienta, la duda y se convierte en extremadamente cartesiana: ¿Somos una especie colaborativa?

La educación es algo así como recorrer un camino largo, con atajos y circunvalaciones que uno mismo se marca

Publicado el

Debemos preguntarnos cual es el propósito de un sistema educativo, para saber si estamos de acuerdo o no en lo que hacemos. Quizás es mostrar a la gente cómo aprender por sí mismos, para saber usarlo, para encontrar algo nuevo en lo que crecer. Quizás es encaminar a los alumnos hacia la investigación creativa antes que entrenarlos para pasar exámenes; impulsarlos hacia los desafíos en sus aprendizajes antes que adiestrarlos en la memorización de contenidos estancos, esos que repite la gente formateada. ¿Cómo han sido y son las escuelas? Un momento de atención para repensar los modelos, para reconocer si lo bueno de la educación está en el camino, y no en la meta. Ya nos lo propuso Chomsky hace años y nosotros sin querer enterarnos. ¡Cada vez da más pereza pensar!

El inodoro lo traga todo, en los cuartos de baño donde no hay contenedor de residuos ni con(s)ciencia ecológica

Publicado el

Cual si creyésemos aquello que dijo Ramón Gómez de la Serna “Demasiada taza para tan poco chocolate” usamos el inodoro para eliminar todas las inmundicias. Las toallitas húmedas, que portan en su envase el equívoco mensaje de que se pueden “liberar” al inodoro, son el peor enemigo de los sistemas de depuración de aguas de las ciudades. Hogares verdes lo ha titulado acertadamente “la limpieza más sucia”. EurEu, la asociación que agrupa a las empresas de abastecimientos y saneamiento de 27 países europeos, por tanto muy interesados en hacer negocio, sostiene que la eliminación de estos residuos supone entre 500 y 1.000 millones de euros anuales. Su informe “Los retretes no son una papelera” lo explica suficientemente bien. Sigan leyendo “El monstruo que atasca las cloacas”, el interesante artículo de “El País” recientemente publicado. ¡Salud!

Tan contaminados nos cultivan que hasta nos están cambiando el sistema hormonal. ¡Quién dijo miedo! ¡Mutemos a lo desconocido!

Publicado el

Los contaminantes hormonales son sustancias que están alterando el sistema hormonal de personas y animales. Pueden provocar efectos adversos para la salud. Esos “disruptores endocrinos” (EDC en sus siglas en inglés) están relacionados con importantes enfermedades cuya incidencia está aumentando en todo el mundo. Dentro de las que se ha establecido ya la relación están ciertos tipos de cáncer (mama, testículo, próstata, etc.), también problemas de salud diversos (fertilidad, obesidad, diabetes, trastornos neurológicos, etc.). Tan serio es el problema que se avecina para el medio ambiente y las personas por estas prácticas que la OMS y el PNUMA de la ONU han alertado a los gobiernos para abordar este problema. Ecologistas en Acción, siempre atentos a nuestra contaminación ambiental, han puesto en marcha Libres de contaminantes hormonales para informar sobre esas sustancias que dañan el sistema hormonal. Mientras la Comisión Europea bloquea esas sustancias, aquí el Gobierno padece ceguera “disruptora”. No es el único caso. Enterémonos de qué va esto. El saber no ocupa lugar, aunque a veces nos cause preocupación.

 

Si miras al otro y dices ¡Adelante!, alguien -quizás tú mismo- ha capturado una volátil esperanza en el laberinto de la ilusión

Publicado el

Si te pasa eso enseguida escuchas la llamada de una ONG, en este caso Unicef, que informa en tiempo real de pequeños proyectos que cambian vidas; hasta han diseñado un mapa interactivo para demostrar que aún es posible laminar la desigualdad con auxilio de las nuevas tecnologías. Hay que creer en algo cada día, porque si no la vida es muy achuchada. Pensar en los demás ayuda, más todavía si te cuentan que renació la esperanza en un lugar habitado por personas a las que les faltan muchas cosas materiales, por muy recóndito que sea. Queda mucho para acabar con la podredumbre de nuestros olvidos, pero no por eso debemos volver la cara. ¿Te animas?

La investigación en España sobrevive en un mundo de ficción. ¡Qué supuesto justifica semejante atropello social!

Publicado el

Axioma no discutible en todo el mundo, comprobado por los hechos: Quien no investiga no progresa. Pese a ello, el Gobierno de España deja sin financiación proyectos de investigación por defectos de forma en el CV, alguno por tener una página de más. Bien que existan unas mismas pautas para todos, pero cuando la norma ahoga a los principios es que algo ha fallado. No se ha admitido ni la reposición del defecto. Este desajuste gubernativo sobre la investigación hace que se renueven tiempos pasados. Dejemos el futuro para más tarde; hay tiempo. ¡Que investiguen otros! Valdría la frase, similar a aquella polémica de Miguel de Unamuno. Hay quien asegura que la ciencia en España ha retrocedido una década.

Jugar a los dados con la educación pública resquebraja el futuro. Siempre ganan los hábiles, o los que saben hacer trucos

Publicado el

Dicen que la competencia es buena, que permite satisfacer las apetencias al dar la posibilidad de elegir. Pero esas reglas de mercado tienen sus excepciones cuando se aplican a los servicios públicos, a la educación por ejemplo. Ahora ha surgido el caso de las especialidades de Magisterio en la Universidad San Jorge, antes fueron los estudios universitarios 3+2, a la vez que los colegios concertados autorizados sin poner la primera piedra. En el primer caso, se incentiva una especialidad que compite en ventaja con los centros de Huesca y Teruel, que se sostienen con dineros públicos. Antes se decía que los estudiantes universitarios eran un valor añadido para estas dos capitales, que la descentralización universitaria se hacía para potenciar las especialidades ligadas al lugar. Curioso argumento el del bilingüismo para aprobar los nuevos grados en la Universidad San Jorge; potencien lo mismo en la pública y todos saldremos ganando.

El mensaje educativo de la administración recorre laberintos, se despista en recovecos o se lanza por atajos para conseguir ocultar la evidencia

Publicado el

Pocos se atreven a cuestionar el despiste -¿intencionado?- educativo de nuestros gobernantes. No es algo nuevo, llevamos así varias décadas, aunque los de ahora se superan. Uno se queda asombrado y perplejo cuando la quieren vender lo que no existe, negar lo que la mayoría vemos: parece que algo cambia para asegurar que todo permanece. Ahora, nuevos programas con menos profesores, nuevos currículos que añaden diversas dudas metodológicas. Eso sí, muy evaluados. Con eso solamente consiguen que disminuya la falta de consideración y respeto hacia la educación. Tales maniobras podríamos elevarlas a la categoría esperpéntica de “una simulación de la educación en diferido”, porque nunca llega a su destino. ¿Se nos olvidó cuál era? Se irán y vendrán otros a continuar la tarea no emprendida: reconocer que el sistema educativo necesita una reformulación total. Hacen falta unos profesores bien formados, críticos con la tarea, potenciadores de su función, arropados por un estilo pedagógico diferente. Son necesarios unos centros educativos… De los currículos mejor hablar poco en voz alta. ¿Para cuándo la esperanza?

Una sociedad arruinada por la permanente especulación de algunos. Aunque a veces la vida sonríe tímidamente

Publicado el

Algunos emprendieron la lucha contra el vicio de fumar, de hacer fumar a los demás. Muchas vidas les han dado ya las gracias, otros no lo lograron –el tabaco es responsable de la muerte de uno de cada diez adultos-. Todavía quedan incrédulos, ¿en los gobiernos?, porque la nueva ley antitabaco de la UE que debe entrar en vigor nace bastante descafeinada. Otros hablan de maniobras especulativas de las empresas del ramo –expertas en la explotación de la mentira para ocultar los peligros del tabaco que conocen hace muchos años- ante quienes debían decidir. Pese a ellos, algo se reducen las muertes por tabaquismo. Los diez años del Convenio Marco para el Control del Tabaco de la OMS (FCTC) han servido para hacernos ver que otra vida sin tanto humo es posible.

Otra profecía de Newton que puede convertirse en somera posibilidad: el fin del mundo será en 2060 (sic)

Publicado el

Andaba Newton enfrascado en la lectura del profeta Daniel, allá por el año 1704,  cuando le dio por hacer números sobre lo que iba a durar la vida en la Tierra y se quedó en el 1.260. Sumado a los 800 años de la coronación de Carlomagno encontró la fecha del fin del mundo: 2060. No había leído  “12 Risks That Threaten Human Civilisation”, de la Fundación Retos Globales. No tendría seguridad, ahora lo sabemos perfectamente, que la mayoría de esos 12 peligros han nacido en el seno de la civilización humana. Tampoco había conocido la energía nuclear de hoy, o nuestro cambio climático, o las otras catástrofes socioecológicas pero seguro que sospecharía la posibilidad del choque de algún asteroide o la mala gobernanza mundial. En fin, que pensaría que sería algo así como el “Apocalipsis” pero a lo bestia, o a lo callado, o no del todo. ¡A ver qué pasa!

Reloj que desde dentro marcas las horas para decir despacio, disfruta de la vida, dedica un tiempo a ser tú mismo, … y en algunas ocasiones ¡basta!

Publicado el

Dicen los expertos que un horario laboral acompasado al reloj biológico es beneficioso para la salud. Mientras tanto, en España, se madruga, se trabaja hasta altas horas, madres y padres hurtan tiempo a sus hijos para cumplir horarios laborales propios de la esquizofrenia. Se van a dormir cuando los búhos ya disfrutan de su jornada. La sociedad avanzada retrocede hacia el desempleo del tiempo, porque vive encorrida en una realidad que desvive. El jet lag social se universaliza y llega a los niños que duermen menos de lo que necesitan. Cuando uno envejece, el reloj circadiano funciona peor y los problemas del sueño aumentan. ¡Vaya castigo! Hasta dicen que los conductores alondra, los más acompasados al ritmo de la luz, lo hacen mejor que los otros.