Ecología

image_pdfimage_print

Mientras los GEI van y vienen colgados en la aérea interconexión multiturística y exótica, la OMS avisa de que la vida de nuestros hijos y nietos empeorará

Publicado el

Cada vez más vuelos, para más gente que ve en los desplazamientos a lugares lejanos uno de los anhelos existenciales, bien vendidos por las agencias turísticas o por los programas televisivos. El turismo largo –parece que quién no ha viajado a distancia de 10 000 no puede contar nada- gana la batalla al desplazamiento corto, según demuestran la Agencia Europea del Medio Ambiente (EEA por sus siglas en inglés) y la EASA (European Union Aviation Safety Agency). Lo exótico triunfa de tal forma que mucha gente “disfruta” de un lugar pintoresco en lo social y ambiental, puede enviar centenares de fotos por whatsapp para dar envidia- pero a la vez que desconoce los maravillosos enclaves que tiene a unos kilómetros de su casa o los que puede disfrutar sin moverse de su país –sus fotos no llaman tanto la atención-. Ahora mismo, se habla de la “España vaciada”, la gran desconocida para la mayoría de los españoles que no viven en ella. Merece la pena acercarse a valorar a sus gentes, a disfrutar de los enclaves que atesora; así disminuirá el tráfico de los millones de aviones que surcan nuestros cielos y aumentan casi un 5 % las emisiones de dióxido de carbono. Tomen nota: Ryan Air ya figura entre los diez mayores contaminantes del mundo, y otras líneas aéreas no están muy lejos. Urge un nuevo cambio de tendencias si de verdad queremos amortiguar el cambio climático; los gobiernos europeos deben poner restricciones.

PUBLICIDAD GRATUITA: ¡Consuma turismo lento, de proximidad, de temporada multiforme y disfrute de cada minuto! Es una forma de rellenar la España vaciada, si nos apura la Europa vaciada.

HELP: Dicen que se acaban de medir las mayores concentraciones de CO2 jamás conocidas. También que la OMS, en palabras de su directora de Salud Pública y Determinantes Ambientales y Sociales de la Salud, avisa de que Es probable que nuestros hijos vivan menos que nosotros.

Resaca electoral vista en clave de sostenibilidad: pactos para la Agenda 2030

Publicado el

Los resultados electorales en España hablan de vencedores y perdedores, que hay que analizar en clave política, pero también atendiendo al bien social que unos y otros partidos decían perseguir. Es tiempo de poner en marcha alianzas para restañar heridas sociales: para programar la vida futura en clave de sostenibilidad; para ayudar a otros países a que se acerquen a los ODS; para coordinar esfuerzos e iniciativas entre administraciones; para rescatar aquello que dice que la sociedad del futuro será mejor que la presente; para dedicar un continuado esfuerzo económico a mejorar la vida de los más vulnerables; para entender que salud, educación y trabajo digno para la mayor parte de la gente es lo que dignifica a la acción política; para recuperar una parte del medioambiente deteriorado; para verdear de verdad la economía depredadora; para poner freno al desbocado consumismo; para reflexionar sobre el cambio climático y cómo detener una parte de sus efectos, y un largo etcétera. Ahora que vendrán pactos post electorales, inevitables para organizar la gobernabilidad de España, recomendamos que los políticos –antes de las elecciones estaban por la labor– tengan delante los ODS (Objetivos de Desarrollo Sostenible) y acuerden unos mínimos cauces para viajar hacia las Agendas 2030, para que los objetivos y metas “transversalicen” toda la acción política, que por definición debería ser social, como propone la plataforma ciudadana Futuro en común. También pedimos a los medios de comunicación que les pregunten por estas temáticas, no sobre qué cromos se van a intercambiar. Ese sentido de sostenibilidad es uno de los primeros cometidos transformadores del cambio de modelo, inexcusable en este día 1 de mayo en el que la gente que trabaja, o no, reivindica un premio a su esfuerzo. No lo olviden: mañana gobernarán unos u otros; la multiforme sociedad estará ahí siempre, pendiente del medioambiente que ayuda a gestionar.

Greenpeace analiza la perspectiva ambiental de los programas electorales de los partidos españoles

Publicado el

Coincidiendo con el Día de la Tierra, la organización ecologista Greenpeace analiza el grado de preocupación y compromiso ambiental de los programas electorales de los cinco grandes partidos que concurren a la representación de los españoles. En general, suspende a todos como proyecto, aunque en algunos casos pone buena nota y afirma que estas en el buen camino en algunos aspectos. Por si este puede ser un criterio para elegir a quién vota, aquí tiene el enlace al trabajo de análisis. Léanlo despacio y reflexionen con lo que saben o piensan que es necesario para llevar a cabo la tan necesaria transición ecológica y social que debemos emprender entre todas instituciones y personas. Otras organizaciones ecologistas también suspenden los olvidos ambientales en los programas electorales; algunos artículos ven algo positivo en la transversal visión que presentan, aunque el cambio climático estuvo ausente en las peroratas de los presidenciables. ¿Se imaginan lo bien que nos iría un nuevo parlamento más verde en lo ambiental y social? Hace tanta falta que hay que ir a votar por el menos alejado de los postulados ecosociales.

Paradojas del universo social: a pesar de que el asma infantil crece con la contaminación del aire, esta la incrementamos por todos los lados

Publicado el

¿Hasta dónde llegaremos sin darnos por aludidos? Algunas organizaciones supranacionales alertan de que la contaminación del aire que respiramos por óxidos de nitrógeno, azufre y carbono procedentes de las emisiones provocan el asma infantil; antes se decía que aumentaba las dolencias. La carga de enfermedad atribuible a la contaminación ambiental por NO2 no deja de aumentar, se calculan unos 4 millones de casos provocados; dicen que en Londres causa un tercio de los nuevos casos. No lo dicen solamente los ecologistas sino que estos se apoyan en investigaciones científicas como la publicada recientemente en The Lancet. Anoten las ciudades más agresivas en este aspecto: Lima, Perú (690 casos por año); Shanghai, China (650); Bogotá, Colombia (580); Beijing, China (560); y Toronto, Canadá (550,), pero la lista es muy larga. No se pierdan los gráficos explicativos que aporta la investigación. ¿A qué esperan la OMS y las autoridades nacionales para dictar políticas más restrictivas? Ganarían en salud, protegerían su medioambiente y se ahorrarían mucho dinero en asistencia sanitaria; y sus ciudadanos serían más felices porque su vida sería más saludable. Por cierto, no dejen de leer Las chimeneas del CO2 en La Vanguardia.

¿Y si el camino más apropiado hacia la sostenibilidad planetaria fuese la multiforme educación?

Publicado el

Para que el Día de la Tierra sea eterno:

Caminar hacia el planeta deseado.

Hay mucha gente a la que le preocupa el futuro del planeta. Seguro que son conscientes de que, mal que nos pese, siempre será imperfecto, pues está marcado por las incertidumbres. Estas las provocan sucesos diversos. Unos le son propios, procedentes del medio natural en forma de dinámica atmosférica, pulsiones geológicas y muestras de biodiversidad, y sus interconexiones en ritmo rápido o lento. Otros vienen de la apropiación social y económica que la humanidad ha construido a partir de su uso: de un lado, la práctica antropocéntrica, que entendió que todo estaba a su servicio; de otro, el hecho de que el medioambiente se ha convertido en un espacio político multivariable y cambiante, que se mejora o debilita con acciones u olvidos tóxicos, con tendencias de moralidad o presiones económicas bajo la forma de crecimiento.

Seguir leyendo en Planeta futuro de El País

La huella ecológica humana pisotea el planeta. Calcule su impacto personal y actúe en consecuencia

Publicado el

Como cada año, el 22 de abril se nos recuerda, en el Día de la Tierra, el elevado impacto que provocamos en el complejo sistema que da forma variabilidad y complejidad al planeta, la casa común sujeta a peligros crecientes. Nos imaginamos que cada persona poco hace en el entramado global; es una forma de dar la espalda a la realidad y esquivar nuestras responsabilidades. No se trata de reñir a nadie sino de recordar, un día más de un año más, lo que ocurre en cada momento es consecuencia de la acción antrópica fundamentalmente, aunque sepamos que el azar y las dinámicas propias del planeta también cuentan. En Global Footprint Network puede enterarse de cuántas tierras se necesitarían si todas las personas viviéramos como lo hacen los habitantes de un país concreto, en qué día nosotros mismo consumimos la parte ecológica de todo el año y muchas más cosas. Celebre como la Tierra merece su día, regálele un poco de su tiempo e intereses y piensen en el lema que la campaña propone: “Imaginamos un mundo en el que todos prosperen dentro de las posibilidades de nuestro planeta”. 

SÍ, al placer de beber agua del grifo, cargada de calidad

Publicado el

Las organizaciones ecologistas vienen luchando desde hace tiempo porque termine la moda consumista de beber agua embotellada. Alertan de que es innecesaria, ecológicamente inviable y un despilfarro económico, además de un engaño a los consumidores en algunas ocasiones. Defienden que disfrutar de la bebida de agua de grifo de calidad es posible, deseable, ecológicamente responsable y mucho más barato. Hace unos meses la Unión Europea manifestó su interés en adaptar su normativa para impulsar el uso de agua del grifo; hace unos días, el Parlamento Europeo se ha posicionado en el mismo sentido. Lean este artículo publicado recientemente en el periódico El País y fomenten en casa su consumo. Únanse a campañas como #PideJarradeAgua, de la OCU cuando coman o beban en bares y restaurantes. Reclamen al ayuntamiento de su localidad que el agua que le llevan a su casa sea de calidad; algunas veces no sucede así. Ah, y consuman solamente la necesaria.

Por cierto, ¿quieren conocer la calidad del agua que beben y muchas más cosas de España y del mundo? Pinchen aquí

La salud planetaria se asegura con dietas personales acordes

Publicado el

Mucha gente no se da cuenta, pero las dietas humanas están totalmente vinculadas con la sostenibilidad ambiental. Es indudable que el incremento de la producción de alimentos en los últimos 50 años ha contribuido a mejorar la reducción del hambre severa y la esperanza de vida pero también ha generado cambios de dieta planetaria poco saludables. Las tradicionales –basadas más en alimentos de origen vegetal– han cambiado hacia un “modelo alimentario de estilo occidental” –un alto consumo de calorías, alimentos altamente procesados, bastantes azúcares añadidos, sodio y grasas no saludables– procedentes de altas cantidades de productos animales, con los consabidos peajes ambientales que supone; en ellos, el gran incremento de productos utilizados en la ganadería intensiva para hacerla económicamente rentable, que después dañan el planeta y nuestra salud. Por otro lado, no se está priorizando el consumo de alimentos vegetales de temporada y de agricultura de cercanía. Así el planeta sufre trastornos en su salud, que nunca será perfecta porque la entropía siempre está presente.

Todo esto está teniendo sus impactos en la salud humana, a escala personal y colectiva, con elevados gastos sanitarios, pero también es insostenible a escala ambiental. La producción actual de alimentos ya está impulsando el cambio climático, la pérdida de biodiversidad, la contaminación y demasiados cambios drásticos en los usos del suelo y el agua.

Seguir leyendo en Ecoescuela abierta de El Diario de la Educación.

En España se abre paso la energía social, no discriminatoria

Publicado el

Algo se mueve en la generación y consumo de energía en España, tras tantos años de oscurantismo, de dejadez, de desigualdades y maltrato a los más pobres. El viernes pasado se aprobaba la Estrategia Nacional contra la Pobreza Energética, para que no quede ni un hogar sin energía, que es lo que viene intentando Ecodes desde hace un tiempo. hace unos meses el Gobierno ya había eliminado el llamado “impuesto al sol” por el que se grababa el autoconsumo de la energía generada de forma particular, un desatino que se arrastraba desde que un ministro se empeñó en favorecer de forma contundente a las grandes compañías del sector. La energía da nuevos impulsos, más lógicos y solidarios, en España. Se apoya en el uso de las renovables, para hacer una transición energética justa, comprometida con las generaciones futuras. Todavía falta; habrá que estar atentos a su desarrollo. ¡Qué el impulso energético del actual Ministerio de Transición Ecológica no se detenga!

Es urgente desarrollar una Educación para la Sostenibilidad que genere compromisos participativos

Publicado el

Han transcurrido 20 años desde que se publicó el Libro Blanco de la Educación en España, un trabajo colectivo de búsqueda y de pensamiento acerca de qué hacer para sintonizar nuestras acciones educativas a la salvaguarda del medioambiente en las mejores condiciones. Ahora REDS (Red Española de Desarrollo Sostenible) y el Ministerio de Transición Ecológica impulsan la publicación de Hacia una Educación para la Sostenibilidad. 20 años después del Libro Blanco de la Educación Ambiental, que ayer se presentó en la Universidad Autónoma de MadridSe trata de un compendio de visiones retrospectivas, una expresión de necesidades y deseos, una formulación de propuestas para avanzar en la imprescindible y urgente tarea de repensar nuestras relaciones e impactos en el medio ambiente, en la articulación de acciones educativas para fomentar en toda la población una cultura de la sostenibilidad. Nos atañe a todas personas, las que tenemos cerca y lejos (familias, administración, empresas, medios de comunicación, etc.), ahora y para siempre. Debemos empezar ya, mañana puede ser tarde. Identifiquen sus relaciones cotidianas con el medioambiente e implíquense en nuevos aprendizajes y cambios sociales. El reto es colectivo: para quienes piensan, sueñan, proyectan futuro, o simplemente quieren vivir. Las generaciones futuras se lo agradecerán.

Chequeo al papel ambiental del papel en la escuela

Publicado el

Hubo quien afirmó hace unos años que la llegada de la informática a las escuelas iba a suponer una auténtica revolución en el uso del papel: menos fotocopias y cuadernos junto con la paulatina desaparición de los libros de texto tal como los conocíamos hasta entonces. Pero la experiencia nos ha demostrado que no ha sido así, hasta el punto de que en la entrada de todas escuelas habría que colgar un cartel que dijese: STOP a las fotocopias y al derroche de papel.

Sucede que, desde la educación infantil hasta la universidad –aunque ahora esta esté plagada de archivos en la nube-, las fotocopias son el medio más utilizado para animar o retener aprendizajes, al menos en los países ricos. Los costes ambientales que esta moda supone son enormes: papel virgen más o menos clorado procedente de bosques bien o mal gestionados, lixiviados más o menos controlados, emisiones más grandes o pequeñas, energía de todo tipo, transportes desde los centros de producción más bien largos, y más cosas como los residuos del tóner y similares. Además, los cuadernos que atiborran las mochilas se utilizan mal, quedan en blanco cientos de hojas. Por eso, el papel es un buen material para hablar de medioambiente y escuela, pues su uso tiene un elevado papel ambiental.

Seguir leyendo en El Diario de la Educación.

El Corte Inglés y Adolfo Domínguez se visten de verde. Bienvenidos a la CEESPI

Publicado el

Podría servir cualquier otra empresa; hemos elegido estas dos porque su campañas son más actuales, y por la carga mediática que tienen. De todos es conocido, bueno no, que cada español genera al año unos 20 kilos de residuos eléctricos y electrónicos (RAEE), cifra que ha crecido más del 15 % en los últimos 20 años. Pues nada, que el Corte Inglés nos anuncia que gestiona más del 8 % de esos residuos, lo cual, en principio, tiene su parte positiva pero…

Son muchas las empresas que se verdean, unas en broma y otras de verdad. Recientemente nos sorprendió que un icono de ropa, Adolfo Domínguez, lanzase su publicidad con el lemaPiensa. Luego compra, llamando la atención sobre el hecho de que “compremos un 60 % más de ropa que en el año 2000, pero la utilizamos la mitad de tiempo”. Otra candidata a pertenecer a la CEESPI (Confederación Empresarial de Ecologistas Suaves Poco Insurrectos). Aunque no me negarán que algo se mueve. Busquen por ahí y encuentren empresas que se lanzan a esta aventura. Frente a ellas, ¿se consideran consumidores y consumidoras críticos? El tema da para muchas conversaciones en casa o con las amistades.

Sobre este asunto nos viene a la memoria “El olivo”, la película en la cual Icíar Bollaín critica la pretensión de teñirse de verde de las empresas, en este caso una gran eléctrica colocó un olivo centenario –robado al territorio que le dio sustento eterno- en el hall de su sede.

NOTA SIN MALA INTENCIÓN: Mientras El País nos informa mucho y bien de cantidad de problemas y acciones ambientales, edita los sábados un magacín ultracoloreado y voluminoso que es, a primera vista, un atentado al buen uso del papel. Nos barruntamos que en muchas ocasiones acabará directamente en la basura, en el mejor de los casos en el contenedor azul, consejo que podría incluir en su publicidad.

Pesticidas hasta en la sopa juliana, y no es un chiste fácil

Publicado el

Hace unos días, varias organizaciones ecologistas volvieron a insistir en que los pesticidas apestan la vida de las plantas -de la biodiversidad que lleva conexa- y la nuestra. Fue en el marco de la Semana sin pesticidas, que se hace coincidir con la entrada de primavera. El asunto es tan grave que sorprende la lentitud de la UE y de los sucesivos gobiernos de España para encarar soluciones. Sepan que España es líder europeo en el consumo, dudoso honor, debido a los incrementos medios de un 5% anual desde 2011. Aparte del impacto en la vida silvestre, de la biodiversidad aniquilada, los ríos y nuestra comida ya lo notan. Todo este manejo tóxico se hace en aras de “mejorar” las producciones agrarias y “rentabilizar” el trabajo/la vida de la gente del campo. La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que casi un 20 % de los 12 millones de casos de cáncer que se diagnostican cada año en el mundo pueden atribuirse a las ir a exposiciones ambientales. ¿De verdad hacen falta tantos, no hay alternativa a los tan peligrosos? Algo estamos haciendo mal. La gente de Ecologistas en Acción nos detalla más cosas; no se lo pierdan y comiencen a exigir un mundo libre de pesticidas. Un recuerdo especial para las ONG como Greenpeace que llevan tanto tiempo dando la batalla contra el glifosato de Monsanto, acorralado en los tribunales pero que todavía dará mucho mal. 

El desperdicio alimentario manda en nuestras vidas y condiciona la del planeta

Publicado el

Las escuelas miran a menudo al planeta para entenderlo, estudian a la sociedad porque ellas mismas forman parte importante de la vida colectiva. En realidad, son un reflejo de ambos mundos, ¿o se ven reflejadas en ellos? Su ámbito de influencia llega tanto a quienes las transitan cada día como para las familias que mantienen alguna relación con ellas. Por eso deben preparar al alumnado para entender lo que significa vivir el presente, para desentrañar cómo cada cual de manera individual y el conjunto de la sociedad gestionan sus modos de ser, utilizan los recursos del planeta y conviven en un mundo cada vez más complejo; todo para posicionarse, siempre tras un razonamiento crítico.

La FAO afirma que hay muchos alimentos seguros y nutritivos que están inicialmente destinados al consumo humano que son desechados o utilizados de forma alternativa (no alimentaria) a lo largo de las cadenas de suministro; merece la pena leer, aunque este informe sea de hace unos años, Pérdida y desperdicio de alimentos en el mundo.

Seguir leyendo en El Diario de la Educación

“Mierda pa todos”, el planeta y la gente; es lo que demuestra la ONU y algunos impertinentes venimos diciendo hace tiempo

Publicado el

GEO-6 es el informe que hace la ONU para describir el estado actual del medioambiente, para identificar las tendencias ambientales futuras; en él también analiza la efectividad de las políticas que han puesto en marcha, o no, los países. En el de este año echa la bronca a los gobernantes; les recuerda lo mucho que pueden hacer por allanar el camino hacia un desarrollo –que no crecimiento- mucho más sostenible. También les dice que es imprescindible una serie de actuaciones urgentes que mejoren la salud del planeta –que lo están dejando enmerdado- y de las personas que en él habitan –que las tienen abandonadas-. Lo están haciendo fatal en el cumplimiento de los objetivos ambientales, en la lucha contra el cambio climático, en la contaminación del aire, biodiversidad, océanos, etc. Tienen delante los ODS y no los ven. Todo esto lleva a preguntarnos ¿qué significa ser gobernante local, nacional o mundial? Continúen ustedes.

Por cierto, dicen que mañana es La Hora del Planeta. Apúntese a algo, pero que sea un gesto con compromiso.