Entender los conceptos

Los conceptos escolares tienen una parte importante de abstracción. Lo es encontrar algunas características que relacione un conjunto de hechos, objetos, seres, situaciones, etc. Porque entender, más todavía aprender, el concepto de ciudad o mamífero a diferentes edades, por poner solo dos ejemplos, requiere altos niveles de comprensión. No es suficiente con definir su significado más o menos acertadamente, sino utilizarlo para interpretar alguna situación. Se entenderá una ciudad cuando el alumnado sea capaz de situar hechos, objetos, momentos, relaciones, fenómenos, etc., dentro de ella y con el exterior; o colocar esta en un relato más o menos largo y elaborado. Mientras que el segundo se domina cuando se puede hablar de las características de los mamíferos por sí mismos o comparándolas con otros seres vivos, se logran expresar sensaciones u opiniones personales o sociales con respecto a ellos, se habla de su papel en la naturaleza o en la vida, etc.

En casi todos los casos, la comprensión de los conceptos –siempre abiertos, inacabados y con distintivos especiales para quien los percibe- va más allá de la reproducción de enunciados más o menos literales. Para aprenderlos, comprenderlos o elaborarlos, se requieren estrategias y actividades que promuevan una diligencia mental suficiente, estén secuencias con progresión y se desarrollen con dedicación suficiente; mejor si los escolares encuentran una finalidad a sus aprendizajes.

Un simple rastreo por cualquier área de Primaria -pongamos en Ciencias Sociales en ámbitos de desarrollo personal como vivir en sociedad o en el mundo, en principio más atractivos- nos permite encontrar demasiados conceptos complejos, ya en 1º; incluso a veces esos son los mismos en 6º. Elijan cualquiera de ellos y comprueben si la mayoría de los chicos y chicas puede aprenderlos o no. Piensen en el tiempo que habría que dedicar a cada uno. Todos necesitarán algo complementario a las actividades que aportan los libros de texto; en Secundaria, para la misma materia es casi imposible.

  • Publicado en Heraldo escolar, pág. 6 el 5 de abril de 2017.
image_pdf