Instruimos o educamos

La escuela viva es siempre un escenario de búsqueda, no ya de soluciones sino de caminos. Sabedora de su importancia, acaso también de sus limitaciones, cada cierto tiempo se pregunta hacia dónde va, o cuál es su razón de ser. Este sentir se concreta de formas diversas, en momentos más o menos lúcidos, en etapas satisfactorias o desfavorables. Un día a alguien se le ocurre plantear a sus compañeros/as preguntas de dudosa resolución: ¿Cuánto tiempo dedicamos al aprendizaje instructivo y qué momentos reservamos para educar? ¿Existen unas materias más favorables para una función y algunas se prestan más para la otra? Alguien se añade a semejante ejercicio reflexivo defendiendo extremos o intermedios entre instrucción y educación escolar; nunca falta quien propone un peso diferente de las dos dimensiones según cursos, y da ideas para su progresividad. En la conversación se apunta si acaso no es cierto que las notas que otorgamos al alumnado están fundamentadas en su mayor parte en el dominio de saberes, y menos en atributos que indicarían que hemos sabido educar. No falta quien critica los currículos cargadísimos en todas las materias –marcadamente instructivos- lo que apenas deja tiempo para incentivar esa educación más compleja, que prepararía para posicionamientos personales sobre asuntos clave en la vida, escolar o no.

A pesar de que hace un par de décadas Fernando Savater tachaba la contraposición de obsoleta y muy engañosa en “El valor de educar”, todavía en nuestros centros se prioriza la instrucción porque se estima que es una parte ineludible en la formación civilizadora, que busca dar inmediata aplicabilidad a lo que se trabaja/aprende, aunque el espíritu de las leyes –que no sus desarrollos curriculares- preconice la educación global. Nos tememos que el dilema no está cerrado. Sugerimos leer “Creer en la educación” en donde, entre otras cosas interesantes, Victoria Camps dice que “no es posible educar sin enseñar, aunque es muy posible enseñar sin, a la vez, educar”, para seguir animando el debate.

  • Publicado en Heraldo escolar, pág. 6, el 8 de marzo de 2017.
image_pdf