Competencias básicas

Cuesta bastante escribir de lo importante porque bastantes veces coincide con que es un poco intangible. Pasa en la vida cotidiana con el afecto, la solidaridad, etc., y el conjunto de valores que nos mueven. Algo así nos sucede con las competencias. La misma palabra ya tiene su carga conceptual. En educación se entiende, más o menos, como la aptitud o la capacidad de llevar a cabo una tarea escolar con éxito. Pero como el éxito también se valora, se mide, convierte lo intangible en magnitud, lo cual entraña sus riesgos.

Aunque ya se hablaba de competencias hace mucho tiempo, y los maestros debieron realizar maniobras de ajuste de sus postulados didácticos (algunos rellenaron exhaustivas rejillas para la inspección educativa), parece que es ahora cuando van a resultar determinantes. Se les llama básicas, si bien algunas no lo son tanto si atendemos a su complejidad y nivel de abstracción que proponen. Sí que la mayoría son claves en el sentido de que abren puertas al desarrollo de las capacidades, otras como el espíritu emprendedor no tanto, al menos en Primaria.

Se entiende que deberían tener un sentido finalista que solo se consigue en conjunto al cabo de toda la educación obligatoria. Sin embargo, la desaparición de los ciclos en Educación Primaria obliga a testearlas tras cada curso escolar, pero se hace evaluando contenidos, que además ponen barreras en la promoción de los escolares. Difícil encaje a no ser que se piense, como hacen muchos profesores y por lo que se ve no les falta algo de razón, que cada una va asignada a un área concreta. Hará falta mucho entrenamiento en el profesorado, constancia en el alumnado y comprensión en las familias para hacer competentes a los alumnos. Porque es probable que las pruebas a las que se someterá al final de 3º y de 6º estén enfocadas al estilo competencial y los resultados pesarán para calibrar qué centros parecen idóneos y cuáles no. La complejidad en Secundaria todavía será mayor. Aun así habrá que intentarlo. Suerte.

  • Se publicó en el cuadernillo Heraldo escolar, pág. 6, el miércoles 21 de mayo de 2014.
image_pdf

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Ecos de Celtiberia