Debate incompleto

Pasó un curso más, rápido como todos. Toca hacer balance, al menos recordar lo que fue o pudo haber sido, en ese complejo periodo escolar que a nadie nos ha dejado indiferente. Aquí hemos propuesto, para animar la búsqueda de argumentos en nuestro colegios e institutos, reflexiones variadas: sobre metodología en general y las novedades de la Lomce en este asunto, cuestiones de organización escolar, el alcance y los modelos de las evaluaciones, ánimos para que el profesorado prosiga con interés su tarea y, sobre todo, hemos intentado abrir debates sobre qué significa aprender y cuáles pueden ser los formatos más adecuados para lograrlo. Nos congratula que bastante gente nos lea, sabemos que nuestros mensajes se mueven por la red, pero desconocemos si hemos ayudado a la reflexión colectiva. Porque pensamos que para debatir hay que mostrar a otros las opiniones de tal forma que quienes las escuchan las puedan contrastar o contradecir. Con varios posicionamientos sobre un mismo tema se abren las posibilidades de comprensión, y no se dificultan los necesarios acuerdos para poner en marcha las iniciativas. Hubiésemos deseado recibir más opiniones sobre los temas propuestos, pero sabemos que el profesorado vive agobiado por las crecientes tareas que se le encomiendan.

La escuela no pasa por su mejor momento, pero las crisis también pueden ser positivas. Podemos aprovecharlas para crecer, para creer en la tarea sublime que la sociedad nos ha encomendado. Porque pocos dudamos que el sistema educativo precisa un cambio estructural. Por diversas razones, la escuela ha trabajado durante este curso con prisas, sin madurar ni debatir sobre los cambios que traía la Lomce, sin recorrer caminos reflexivos. Seguro que habría cosas positivas que no hemos visto del todo, pero las formas solamente han provocado muchas quejas hacia la administración, bastantes menos procesos reflexivos.

Habrá que seguir debatiendo para saber para qué educamos y cómo, porque la educación obligatoria es uno de los más importantes estímulos sociales. Pero solo se hace camino al andar. Ya lo dijo el poeta.

* Publicado en Heraldo escolar el 10 de junio de 2015.

image_pdf

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Ecos de Celtiberia