Se inventarán ríos nuevos, limarán montañas. ¡Qué osados! Diría Averroes si los viera.

Publicado el

image_pdfimage_print

La natural preocupación de los afectados por la últimas inundaciones y nevadas ha llevado a los políticos aragoneses a afirmaciones ciertamente esperpénticas. La remodelación integral de un gran río de régimen mediterráneo es técnicamente imposible, jurídicamente cuestionable, económicamente un despilfarro y ecológicamente una auténtica barbaridad. Caben otras soluciones parciales, sin olvidar que donde hay ríos siempre habrá inundaciones. La naturaleza hablará, por más que el género humano no la escuche. Lo hubiera dicho Víctor Hugo de haber estado entre nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ecos de Celtiberia