Coincidiendo con el día de la Educación Ambiental, las escuelas se hacen ecosociales

Publicado el

image_pdfimage_print

EL 26 DE ENERO SE CELEBRA EL DÍA MUNDIAL DE LA EDUCACIÓN AMBIENTAL

La gente corriente tenemos cada vez más dificultades para entender el día a día. Imaginemos que queremos llevar a la escuela alguna noticia de contenido ecológico y social para un debate en clase. Elegiremos alguna que nos asombre, que afecte a todo el mundo o que traiga un asunto cercano. La escuela no trabaja suficientemente el hecho de que la mayor parte de las cuestiones de la vida (sobre todo las que evidencian la relación entre sociedad y medio ambiente), incluso las más sencillas, tienen enlaces con territorios, sociedades y futuros diversos o lejanos. La escuela, empezando por los administradores educativos, pasa bastante de la Educación Ambiental, o se limita a verdear un poco lo que hace.

Nos preguntamos de qué sirve si la escuela del año 2020 y sucesivos si no es mucho más ecosocial. ¡Y podría serlo con compromiso! Pongamos  en conocimiento del alumnado que el simple hecho de disponer de libros y cuadernos, encender una luz, llevar a nuestra boca un determinado producto, desplazarnos cerca o lejos para llegar a clase, o manejar un móvil, enlaza una malla de consecuencias ambientales y sociales múltiples; dialogar sobre estas cuestiones abre su percepción del mundo, que en estos tiempos no hace sino ensancharse.

El titular de este Chispazo quiere hacer una llamada a la ilusión escolar, en forma de Educación Ambiental para la Sostenibilidad…

Seguir leyendo en Ecoescuela abierta, de El Diario de la Educación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ecos de Celtiberia