A partir de hoy vivimos de rentas ambientales

Imaginemos que el mundo es una familia, difícil ya lo sabemos. La familia tiene sus ahorros. Son de todo tipo: económicos, sociales y ambientales. O sea, dineros, convivencia y recursos que toman forma de propiedades naturales. La experiencia les dice que han de vivir los 365 días del año con lo que generen en esos días. Últimamente no lo hacen, por lo que deben acudir a su hucha de recursos.  Esto les genera discusiones porque no todos los miembros de la familia ven la necesidad de ajustarse a los presupuestos de convivencia o económicos. Cada año adelantan la fecha del calendario en la que “se han comido” lo que entre todos y su entorno han podido generar, digamos también que lo que la Tierra pone a sus disposición pues ella también trabaja lo suyo y tenía su despensa más o menos llena. Lo que está claro es que su despensa va menguando.

Si el mundo fuese una familia, hoy 29 de julio habría acabado con lo que el sistema Tierra (aire, agua, suelo, biodiversidad, etc.) sería capaz de generar en 2019; en 2018 fue el 1 de agosto. Es lo que se llama “Eart Overshoot Day”, o si lo prefieren Día del Rebase de la Tierra, en una traducción libre pero contundente.  Luego a partir de ahora quitamos recursos no generados en el año. Estamos restando vida para el futuro.

Como todos los miembros de la familia global no son igual de derrochadores a la hora de vivir, algunos países acabaron con lo que la Tierra da hace muchos días. Anoten algunos. Los habitantes de la UE ya habíamos gastado lo nuestro el 10 de mayo, lo cual significa que necesitamos 2,8 Tierras cada año para vivir. Si quiere tener una información más detallada por países pinche aquí. Por cierto, ¿Sabía que usted, su ciudad y su país pueden retrasar la fecha? Infórmese.