Casi una quinta parte de las escuelas del mundo no disponen de agua potable

La cifra, que proviene de un informe de UNICEF y de la OMS, muestra severas restricciones a la vida de muchas personas; la vulnerabilidad destroza las expectativas de futuro en ambientes pobres. Además lleva detrás limitaciones sanitarias pues una parte de esas escuelas tampoco tienen wáter, por lo cual muchas familias impiden a sus niñas que vayan a la escuela, que reciban una buena parte de la educación que como derecho humano les pertenece.  Este asunto pone a las claras la dejadez global de quienes tienen poder en el mundo. Podría pensarse que el problema se resolverá en el año 2030, allí donde los países se han comprometido a mirar por el bienestar de las personas. Revisen los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS); miren la interdependencia de los señalados con los números 4 (Educación de calidad), 3 (Salud y bienestar), 6 (Agua limpia y saneamiento),  5 (Igualdad de género)… Seguro que aprecian su interdependencia. El problema no es nuevo, pero está sin resolver. Pregunten a sus hijos e hijas, en sus escuelas, qué piensan de todo esto , qué les supondría a ellos y ellas ir a una escuela sin váteres. Entérese de qué va el programa de UNICEF Wash in Scools.