Resaca electoral vista en clave de sostenibilidad: pactos para la Agenda 2030

Publicado el

image_pdfimage_print

Los resultados electorales en España hablan de vencedores y perdedores, que hay que analizar en clave política, pero también atendiendo al bien social que unos y otros partidos decían perseguir. Es tiempo de poner en marcha alianzas para restañar heridas sociales: para programar la vida futura en clave de sostenibilidad; para ayudar a otros países a que se acerquen a los ODS; para coordinar esfuerzos e iniciativas entre administraciones; para rescatar aquello que dice que la sociedad del futuro será mejor que la presente; para dedicar un continuado esfuerzo económico a mejorar la vida de los más vulnerables; para entender que salud, educación y trabajo digno para la mayor parte de la gente es lo que dignifica a la acción política; para recuperar una parte del medioambiente deteriorado; para verdear de verdad la economía depredadora; para poner freno al desbocado consumismo; para reflexionar sobre el cambio climático y cómo detener una parte de sus efectos, y un largo etcétera. Ahora que vendrán pactos post electorales, inevitables para organizar la gobernabilidad de España, recomendamos que los políticos –antes de las elecciones estaban por la labor– tengan delante los ODS (Objetivos de Desarrollo Sostenible) y acuerden unos mínimos cauces para viajar hacia las Agendas 2030, para que los objetivos y metas “transversalicen” toda la acción política, que por definición debería ser social, como propone la plataforma ciudadana Futuro en común. También pedimos a los medios de comunicación que les pregunten por estas temáticas, no sobre qué cromos se van a intercambiar. Ese sentido de sostenibilidad es uno de los primeros cometidos transformadores del cambio de modelo, inexcusable en este día 1 de mayo en el que la gente que trabaja, o no, reivindica un premio a su esfuerzo. No lo olviden: mañana gobernarán unos u otros; la multiforme sociedad estará ahí siempre, pendiente del medioambiente que ayuda a gestionar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ecos de Celtiberia