El poder transformador de la educación temprana no llega a 175 millones de niños y niñas

El horizonte 2030 nos avisa de que la educación debe cambiar y plantearse su acción transformadora. Debe hacerlo en particular en la primera infancia. Hay muchas investigaciones que corroboran la relación entre una completa formación en las primeras etapas de vida y una mejor preparación para afrontar los retos que las personas se encuentran posteriormente. Sin embargo, UNICEF denuncia que casi la mitad de los niños en edad preescolar, nada menos que 175 millones (siempre de países bajos o de familias pobres), “quedan rezagados en estos primeros años, por lo general nunca llegan a alcanzar a sus iguales, lo que perpetúa un ciclo de bajo rendimiento escolar y altas tasas de deserción que sigue perjudicando a los jóvenes en condiciones de vulnerabilidad”. Por eso recomienda que los países dediquen a la educación preescolar al menos el 10 % del presupuesto educativo. En España, se observa una atención de los partidos a la educación de 0 a 3 años, y un compromiso de hacerla posible y terminar con el olvido en el que ha estado sumida durante tanto tiempo. El tiempo nos demostrará la verdad de estas intenciones. Hay muchas más cosas que decir sobre la educación preescolar. Acérquense al blog del periódico El País.

P.D.: Ayer se celebraron elecciones generales en España. Los partidos “triunfadores” lo será cuando atiendan esta demanda social de universalizar la educación infantil, aquí y en forma de compromisos internacionales para que los pobres del mundo acumulen recursos educativos. Estaremos vigilantes pues hay que hacer realidad ya la Agenda 2030.