Paradojas del universo social: a pesar de que el asma infantil crece con la contaminación del aire, esta la incrementamos por todos los lados

Publicado el

image_pdfimage_print

¿Hasta dónde llegaremos sin darnos por aludidos? Algunas organizaciones supranacionales alertan de que la contaminación del aire que respiramos por óxidos de nitrógeno, azufre y carbono procedentes de las emisiones provocan el asma infantil; antes se decía que aumentaba las dolencias. La carga de enfermedad atribuible a la contaminación ambiental por NO2 no deja de aumentar, se calculan unos 4 millones de casos provocados; dicen que en Londres causa un tercio de los nuevos casos. No lo dicen solamente los ecologistas sino que estos se apoyan en investigaciones científicas como la publicada recientemente en The Lancet. Anoten las ciudades más agresivas en este aspecto: Lima, Perú (690 casos por año); Shanghai, China (650); Bogotá, Colombia (580); Beijing, China (560); y Toronto, Canadá (550,), pero la lista es muy larga. No se pierdan los gráficos explicativos que aporta la investigación. ¿A qué esperan la OMS y las autoridades nacionales para dictar políticas más restrictivas? Ganarían en salud, protegerían su medioambiente y se ahorrarían mucho dinero en asistencia sanitaria; y sus ciudadanos serían más felices porque su vida sería más saludable. Por cierto, no dejen de leer Las chimeneas del CO2 en La Vanguardia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ecos de Celtiberia