SÍ, al placer de beber agua del grifo, cargada de calidad

Las organizaciones ecologistas vienen luchando desde hace tiempo porque termine la moda consumista de beber agua embotellada. Alertan de que es innecesaria, ecológicamente inviable y un despilfarro económico, además de un engaño a los consumidores en algunas ocasiones. Defienden que disfrutar de la bebida de agua de grifo de calidad es posible, deseable, ecológicamente responsable y mucho más barato. Hace unos meses la Unión Europea manifestó su interés en adaptar su normativa para impulsar el uso de agua del grifo; hace unos días, el Parlamento Europeo se ha posicionado en el mismo sentido. Lean este artículo publicado recientemente en el periódico El País y fomenten en casa su consumo. Únanse a campañas como #PideJarradeAgua, de la OCU cuando coman o beban en bares y restaurantes. Reclamen al ayuntamiento de su localidad que el agua que le llevan a su casa sea de calidad; algunas veces no sucede así. Ah, y consuman solamente la necesaria.

Por cierto, ¿quieren conocer la calidad del agua que beben y muchas más cosas de España y del mundo? Pinchen aquí