Axioma naciente para compartir universalmente: los residuos no son basura

Por más que durante estas fechas navideñas falle con estrépito el axioma, créanlo de una vez: los residuos no son basura. En este asunto hay una clave previa: producir menos residuos ayuda a la gente a valorarlo y no falta quien deja de asimilarlos con basura; también puede generar menos en Navidad. Aunque las referencias sean antiguas, sirven para estas fechas. Lo llaman The circular Lab . ¿Qué habrá sucedido desde su creación hace un año?

Cuesta convencer a la gente de algo tan simple como la correcta utilización de los contenedores de residuos; ahora mismo son basureros en muchas zonas de la ciudad de Madrid porque los ciudadanos que vierten allí mezclan vidrios con poliespan, papeles y latas. Contra esto, ¿qué pueden hacer los ayuntamientos? Algunas veces multan a unos pocos vecinos pero el asunto no se arregla. El de Madrid amplía la recogida a la materia orgánica. Veremos.

Aquí les dejamos el asunto para debatir en las tertulias familiares, o de amigos, de estas fiestas. Después pueden callejear por su ciudad hoy mismo y ver cómo están de llenos, comprobar si sus habitantes saben al menos depositar los residuos separados donde deben.