El medioambiente todavía camina a trompicones por las aulas, merece una mayor atención. Ahí va un pequeño empujón

Publicado el

image_pdfimage_print

Empeñados en rescatar lo difícil, nos ha dado por interpretar la relación entre medioambiente y educación, ¿quién sabe si existe o es una quimera de gente rara? Pero parece que sí, que hay bastantes personas que al menos la nombra. En la educación formal debería estar omnipresente en forma de pequeños o grandes proyectos, dentro del debate escolar, como escenario para el desarrollo del pensamiento crítico, llevando a cabo una gestión ambiental de los espacios, etc., para ver en él sus vertientes social y natural, para entender si circula por la vida o es en realidad nuestra vida. Animar al profesorado y al alumnado a acogerlo en sus clases es el propósito del librito Medioambiente y educación, que nos hemos atrevido a escribir. Va dedicado a la enseñanza obligatoria, pero como es sencillo y reducido de páginas no le sentará mal a nadie que le eche un vistazo. Si quiere saber algo más de él y dónde adquirirlo visite la página de la editorial Octaedro; allí encontrará el índice y se podrá descargar en pdf el prólogo. Pruébelo y díganos qué le parece. Si le gusta, anime a la gente a que lo compre y lo pase a otras personas, sean o no enseñantes. También puede servir para esas escuelas amigas del otro lado del Atlántico. Un pequeño empujón sobre el medioambiente siempre le viene bien a la educación y, en consecuencia, a la cultura social .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ecos de Celtiberia