La etiqueta ecológica podría ser el distintivo de todo lo escolar

Publicado el

ECOESCUELA ABIERTA  de El Diario de la Educación 

Cada año, con la vuelta al cole en septiembre, en muchos centros educativos españoles se expresa el mismo deseo: es imprescindible que la escuela sea cada vez más ecológica. La lucha y el compromiso por la protección ambiental y la sostenibilidad del planeta ha dejado de ser una ilusión de unos cuantos excéntricos naturalistas, para convertirse en una necesidad para el presente y de cara al futuro. Así lo manifiestan quienes de esto saben: desde los organismos de la ONU hasta las ONG, avalados por los informes que elaboran los científicos, que utilizan datos contrastados.

Sabemos que bastantes centros escolares viven inmersos en la búsqueda de su sostenibilidad ambiental. No lo decimos nosotros, se puede comprobar con una sencilla búsqueda en Internet. Por eso nos gustaría proponerles que declaren este curso como el de “La etiqueta ecológica”. Esta tiene al menos dos dimensiones: la una afecta a las personas mismas –cómo piensan y se comportan- y la otra a lo que usan y consumen –se decantan o no por los productos o materiales que están etiquetados como ecológicos-.

Seguir leyendo en El Diario de la Educación

image_pdf

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Ecos de Celtiberia