El cambio climático avanza más rápido que nosotros; pongámosle la zancadilla

La primera parta de esa contundente y alarmante frase no es nuestra; fue pronunciada por el secretario general de la ONU Antonio Guterres.  Frente a las alarmas de unos, la apatía de otros. Así el tiempo, el que mide el reloj, pasa rápidamente; el otro, el meteorológico, nos despista cada día y despotricamos contra él porque deteriora nuestras posesiones y vidas. Da igual que nos traigan imágenes como la de una Venecia inundada, hoteles de la costa española que se los lleva el agua, que nos digan que el cambio climático nos va a costar miles de millones -a Europa unos 240.000 millones cada año- si no reparamos un poco nuestra forma de vivir. El mundo se está volviendo anormalmente estúpido. Pero, ¿quién es el mundo? No solo el palurdo del señor Trump que no se cree los informes que elabora su propio gobierno. Por cierto, España será uno de los países más afectados, especialmente la zona mediterránea, este y sur. Saque tiempo de su vida y lea lo que dice el último informe del IPCC. Hágase un ligero examen de sus acciones del último mes para detener el cambio climático. Por si no lo sabe, el último informe del IPCC pronostica que los efectos del cambio climático serán peores de lo previsto. ¡Actúe ya!