¿Cómo piensa adherirse a la Semana Europea de la Movilidad?

Publicado el

image_pdfimage_print

Crecieron las ciudades; allí se amontonó gente que buscaba un hogar y un trabajo. Muchas veces ambos están lejos el uno del otro. La gente se desplaza cada día: unas personas lo hacen en transporte público y otras utilizan medios propios. Las hay que viajan en coche, otras en bicicleta o andando. Cada vez resulta más difícil compaginar ciudades y movilidad, a no ser que se restrinjan determinados usos. Utilizar medios alternativos al vehículo particular pareció en tiempos una moda de los ecologistas; ahora es una necesidad. La salud colectiva se resiente cada vez más debido a la contaminación del aire de las ciudades. Por eso, piense un poco si puede hacer algo por disminuirla, no solamente en esta Semana Europea de la Movilidad, que aquí se subtitula ¡La ciudad, sin mi coche!, sino cada día. Por cierto, muchas ciudades ya han puesto en marcha y otras anuncian serias restricciones al uso del vehículo privado dentro de ellas. No es una moda; es una necesidad. Cuente a su familia, en el trabajo y a los vecinos qué es lo que ha hecho al respecto durante esta semana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ecos de Celtiberia