El hambre castiga cada vez a más gente sin que la ética global nos aturda

Publicado el

Hubo unos años en que descendió el número de las personas que pasan hambre, verdadera necesidad alimentaria. Creíamos que el camino de la justicia alimentaria se acortaba cada vez más; pero no. Según el informe La seguridad alimentaria y la nutrición en el mundo de varias agencias de la ONU, durante el año 2017, 821 millones de personas se iban a la cama cada día sin haber ingerido las calorías mínimas para su actividad diaria, lo cual supone unos 15 millones más que el año anterior, y se aproxima a los niveles de 2010. Para la FAO, la multiplicación de los conflictos bélicos y sociales, los eventos climáticos extremos y sus repercusiones en forma se sequías y otras catástrofes y las crisis económicas son los principales responsables de esta tendencia regresiva, van ya varios años así. ¿Qué podemos hacer cada uno de nosotros para mejorar el estado del hambre mundial?

image_pdf

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Ecos de Celtiberia