El precio ecológico de un móvil es una carga acumulativa

Publicado el

image_pdfimage_print

Ya casi nadie podría vivir sin ellos. El mundo caería en un cataclismo generalizado si dejaran de venderse, siempre se busca el último modelo, ese que no evita pensar y ha reducido el tiempo a la nada, si es que esto existe. Un simple móvil de unos 80 gramos ha necesitado para su fabricación unos 45 kilos de recursos naturales. Si ahora la basura electrónica supone unas 45 millones de toneladas, para dentro de tres años puede ser mayor de 52 millones, según recoge el informe “Observatorio mundial de los residuos electrónicos” de la Universidad de las Naciones Unidas (UNU). La startup Certideal  -esos franceses que se empeñan en dar más de una vida a estos dispositivos electrónicos- asegura que según sus cálculos, “en 50 años, una persona que cambie cada dos años de móvil habrá gastado más de una tonelada de recursos para tener dispositivos de última generación”. Allá cada cual, pero el asunto está bastante turbio. ¿Piensa hacer algo al respecto?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ecos de Celtiberia