Atesorar pobreza afecta gravemente a la salud. Quienes mandan ni siquiera la huelen, para no contaminarse

Publicado el

image_pdfimage_print

Ser pobre erosiona la salud, un día sí y casi otro también. Así se acumula la vida, entre deseos y carencias. La revista médica The Lancet publicó recientemente un estudio –se puede descargar en pdf- , la muestra alcanzaba a 1,7 millones de personas, en el cual se afirmaba que la pobreza acorta la vida casi tanto como el sedentarismo y mucho más que la obesidad, la hipertensión y el consumo excesivo de alcohol. Estos asuntos sí que son tenidos en cuenta por las autoridades sanitarias de los países para acomodar a ellos programas de salud pero la pobreza no cuenta como factor de alto riesgo, tampoco para la OMS para el plan 2025. Menos mal que alguien que se olvidó de incluirla como factor de alto riesgo en los ODM ahora ha considerado parte de su virulencia en los ODS. En la salud de los niños la ecuación es clara: la pobreza genera problemas de salud y desarrollo que permanecen a lo largo de la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ecos de Celtiberia