La educación transita entre decepciones y disfrutes en los presupuestos de los países

Publicado el

La educación mundial se lleva un 5 % del PIB global, en un mapa desigual. Si es mucho o poco nadie lo sabe aunque a la vista de las mejoras en las capacidades globales parece que haría falta mucho más, en particular en los países que desatienden la tarea, porque no quieren o no pueden. Luego está el aprovechamiento de ese dinero invertido. En el supuesto de una buena planificación educativa, con una argumentación trabajada y flexible de lo que los escolares aprenden y de cómo lo aprenden, cualquier inversión se queda corta hasta que se alcancen los niveles de universalidad exigidos por la ética universal. Pero el contexto educativo no es perfecto ni siquiera en los países ricos. Dicen que España era hace unos meses el quinto país de la UE con menor gasto en educación en relación a su PIB. Tampoco está bien situada, con un 5,6 %, en el ranking de la OCDE, que encabeza Dinamarca con un 8 % y cierra Grecia con un 4,3 %. Aunque dicen que el gasto por alumno se aproxima a la media europea en España.

ÚLTIMA HORA: El PSOE abandonó ayer las reuniones del Pacto por la Educación a causa de la negativa del PP a fijar un 5 % del PIB.

image_pdf

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Ecos de Celtiberia