La limpieza de nuestros hogares ensucia como nadie el medio ambiente, y nos llega a nosotros

Publicado el

image_pdfimage_print

Los productos de limpieza esconden muchas suciedades, pero no nos referimos a las que se pueden llevar o descomponer, sino a las que en su composición portan y expanden por tierra, agua y aire. Porque claro, limpiar casi instantáneamente no es fácil, y para lograrlo se utilizan muchas “armas” químicas cuyos residuos contaminan sin que nos enteremos; nos referimos a los COV (Compuestos Orgánicos Volátiles). Circulan por nuestras casas en forma de olores y perfumes, agradables para su extendido consumo, pero que contaminan dentro de la caja que son nuestras casas y nuestros cuerpos. ¡Cuánta menos cantidad eche mejor! Por si no lo sabía, la contaminación del aire urbana por estos productos ya rivaliza con la polución de los coches.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ecos de Celtiberia