El peatón, sufrido ciudadano, debe estar a lo que hay que estar si transita

Publicado el

Escuchen lo que dice Leo Harlem.Es que pelearse con bicis, coches, ruidos y humos es cada día una aventura, más todavía si sigue secuestrado por los dispositivos electrónicos.  Pero no se desanimen, ni enfaden. Ser peatón permite ver la ciudad en distintos planos, encontrarse con gente, intercambiar saludos, pasear o correr, sentarse en un plaza y disfrutar de todo o no pensar en nada. Las ciudades y los peatones deben amarse. Desde aquí reivindicamos una ciudad más amable con los peatones. Por cierto, no se sienten en terrazas de bares y cafeterías al lado de calles con una continuada circulación. Su salud se lo agradecerá. Aquí acabamos la semana de la movilidad, el resto de lo dejamos a ustedes. ¡Suerte¡

image_pdf

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Ecos de Celtiberia