Su casa puede ser la factoría clave del reciclaje, a poco que se esfuercen los que allí viven en ser sostenibles

Publicado el

Apetece leer estas noticias que nos invitan a vivir mejor, de forma más sostenible. Sabemos que hemos sucumbido al consumismo desaforado; nos han engañado. Pero podemos redimir nuestras culpas, o descuidos, a poco que seamos ágiles de mente y versátiles de espíritu. Aunque ya llevemos los materiales a cada contenedor correspondiente, aún se puede hacer más. Empecemos a analizar lo que hay por casa y démosle una segunda vida. Asunto camisetas: mire si en su casa hay más de 100; seguro que no todas están en uso, que algunas se pueden llevar a los circuitos de segunda mano y otras valdrían para emplearlas como trapos de limpieza o de cocina. No se rían los más jóvenes; en tiempos lo hacíamos quienes ya tenemos bastante años. No son los consejos de la abuelita. Quedan otras muchas opciones relacionadas con el papel, los plásticos, etc.; siga leyendo el artículo del Huffintong Post. También puede probar a hacerlo con sus hijos-as; resulta creativo, instructivo, afectivo, favorece la comunicación, aísla del manejo de las máquinas electrónicas por un rato y es ideal para esos días en los que no se puede salir de casa y evita estar pegado al televisor; puede fomentar cultura ecológica, que es vital para los tiempos que corren. El verano suele ser tiempo más favorables para la vida en familia, con momentos para planificar la vida. En Youtube encontrará muchas posibilidades de ocupar esos tiempos de descanso en restauración ecológica de su vida. Aquí va una página para probar. Una duda: ¿Sabemos reciclar correctamente?

image_pdf

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Ecos de Celtiberia