Educación en Finlandia: no todo lo que reluce es oro, tampoco en cuestión de género, según PISA

Publicado el

Estamos acostumbrados a ponderar el modelo finlandés de educación para denostar el nuestro. Sí y no, depende del cristal con que se mire. Si leemos con detenimiento algunos resultados del “El bienestar de los estudiantes: resultados de PISA 2015” Vemos que los estudiantes de 15-16 años tanto de Finlandia (7,9 de satisfacción de vida y 2º lugar) como Islandia (7,8 de satisfacción de vida y 4º lugar) deben ser los más felices del mundo. Pero si atendemos a las diferencias de género en estas manifestaciones –pág. 12 y 13 del Informe, Fig. 4- resulta que allí se dan las mayores distancias entre los que declaran sentirse muy satisfechos-as: Islandia (56% chicos; 38% chicas) y Finlandia (52% chicos; 36% chicas) frente al 36 y 30% en España. Pero es que también son esos dos países los que arrojan las mayores diferencias de género entre los no satisfechos-as. Parece ser que existe una relación entre esa satisfacción y el rendimiento en ciencias. Aquí ganan las chicas, aunque la cultura construida diga lo contrario. Finlandia y Países Bajos, entre otros, presentan puntuaciones medias altas en ciencias junto con una valoración media también alta en la satisfacción con la vida (Fig. 5 de la página 14). Pero no en todos los países: los alumnos de países de rendimiento medio bajo como República Dominicana, México, Colombia y Costa Rica tienden a mostrar mayor grado de satisfacción con la vida que aquéllos que muestran mejor rendimiento medio. ¿Será que la educación no da la felicidad? Tendríamos que revisarlo, porque hasta ahora defendíamos lo contrario. Por cierto, en España los chicos son más ambiciosos, las chicas están más motivadas; ¡Ser o estar, he ahí un dilema educativo! Como ven, esto da para muchos debates sosegados. Seguiremos detallando partes del Informe.

image_pdf

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Ecos de Celtiberia