Lo que sucede fuera de nosotros pasa tan rápido que se ve extraordinariamente plano; si hay eco, suena monocorde y lejano

Publicado el

Por eso, hay que tomarse un tiempo para hacerse alguna pregunta en busca de posibles respuestas; siempre incompletas, a menudo interesadas, pero necesarias. Si las comparte con sus amigos, en el trabajo o con su familia dará valor a su tiempo colectivo. Ahí van algunas sugerencias para planteárselas: ponle cara a la Tierra dentro de 50 años; imagina que vives de acuerdo con una intención de consolidar un mundo sostenible y justo y tratas de hacer el menor daño al planeta; cómo se conjuga la intención universal del crecimiento infinito en un mundo finito del que todos conocemos sus fronteras medioambientales; una ciudad sostenible necesita que los hogares lo sean, empezando por el tuyo; identifica los tres grandes problemas ambientales que resolverías si estuviese en tu mano; mira a tu alrededor y pregunta si a la gente le preocupa mucho esto del medio ambiente; demuestra si la sociedad se beneficia o se perjudica con el cuidado del medio ambiente; imagina que se encuentran en un diálogo los valores sociales y ambientales y se llevan bien. No se trataba de ningún examen, simplemente de pasar despacio un tiempo para tener tiempo de pasarlo, al menos para los que nos siguen en este asunto de vivir; ahí podría estar el eco, y seguro que no era monocorde.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ecos de Celtiberia