Toca soñar en verde: ¡deforestación cero para 2030?

Publicado el

Brasil y EE.UU. adoptaban ese compromiso en una reunión bilateral de cara a la preparación de la Cumbre del Cambio Climático en París, otoño de este año, y queremos pensar que primavera del futuro. Así, de primeras, pocas personas darían crédito a semejante iniciativa. ¿Los grandes países se han vuelto ecologistas? Quienes nos preocupamos por las cosas del medio ambiente nos hemos vuelto algo incrédulos ante estas manifestaciones de afecto naturalístico, a pesar de la permanente esperanza que nos sostiene. Ya nos disculparán. Hemos escuchado muchas bellas promesas incumplidas. Debemos recordar que hace casi un año se rubricaba la Declaración de New York sobre los bosques. Buen asunto así de entrada, pues hasta la gran papelera APP la ha firmado. Cuando saltó la noticia nos pusimos a indagar. Alguien apostó por bosques para combatir el hambre. Denle una vuelta a la idea. Por cierto, para que los más jóvenes, los idealistas, piensen este verano: ¿de quién son los bosques?, o mejor ¿qué quiere decir esos del bosque habitado? Disfruten con/ de/ desde/ en/ entre/ hacia/ hasta/ para/por…  los bosques. Estamos en verano. Quienes no lo hayan hecho todavía que lean El bosque animado de Wenceslao Fernández Flores. Disfrutarán del bosque; toca soñar en verde.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ecos de Celtiberia