Deshojando la margarita me pregunté: ¿Serán felices mis alumnos? ¿No lo serán? ¡Qué dilema existencial!

Publicado el

Porque si son felices querrán aprender mejor, se supone. Si aprenden mejor serán más felices, ¿no siempre? Por eso muchos profesores nos empeñamos en hacer placentero, o al menos apacible, el clima emocional del aula. En la OCDE, 4 de cada cinco estudiantes son felices en su colegio o instituto; lo que no podía imaginarme que la felicidad tuviese relación con el alto rendimiento en matemáticas. Lo dice “Pisa in Focus”, que lo sabe todo en esto de la educación. Mira por donde, a pesar de todos los pesares, los alumnos españoles se consideran felices en las aulas, mientras que los finlandeses (el modelo en donde dicen debemos mirarnos) son infelices, como los coreanos. Pero, ¿qué es la felicidad educativa? Un buen asunto para el debate.

2 pensamientos sobre “Deshojando la margarita me pregunté: ¿Serán felices mis alumnos? ¿No lo serán? ¡Qué dilema existencial!

    Begoña dijo:
    06/05/2015 at 07:54

    Muy buena e interesante pregunta.

      Sira dijo:
      07/05/2015 at 13:38

      La felicidad humana reside, principalmente en la calidad humana que nos rodea, por lo tanto, si lo aplicamos a los centros educativos, la felicidad de los estudiantes depende de la calidad humana de sus compañeros y profesores, y la felicidad de los docentes , que también debe ser tomada en cuenta, reside en la calidad humana de sus compañeros, incluido el equipo directivo, y la de los alumnos.

Responder a Sira Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ecos de Celtiberia