Entre las quimeras del mundo destaca el derecho de la educación de todas las personas. ¡Vaya fracaso colectivo!

Publicado el

Mira que Platón pasó tiempo en reclamar la importancia de la educación. Otros muchos le siguieron en este cometido. Nos acordamos ahora de Albert Camus, Noan Chomsky o Muñoz Molina, por citar solo a tres referencias mundiales. Durante estos días se escuchan llamamientos sobre la Semana de Acción Mundial para la Educación promovida por Ayuda en Acción, Educación Sin Fronteras y Entreculturas, y apoyada por otras entidades relacionadas con la educación. Cuentan en su Posicionamiento aprobado en Dakar en el año 2000 que se habían formulado 6 objetivos de futuro, relacionados con los Objetivos de Desarrollo del Milenio de la ONU. A día de hoy reconocen que no van a alcanzar plenamente ninguno. Pero, ¿qué nos pasa? Leemos noticias sobre las tropelías de los fundamentalistas en las escuelas, escuchamos desajustes tremendos en las que tenemos cerca. El silencio se hace cómplice. Alguna cosilla podremos hacer en las escuelas. Rescatemos también los esfuerzos de Oxfam Intermón o los que despliega Unicef en todo el mundo. No nos olvidemos de los niños y niñas de Siria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ecos de Celtiberia