Deambularon por la escuela sin encontrar los rastros de la ciencia, a pesar de sufrir una y otra vez las inclemencias de muchos contenidos explicados

Publicado el

Un estudio de la Fecyt (Fundación Española para la Ciencia y Tecnología) hace una radiografía sobre la imagen que los españoles tienen sobre la ciencia. Una parte (15%) mantiene estable su alto interés; es mayor entre los jóvenes, u mucho mayor en los hombres que en mujeres. ¿Por qué? Seguro que algo tiene que ver la educación masculinizada que hemos soportado en este país. Un 25% pasan de de la ciencia y la tecnología. Casi la mitad consideran que su formación científica es baja, será por eso que los españoles colocan a los científicos en el segundo lugar de las profesiones más respetadas. Hay deficiencias sonadas como que el 30% piensan que los dinosaurios convivieron con los humanos. Claro que algunos no tienen culpa; cuando estudiaron en la escuela no se hablaba de los grandes lagartos. Otros se han quedado antes de Copérnico y Kepler, pues casi la cuarta parte opina que el Sol gira alrededor de la Tierra. Pero no se merecen la persecución que sufrió Galileo por el mismo asunto; eran otros tiempos. No nos alarmemos por nuestro despiste científico, o sí, pues el 26% de los estadounidenses también se equivocan. Menos mal que los jóvenes vienen empujando. Por cierto, como nos preguntábamos ayer, ¿qué tipo de educación estamos dando a nuestros jóvenes? Anímese a testear sobre sus conocimientos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ecos de Celtiberia