Siete mil millones somos demasiados para hacer cada uno lo que le plazca. Así no cabemos en el planeta Tierra

Publicado el

Tan cruda está la cosa que por decir que con la actual huella ecológica el mundo está en peligro te acusan de hacer terrorismo ecológico. Critican que se hable de extravíos catastróficos, dicen que enfundados en mentiras, cuando lo que se intenta es llevar la ecología a la vida cotidiana, para que se dialogue de (con) ella cualquier día, en la reunión de amigos y en familia. Los malentendidos surgen porque muchos se empeñan en no leer la obra que dejan cada segundo en su entorno. ¿No lo creen? Anímense a calcularla. Algunos urbanitas han sido drásticos; han roto con todo y han comenzado su transición. Cuando lea este mismo chispazo está generando una huella ecológica, por el gasto energético que supone, pero hay maniobras para minimizarlo. Conózcalas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ecos de Celtiberia