Bosques que fueron míticos, ahora son imprescindibles para que la vida siga. Pero hemos de aprender a mirarlos, sobran las equivocaciones

Publicado el

Hoy el calendario mundial tiene una marca verde: se celebra el Día Internacional de los Bosques. ¡Qué manía con dedicar tantos días a tantas cosas! Sí y no, porque al menos por un día, o por una noticia en los informativos, recordamos que los bosques son actores principales en el sistema vital global. Mañana, o luego, otra noticia nos habrá borrado la imagen verde. Un bosque es algo más que un color; es un escenario de vida, es un sistema complejo en el que se hace realidad la biodiversidad. Es algo así como un cofre que guarda muchos tesoros que solo esperan que la gente los descubra. Así, cuando quede prendada de su belleza, cerrará rápidamente la tapa para que no se escapen los misterios que atesora, para guardarlos o enriquecerlos para las futuras generaciones. No podemos perdernos ni huir de ellos como cuentan las historias de Hansel y Gretel -no hay tantas brujas como cuenta el relato de los Hermanos Grima- o del entrañable Pulgarcito.

* Tesoros forestales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ecos de Celtiberia