La inocencia de los crédulos. Tenemos urgencia en dejarnos arrastrar por una utopía apasionante; a veces nos engañan

Publicado el

Nos las vendieron como el maná energético y nos dejamos seducir. Estamos deseosos de hacer algo por el Planeta. Las lámparas de bajo consumo lograron reducir la factura energética pero no la contaminación ambiental. Si se rompen, el mercurio que contienen contamina el medio ambiente y supone un grave riesgo para la salud si lo inhalamos, pues se absorbe casi totalmente con la respiración y alcanza con graves efectos los riñones y el cerebro. Nos las vendieron como la panacea del ahorro pero nos ocultaron que no disponían de un sistema de gestión adecuado, ni fueron capaces de informarnos. Además fue un cambio exprés. ¿Qué presiones tuvieron detrás? ¡Pero algo podremos hacer!.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ecos de Celtiberia