El reverdecimiento de la energía nuclear y gasística. Versión I

Publicado el

Ambas estaban mustias y secas en los planes de la UE de cara a los años 2030 y sucesivos. Pero ahora, de pronto, parece que han recuperado un verdor diferente, vestidos de intereses múltiples que los profanos no entendemos. Dicen que detrás de todo este lío están las presiones de grupos energéticos y ciertos gobiernos del «sí quiero pero no puedo».

Quienes no estamos en el meollo del asunto nos encontramos perplejos. Hasta hace poco, quemar gas para producir electricidad era un desatino con plazos de finalización. Lo de las nucleares se llevaba más a escondidas, como diciendo que no tienen efecto negativo en el incremento de la temperatura global; ya había tiempo de pensar qué se hacía. Si bien algunos países, Alemania entre ellos, ya lo tenían decidido. Eso sí, tenían el grifo del gas muy abierto.

Sea como fuere, la UE no puede estar vendiendo ecología hasta en la sopa y a la vez acercándonos a los tizones. ¡Qué nos aclaren por qué, hasta cuándo y cómo! ¿Quizás es que ve como imposible mantener su poderío económico y a la vez cumplir eso de que no haya aumento de temperatura hasta el límite razonable? La gente necesita información clara y no cambiante, mantenida por unos principios sólidos. Siempre se dijo que el buen magisterio se apoya en el ejemplo. Así es posible que se creyese eso del calentamiento global y actuase al unísono. La mala educación es proponer un camino, razonar un aprendizaje y después poner obstáculos, sin explicar su necesidad. Por contra, la educación razonada, explicando sus pros y contras, ayuda a renovarse para tomar nuevo vigor hacia el bienestar colectivo en forma de unas temperaturas asumibles, y más cosas que implica el cambio climático.  Veremos más reculadas. 

Un comentario sobre “El reverdecimiento de la energía nuclear y gasística. Versión I

    Angel dijo:
    12/01/2022 at 10:19

    Los intereses de Francia, que no piensa cerrar sus centrales nucleares y de Alemania que el día que deje de quemar carbón tendrá que sustituirlo por gas son claros y la propuesta también, estas dos fuentes energéticas se convierten en «verdes» y asunto concluido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ecos de Celtiberia