El cambio climático reprende a la ambición humana por crecer

Publicado el

El planeta está condicionado por algo llamado entropía. Solamente los bichos raros prestan atención a semejante palabra. El concepto también importa. Más todavía si se topa con la ambición humana, con una generalización de esta virtud/vicio. La realidad climática nos está demostrando que es más delirante que cualquier ficción literaria o cinematográfica. La ambición humana por crecer prioritariamente en lo económico es tan ilusa que quiere tenerlo todo controlado. Tanto que muchas personas se creen invulnerables en un mundo que en realidad le es extraño, por extranjero y difícil de entender. Ya lo aventuraba Fénelon para quien «La ambición está más descontenta de lo que no tiene que satisfecha de lo que tiene», y debería conservar, añadiríamos nosotros. Tiempo antes, el gran Miguel de Cervantes escribió algo como que «pocas o ninguna vez se cumple con la ambición propia que no sea con daño de tercero», si bien ahora es también al cuarto, quinto y así hasta el infinito.

Quién sabe si puede haber cordura en este momento de locura. Queremos tener más en un mundo que necesita ser menos. La soledad de los predicadores del decrecimiento es patética. Se encuentran con que pocos de los destinatarios del mensaje quieren enfrentarse a la realidad, muchos menos aliarse con ella. ¿Cómo es el mundo de hoy?, cuando menos extraño a pesar de que sabemos mucho de él, del cambio climático por ejemplo. A la vez que queremos la libertad de ser y tener; somos un misterio en conjunto. ¿O no?

Cambio climático y ambición humana se deberían conjugar con ecología, economía ajustada, educación y ética universal en grandes proporciones. Cabrían también una larga dosis de salud propia y ajena y mucha dimensión social en medio. Parece que no nos preocupan las sociedades futuras, aunque continuamente digamos lo contrario. Bueno, cada cierto tiempo sí porque para eso están las cumbres climáticas y los informes del IPCC, que son una reprimenda muy seria. En estos documentos encuentro mucho cambio climático y propuestas ambiciosas con beneficio universal. ¡Qué decir!

A veces de la impresión de que cuando nos cansemos/destruyamos esta Tierra nos iremos a otra. Hasta ahora quienes nos mandan/engañan con los PIB y el consumo nos están demostrando que la ambición humana y el cambio climático no se pueden coordinar. ¿Podría ser al contrario? Antes o después tendremos que reconocerlo. ¿Será tarde ya?

Mientras, estemos atentos a lo que predican o se comprometen la gente poderosa en Glasgow, COP26; más que nada por si se acuerda de los compromisos de París, si de ella salen ambiciosos acuerdos para detener el cambio climático. Al tiempo, pero nos falta tiempo como diría Benedetti.

Un comentario sobre “El cambio climático reprende a la ambición humana por crecer

    Ana Cris Blasco dijo:
    01/11/2021 at 21:21

    Parece muchos ciudadanos de a pie estamos más concienciados que nuestros representantes.
    Urge una actuación coherente con las reacciones que nos muestra nuestro planeta, agotado de nuestra Necesitamos un compromiso YA!!
    https://anablas2.wixsite.com/escuelasglobales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ecos de Celtiberia