Olímpico(D)s en 2030 a pesar de todo

Publicado el

Ya se cumplen seis años desde que aparecieron los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Durante este tiempo han sobrevolado la acción política, la propaganda mediática, el verdeo empresarial y la atención ciudadana. En una reunión que mantuvieron los mandamases mundiales en septiembre de 2019 en Nueva York se dieron cuenta de que poco habían hecho hasta ahora. Se dijeron que debían relanzar políticas para atender propósitos enunciados hace seis años. 

Si la cosa andaba lenta se empeoró con la pandemia. El Secretario General de la ONU reprendió en Nueva York a los líderes olvidadizos. Sirva como muestra el ejemplo del hambre mundial: puede que el 7% de la población mundial se encuentre en pobreza extrema en el año 2030. Y muchas más cosas que de partida ya no eran nada buenas.

El año 2030 habrá que hacer un repaso serio de lo realizado. También en España, que por ahora tiene muchos deberes pendientes: hay gente que pasa hambre y vive en la pobreza, no hay trabajo digno al alcance de todos y muchas más tareas pendientes que subrayan los ODS; no digamos cómo va el asunto del cambio climático. Por eso no deja de sorprendernos que ahora algunas CC.AA., anden ocupadas en celebrar unas olimpiadas de invierno en 2030. Además, con lo que llevamos hablado del calentamiento global y la crisis climática, del deterioro de la salud relacionado, y de otros asuntos inciertos. Hay que leer este artículo de María Gilaberte- Búrdalo y Nacho López-Moreno del Instituto Pirenaico de Ecología CSIC que manda un mensaje claro: el esquí y los esquiadores deben adaptarse a la disponibilidad de nieve, y no al revés. 

Si apetece, en el artículo del Blog La Cima 2030, encontrará algunos argumentos para poner en cuestión semejante empeño. Podría pensarse que no nos afecta el asunto, que se traduciría en un crecimiento económico fundamental y en más cosas buenas y bonitas. Esperemos acontecimientos pero la complejidad ecosocial y la incierta carretera de la economía exigen hacer mucho caso a la voz de la prudencia.  

P.D.: Ahora Madrid parece que resucita su pretensión olímpica, varias veces fracasada, para los JJOO 2036, se supone que con todos ODS completados. ¿O el asunto es un bulo o un pulso político? Vivir para ver.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ecos de Celtiberia