Ropaje ambiental para estar a la moda

Publicado el

Queremos pensar que toda esa gente que dice sentir como propia esa inclinación por la sostenibilidad seguirá en el empeño pasado un tiempo. Nos gustaría que así fuese, que no hubiese cambiado de ropaje por haber sucumbido sin reflexión a la sostenibilidad publicitada y escasamente interiorizada. Tenemos esta prevención porque tal como se disemina el término se corre el riesgo de que termine desgastado, como otros muchos que afectaban al pensamiento y bienestar colectivo. Más o menos lo que antes se llamaba ética, pero ahora lleva añadida la dimensión ecosocial.

Las astutas empresas, gobiernos y todo quisqui también nos la venden. Se adelantan a nuestras modas con su protagonismo reverdecedor. ¿No será que nos las crean? Ante tal aluvión de ambientalismo no falta gente suspicaz. Le cuesta creer que los perezosos gobiernos y las empresas nos vayan a impulsar cambios profundos en nuestros estilos de vida. Algo de razón tienen. Son los mismos poderes que han permitido o provocado ‒o al menos ayudado por acción u omisión negando evidencias‒ una buena parte de los desastres del descabellado modelo de crecimiento. Por eso se duda de la publicidad ambiental con que ahora abruman día sí y otro también. 

La advertencia no llega solamente de las ONG sino que también la formula la ciencia y la señalan organismos internaciones. Si lo pensamos bien esa publicidad es de por si insostenible si se queda en la laminación de las preocupaciones ambientales, vía emoción exprés. Somos poco constantes, tendentes al olvido. No extrañe que decaiga el interés por el cambio de estilo de vida si asoma la autosatisfacción no razonada en algo que la publicidad ambiental nos marca. Es más sanatorio comprometerse con la sostenibilidad que solo comprarla. En consecuencia, dejemos abierta la posibilidad por si se le ocurre asomar la cabeza a la esperanza y la moda se convierte en renovación vital.

Leer artículo completo en el blog La Cima 2030 de 20minutos.es.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ecos de Celtiberia