La entropía planetaria y nosotros en medio; ya lo intuyó Mafalda

Publicado el

El planeta Tierra es algo multiforme. Cada cual lo percibe a su manera, según intereses concretos y saberes más o menos cultivados. Mafalda lo veía achacoso, le hacía muchas preguntas para resolver cuestiones para ella incomprensibles. El personaje de Quino no había caído en la cuenta, lo barruntaba pero nadie se lo había explicado, que la Tierra se encuentra en una entropía permanente, cambia (evoluciona, se transforma) a cada instante. Quino, Mafalda, se ocupó de ella en muchas viñetas: le adhirió un cartel donde ponía irresponsables trabajando; le dio la vuelta colgada del polo Sur para imaginarla diferente; le colocó macetas con plantas al lado para hacerle la vida más placentera y restituirle un poco la masa vegetal perdida; también quiso embellecerla con cremas para darle otro aspecto a su ajada piel. En una ocasión le pidió que parase de girar porque ella quería bajarse del mundo. Incluso la imaginó tan enferma, después de escuchar las noticias en la televisión, que le puso el termómetro para ver si tenía calentura. 

Por ahí se dice que es un conjunto unitario –formado por una infinidad de seres vivos, relaciones, intereses y muchas más cosas geológicas y astronómicas-. Con tanta complejidad no puede ser perfecta cada día, al menos no tiene la prestancia que querríamos para cada uno o para todos. Es más, nosotros no hacemos otra cosa que añadir nuevas variables, antrópicas, a su deambular entrópico. Los ciclos se combinan con episodios. 

Seguir leyendo en La Cima 2030, un blog de 20minutos.es.

2 pensamientos sobre “La entropía planetaria y nosotros en medio; ya lo intuyó Mafalda

    Julián Guillén Maestro dijo:
    13/02/2021 at 13:42

    Muy interesante. Excelente.

Responder a Julián Guillén Maestro Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ecos de Celtiberia