Los humedales, museos y catedrales de biodiversidad; pero con agua

Publicado el

El titular viene a cuento del lema del Día Mundial de los Humedales del año 2020. Como después pasó lo que pasó, las buenas intenciones quedaron en suspenso por la maldita pandemia. Por eso volvemos a recordar lo que se decía ese febrero del año 2020. Lo de catedrales no va es gratuito; estamos hablando de los humedales, que son lugares representativos de la biodiversidad, como algunos lugares no religiosos a los que se asigna el atributo. Lo de museos tampoco debe tomarse en sentido estricto, de acumulación de obras artísticas, que lo son todas las que por allí están o transitan. En este caso nos referimos a espacios en donde se puede observar la biodiversidad en interacción entre distintas especies, entre ellas y el lugar físico. Esto es, el ecosistema acuático y sus aledaños; El agua facilita mucho las cosas a la vida diversa. Las obras de arte vital van y vienen, siguen sus ritmos estacionales, se ven acompañadas de la meteorología y dedican todo su tiempo a asegurar que la especie sobreviva. Frente a ellas estamos nosotros, también cabría decir a su lado.

Dicen que hoy es el día de los humedales; bueno, el que se recuerda que se firmaron una serie de protocolos que deberían protegerlos. La Convención sobre los Humedales, Ramsar para abreviar debe su nombre a esa ciudad iraní, sede en el año 1971 de las conversaciones y firmas consiguientes. Aquí un vídeo que lo explica. Por si lo quieren mostrar en clase los maestros y maestras que nos siguen.

La misión de salvaguarda va lenta, unos humedales tienen más suerte que otros. A decir verdad hemos mejorado bastante en la protección pero a la vez las masas vivas ligadas al agua soportan tropelías que crecen sin parar, en cualquier lugar del ancho mundo. Se cometen también con el agua, el eje alrededor del que gira todo. Cualquiera que piense sobre el asunto dirá con razón: si se cargan el continente, como se podrá albergar el contenido. Debe ser por eso que este año 2021 se ha elegido como lema «Los humedales y el agua«.

Para quienes no están muy enterados del asunto, aquí va un resumen preparado por WWF. Pero a nosotros nos gusta especialmente el mensaje que ya en el año 2013 se lanzó a la consideración mundial: los humedales cuidan el agua. Aunque solamente fuera por eso, siendo tan egoístas como somos los humanos y cerrando los ojos al escenario de biodiversidad que atesoran los humedales, merecerían una atención especial. ¡O no? Pues eso, que la celebración no se quede en un simple gesto. Viajen por Internet en su busca y disfrute. Échenle una ojeada a nota informativa de Ramsar y entenderán porque la gente ligada a la ecología está tan preocupada. A este paso ni museos ni catedrales, y casi sin agua que pueda llamarse tal.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ecos de Celtiberia