Estamos en guerra contra la naturaleza, allí donde nada es superfluo

Publicado el

La primera afirmación la acaba de lanzar Antonio Guterres, el Secretario General de la ONU; la segunda la pudo formular el cordobés Averroes (s. XII), que andaba ocupado en discernir el sentido de algo dicho por Aristóteles, hacía casi 1.500 años, sobre el asunto de lo natural. 

Hace unos días se publicó en Covering Climate Now, una iniciativa periodística global de 400 medios de comunicación comprometida con los sucesos y mentalidades que gobiernan nuestro tiempo, una entrevista al Secretario General de la ONU, Antonio Guterres. En ella, este denuncia los atropellos continuados que sufre la naturaleza por parte de todos. Tan dura es su visión que no duda en decir que la especie humana, debido al conjunto de sus desmedidas apetencias, se encuentra en una guerra permanente con aquello que le da la vida.

Como dice Guterres, vamos a ver las cosas desde el rincón de lo posible, sabiendo que el resto del escenario está en penumbra. Entender la naturaleza no significa que seamos inmunes a sus operaciones, por activa y por pasiva. Lo que sí resulta una estupidez es estar en guerra continuada con la naturaleza, consigo mismo porque todos somos naturaleza. Henry D. Thoreau, el polifacético pensador americano autor entre otras obras de Walden, la vida en los bosques, dijo hace casi 170 años aquello de que en la naturaleza está la representación del mundo.

De vez en cuando queremos ver destellos de esperanza en acabar con esa guerra inútil. Por eso, no hay que desdeñar el poder de la sociedad civil, demandante de un mundo nuevo; los jóvenes tienen mucho que decir en este sentido y cada vez son más los que no quieren estar en guerra con la naturaleza. Al final hemos de creernos el deseo de Guterres, manifestado en la entrevista, de que el año 2021 tiene que ser el de la reconciliación con la naturaleza, e implicarnos en su consecución.

Leer el artículo completo en el blog La Cima 2030 de 20minutos.es. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ecos de Celtiberia