SOS comprometido por la Amazonía

Publicado el

Complejo mundo plagado de mitos, de biodiversidad, de culturas ancestrales que se desvanecen. El Amazonas es uno y son muchos, junto con todas sus fuentes y afluentes. Amazonía callada que levanta la voz, cual guerrera legendaria que quiere luchar contra los peligros que la acechan. Algunos vienen de fuera, otros los incentivan desde el territorio. 

Amazonas, ese gran río que sería el más largo del mundo si lo unimos a sus fuentes, atraviesa como tal Perú, Colombia y Brasil. Alberga en su sistema hídrico más agua que los otros tres grandes ríos del mundo juntos: Nilo,  Yangtsé y el Misisipi; la quinta parte del caudal fluvial de planeta. Su cuenca hidrográfica (con sus fuentes Marañón y Ucayali) alcanza a otros países. ¿Quién puede permanecer impasible a la destrucción de la selva que mantiene? Porque es realidad y a la vez mito: si vivimos en parte se lo debemos a esa selva que purifica una buena parte del aire que respiramos.  Muy mitológico lo vería Pablo Neruda que le dedicó un poema en el que lo llamaba capital de las sílabas del agua, padre patriarca y eternidad eterna de las fecundaciones; decía de él que ni la luna lo puede vigilar ni medir.

Este apunte es parte de un relato comprometido, que lanza un SOS urgente para salvaguardar la Amazonía. Leer completo en La Cima 2030, de 20minutos.es.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ecos de Celtiberia