Los ríos anhelan vida; no hay vida sin ríos sanos

Publicado el

El próximo día 27, domingo, se dirige en algunos lugares una mirada especial hacia los ríos. Se la ha llamado World Rives Day y tiene un foco espacial en la India. Los ríos son pero parece que no están. Cumplen múltiples funciones básicas para la vida, la nuestra y de otros muchos seres vivos. Vidas direntes según lugares, también propias que anhelan cada vez más, pues sufren no solo el olvido sino sus consecuencias: desconsideración, cauces cada vez más alterados, caudales exiguos, represas y detracciones múltiples, además de cargas contaminantes tóxicas y otros sufrimientos.

Ríos que quieren vida para darla; ríos que van y vienen con el pasar de sus aguas que besaron cantando las montañas, al decir de Gloria Fuertes; que juegan y brillan a la luz de la luna en palabras de Dulce Mª Loynaz; de dulce pasar que llevan sueños a la mar, como poemó Unamuno. Ríos por los que vamos o van tras nosotros puliéndonos como hacen con los guijarros, dijo Ángel González. Ríos deseados -para ser otra vez ellos mismos como en sus inicios y en sus libertades- por asociaciones protectoras desde el conocimiento científico como el Ciref (Centro Ibérico de Restauración Fluvial)  y el ECRR (European Centre for River Restoration). Ríos diversos como defiende la FNCA (Fundación Nueva Cultura del Agua).

Al final, ríos, para sí y de paso sirviéndonos sus aguas en vasos de esperanza, remansada en ocasiones y fluyente en otras, pues  baila y camina por los filos de los sueños.

Ver el artículo completo en La Cima 2030 de 20minutos.es.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ecos de Celtiberia