Si yo soy yo, ¿mis circunstancias qué?

Publicado el

¿Tú y vosotros, acaso ellos y ellas? Una mezcolanza de quienes están cerca o lejos, aquí y allá; aquellos que padecen o gozan, gente seria o sonriente, poderosa o débil, callada y conversadora, animosa resuelta o vergonzosa quieta, indignada o indignante, cumplidora o dilatante; la clase política en general y quienes aborrecen a unos cuantos, suertudos o desgraciados, apasionados o no, sanos y enfermos, trabajadores y parados; también nacionales o extranjeros, jóvenes o viejos, ricos o pobres, agobiados e intrépidos, perdedores y triunfadores, ególatras y generosos, mujeres y hombres, junto con otras muchas variaciones que no cito; no faltan banqueros y desbancados, aprendices del arte de la brujería y del embaucamiento, difamadores y difamados, etc. Y todo el resto de los extremos o tangentes, en donde las verdades, si las hubiera, valen tanto como si se toman como mentiras, pues la vida no deja de ser en cierto modo una antítesis de sí misma. Ahora espolvoreada por la maldita pandemia, por las multiplicadas incertidumbres que la bandean a su gusto, cual enjambre de miedos y emociones que la llenan de circunstancias.

Al final, ¿quién soy yo y cada uno de los otros yoes? Un yo no concluyente, que puedes ser tú, él o ella, depende de las circunstancias, tuyas o de todos. Me veo dentro de un tranvía del que sube y baja mucha gente, con sus pasiones y emociones, con su nada o su mucho. Disfruta, no eres yo desubicado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ecos de Celtiberia