Las mascarillas abandonadas contaminan

Publicado el

Nuestra vida sin ellas sería de otra manera, nuestra salud mucho más quebradiza en estos momentos pandémicos. Merecen una consideración, incluso en su final de utilización. ¡Nunca deben abandonarse por la calle, mucho menos en la naturaleza! Se sabe que están fabricadas con distintos componentes que tardan en degradarse entre 300 y 400 años, con los riesgos acumulados para la vida en general, además del agua y los suelos. Pero además, aunque vayan al contenedor gris de residuos no separables (en otros sitios es verde oscuro) nada se hace con ellas. Por otra parte, pueden contener una carga vírica peligrosa.
La búsqueda de la seguridad determina que en estos momentos pandémicos se aconseje el usar y tirar, tanto de mascarillas como del resto de materiales protectores plásticos, guantes y similares, ya sea en entornos hospitalarios o no. Esta prevención -que en este caso se ve como necesaria- no puede volver a impulsar la utilización de otros objetos de uso diario doméstico, asunto contra el cual tanto se ha luchado; recordemos los materiales plásticos de un solo uso como pajitas, vasos, bolsas, etc., en proceso de prohibición. Por eso, 
debería pensarse si en determinados momentos de vida cotidiana, no hospitalaria ni sociosanitaria, no es mejor sustituir las mascarillas higiénicas o quirúrgicas por las reutilizables (de especificación UNE 0065).

Lo potencialmente contaminado sigue contaminando durante mucho tiempo. El pasado día 30 el Gobierno de España puso en marcha «Recuerdos inolvidables« para alertar sobre esta cuestión. Averigüemos qué tienen de recuerdos y porqué le habrán puesto inolvidables.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ecos de Celtiberia