Ética universal

image_pdfimage_print

Salvar la Amazonía debería ser un empeño de todas las escuelas del mundo

Publicado el

ECOESCUELA ABIERTA de El Diario de la Educación

Nombrar Amazonas no es solo decir agua, es hablar de la Amazonía que comprende territorios de 9 países sudamericanos –unos 6,7 millones de km2, casi 12 veces la península Ibérica– y se identifica con la selva tropical por excelencia. Además de ser el hogar de casi el 10% de la biodiversidad conocida, entre otras unas 40.000 especies de plantas y 2.500 de peces fluviales, también de singulares invertebrados; seguro que guarda muchas especies desconocidas. Por otra parte, captura cientos de miles de millones de toneladas de óxido de carbono y libera parte de sus equivalentes de oxígeno. Es el gran pulmón del aire, de la vida global; la evapotranspiración de sus plantas es fundamental para la dinámica climática de todo el planeta. Es la casa de más de 30 millones de personas, además del refugio de más de 300 grupos indígenas –entre ellos los Yanomami y los Kayapó, nombrados en varios documentales por su oposición a las tropelías de los nuevos colonizadores de la selva–.

Los científicos aseguran que la Amazonía –la magnífica reserva de la biosfera– está en peligro. Interesaría plantear en la escuela un debate sobre a quién pertenece la Amazonía: a los gobiernos de los países que engloba, a los habitantes indígenas que viven dentro de ella o, por los beneficios que reporta, a todo el mundo, se podría decir que es un patrimonio global; por eso la Unesco la habrá nombrado Patrimonio Natural de la Humanidad. Esta figura de protección plantea una serie de beneficios pero a la vez conllevaría otros tantos compromisos o más para conservarla. Los periódicos de la zona se lo preguntan a menudo; para comprobarlo solamente hace falta realizar una búsqueda en internet. Si lo dejamos en manos de aquellos países, pueden hacer con ella lo que quieran; incluso talarla del todo, lo cual deja a la intemperie a sus habitantes y maltrechos a los pueblos indígenas. Nosotros lo notaremos enseguida: el clima y nuestras vidas cambiarán mucho. Si pensamos que es propiedad colectiva habremos de implicarnos en su protección. ¿Cómo podemos hacerlo desde la escuela?

Objetivos de Desarrollo Sostenible: mucho margen de mejora en poco tiempo

Publicado el

A pocos se les escapa que España va a incumplir los ODS, pero parece que no pasa nada. Bueno no, se celebran reuniones para presentar dónde estamos en 2018; imaginamos que para coger carrerilla y empezar a cambiar el andamiaje social y ecológico. Es más, España acaba de crear un Alto Comisionado para la Agenda 2030. Los que somos ignorantes y queremos participar en lograr los objetivos necesitamos más información y algo o alguien que nos impulse. Ya hemos visitado REDS para estar al tanto del asunto, lo recomendamos. También nos hemos enterado de los temas en los que España retrocede y obtiene notas muy bajas: pobreza, obesidad, empleo juvenil y desigualdad. Seguro que ahora le suena un poco el asunto. Si después de haber leído esto todavía tiene dudas, de no ser que dispusiese de información anterior y ganas de participar, puede leer lo que dicen los expertos que hay que hacer para activar los compromisos. ¡Ánimo!

Utopía educativa; siempre encontraremos algo valioso en el camino

Publicado el

Ambas palabras son grandiosas y complejas. Pronunciar la palabra primera en una conversación es como ver caer una losa; lo más probable es que surja un silencio atronador, acompañado de bastantes miradas o muecas escépticas, incluso que se escuche algún razonamiento inhabilitador. Si la acompañamos de educativa se nos tachará de ilusos. Más de uno dirá que casan mal ambas palabras, por más que en cierta forma siempre hayan ido de la mano; ¿qué es si no educar a alguien en algo que no conoce, ni se está seguro si lo sabrá después, ni siquiera si le sirve para algo? Para mucha gente, docentes o no, la escuela es simplemente un engranaje entre enseñar y aprender. Pero la escuela es imperfecta y no evita la posibilidad de fracaso. Sin embargo, tras un empeño renovador siempre podrán extraer algo. habrá que conseguir que el profesorado acepte que la anómala realidad también puede ser un acicate para levantar el pesimismo que reina en algunos centros educativos. Lo peor es perder la esperanza de ayudar al conjunto, a personas o colectivos desfavorecidos. Piensen en algo que parece utópico en su escuela, busquen complicidades sobre el asunto, inténtelo y sientan si se han acercado. Quizás ya lo hayan hecho y así están reactivando el sentido crítico de la utopía educativa y rehabilitando el papel emancipador que la educación debería tener, dando recorrido a esos sueños que surgieron tras pensar en un mundo menos desigual. Aunque la práctica pueda ser pesimista, la voluntad ha de ser optimista. ¿Qué todavía tienen dudas? Visiten utopías educativas y disfruten.

  • Una parte de este chispazo nació como artículo en El Escolar, de Heraldo de Aragón (7/8/2018)

La pobreza se enmaraña en la sociedad rica, que ha perdido el hilo de la moralidad

Publicado el

Solamente así se explica que en España, año 2018, un reciente informe de la Fundación La Caixa “Bienestar económico y material” asegure que la vulnerabilidad económica afecta a un 32,6% de la población española; y un 8,8% sufre pobreza monetaria y material; de hecho, “en más de uno de cada cinco ciudadanos, la renta disponible del hogar está por debajo del umbral de riesgo de pobreza”, que el 14,5 % de los españoles lleva tres años en situación de penuria y muchas más graves desigualdades. No se pierdan estos artículos de eldiario.es o de La Vanguardia. Entresaquen lo relevante para comentarlo en familia o en el trabajo. ¿Es esta la sociedad que queremos? Atentos a qué dicen o prometen los partidos políticos sobre el grave asunto en las próximas campañas electorales. Escuchen bien si se comprometen a ponerse de acuerdo con los adversarios para reducir esta lacra.

Pensar con Sandel para empezar a debatir sobre los dilemas morales actuales

Publicado el

Cada cierto tiempo, últimamente casi todos los días, algunos ciudadanos nos preguntamos si la justicia universal no debería estar orientada al bien común; si, en cierta manera, los gobiernos no deberían intervenir para evitar las tropelías de la economía de mercado y luchar para evitar las desigualdades sociales. Michael J. Sandel, el filósofo norteamericano que acaba de ser reconocido en Asturias por su aportación a las Ciencias Sociales, es considerado como un representante de la teoría comunitarista, esa que es contraria a las posturas individualistas y liberales que tanto condicionan la vida colectiva todo en el mundo, y por lo tanto que defiende que los votantes también son algo responsables de lo que los gobiernos hacen bien o mal. El profesor de Harvard, a cuyas clases no pueden asistir centenares de estudiantes que lo desearían, es un pensador de masas. Haríamos bien en leer algo de lo que ha escrito y debatir con quienes nos rodean. Si lo prefieren, escuchen lo que dice en esta entrevista.

Hambre y migraciones, inseparable incógnita de futuro global

Publicado el

Como cada año, las agencias Concern Worldwide y Welthungerhilfe (WHH), dentro de la plataforma Alliance2015, han elaborado el informe  Índice Global del Hambre (GHI, por su siglas en inglés). En él se constata que mientras disminuye el número de personas afectadas por la falta de alimentos hasta un 28% -la cifra es tremenda, unos 821 millones-, aumenta el número de personas que la padecen de forma muy severa (124 millones).  El mapa del hambre severa recoge los países en los que cualquiera está pensando:  República Centroafricana, Chad, Yemen, Madagascar, Zambia, Sierra Leona, Haití y Sudán. Casi todos armados de conflictos bélicos, además de la tremenda lacra global que es Haití, que debería sonrojar desde la ONU al último habitante perdido en el desierto más inhóspito. Hambre y migraciones recorren la geografía mundial en busca del norte rico, en donde muchos de sus portadores siguen padeciendo hambre porque los naturales del lugar los desprecian. El hambre es, en realidad, un problema político, que tendría solución con estrategias de convivencia global menos egoístas que las actuales. 

El Día Mundial del Hábitat se quedó en el olvido como casi siempre. Este año iba sobre los residuos urbanos

Publicado el

La ONU promueve que el primer lunes de cada mes de octubre sean recordadas las penosas o preocupantes condiciones en las que vive mucha gente, su hábitat. Por eso aconseja celebrar el Día Mundial del Hábitat. Este año quería llamar la atención sobre el manejo de los residuos sólidos urbanos, la implicación de ciudadanos y gobernantes en hacerlo cada día mejor. Algunas ciudades consiguen mejoras sustanciales en la gestión de los residuos que generan, otras están demasiado lejos; debe conocer lo que sucede en ciudades como Bombay, Yakarta, Manila y un largo etcétera. La UE hace un seguimiento riguroso sobre cómo van y dónde los residuos, pero hay muchos puntos oscuros en todo el proceso. Ayer mismo la Comisión recordaba los incumplimientos y lanzaba una alerta temprana con una serie de mejoras.

¿Conoce de verdad el recorrido de las basuras de su ciudad? Infórmese y colabore para darle lustre a su ciudad no solo un día sino todo el año. Empiece en su casa haciendo la separación de residuos y comprando cosas y alimentos que no vengan con sobre empaquetados absurdos.

El hambre castiga cada vez a más gente sin que la ética global nos aturda

Publicado el

Hubo unos años en que descendió el número de las personas que pasan hambre, verdadera necesidad alimentaria. Creíamos que el camino de la justicia alimentaria se acortaba cada vez más; pero no. Según el informe La seguridad alimentaria y la nutrición en el mundo de varias agencias de la ONU, durante el año 2017, 821 millones de personas se iban a la cama cada día sin haber ingerido las calorías mínimas para su actividad diaria, lo cual supone unos 15 millones más que el año anterior, y se aproxima a los niveles de 2010. Para la FAO, la multiplicación de los conflictos bélicos y sociales, los eventos climáticos extremos y sus repercusiones en forma se sequías y otras catástrofes y las crisis económicas son los principales responsables de esta tendencia regresiva, van ya varios años así. ¿Qué podemos hacer cada uno de nosotros para mejorar el estado del hambre mundial?

En pie por el clima; no nos queda otro remedio

Publicado el

Dicen que mañana, 8 de septiembre, todas la personas debemos levantarnos para salvar lo que podamos del clima; bueno mañana es el seguimiento de algo que debería haber empezado hace mucho tiempo y el día del impulso definitivo para hacer realidad una idea global: el cambio climático nos ha sobrepasado y hay que actuar con contundencia. Pero este llamamiento va dirigido a la gente normal, a la que cada día con sus acciones mejora o no las perspectivas climáticas. ¿Cómo piensa ponerse de pie? Anote en su casa o en el trabajo estas acciones; póngales plazo y revise cómo va la cosa cada cierto tiempo. Y recuerde: lo que usted no haga otros no lo harán en su lugar. Si tiene dudas de como empezar acuda a las sugerencias de los proyectos Comunidad #PorElClima

Por cierto, al pasado mes de agosto fue el más cálido agosto de los últimos 53 años.

 

 

Hubo un país llamado Siria; y vivía gente como nosotros

Publicado el

El olvido es un antídoto contra el sufrimiento pero también una manera de esconderse de las responsabilidades, o desdeñar los afectos. Hace 7 años empezó la guerra en Siria; un desastre humanitario que no ha dejado de crecer. Un país roto en el sufrimiento de los muertos, desplazados, damnificados y que ya no será una comunidad. Hace unos años, una foto del niño ahogado en la playa nos conmocionó, pero eso no ha sido suficiente para lograr el milagro de restituir una parte de lo perdido. Ahora los gobiernos de los países que acogen a millones de sirios les invitan a volver a lo que queda del que fue su país, pero tienen miedo. Tan cerca pero tan lejos. La presión internacional habrá tenido sus efectos pero dudamos de su eficacia. Los niños y niñas sirios, como los otros niños refugiados que hay por no se sabe dónde, suponemos que volverán a la improvisadas escuelas en los campamentos de acogida después del verano. ¡Presionemos a nuestros gobiernos para que no olviden que Siria existió alguna vez! Pues hemos escuchado que no es imposible que haya una nueva explosión de migrantes siriostras la que se espera sea la batalla definitiva de Idlib.

El agua potable escasea cada vez más ante la impasible mirada de los que mandan o consumen

Publicado el

El agua cristalina era un espejo donde mirarse quienes usaban sensibilidades literarias para trasmitir sus emociones, pero perdió aquel don que la naturaleza tardó tantos años en dibujar. Llegó gente, después mucha más gente; consumió agua, cada vez mucha más agua. La naturaleza le mandó avisos de que el ritmo frenético de consumo impedía su regeneración; al final dijo basta, en algunos sitios y momentos, y redujo su presencia hasta que la escasez se convirtió en normalidad. ¿Pero qué es escasez y para qué? Por este despiste colectivo, gobernantes y consumidores tienen la necesidad propia y el deber moral con los demás de hacer un uso adecuado de un recurso que cada vez será más limitado en cantidad y calidad para los usos que se le demandaran; incluso llevársela a la boca.

Me gusta el titular del artículo de El País: La escasez del agua, una nueva normalidad. Léanlo, se enterarán de las prevenciones de los expertos reunidos la semana pasada en la World Water Week. Quizás lo que dicen les invite a gestionar la escasez y a reclamar a sus gobernantes una acción comprometida. Es España andan muy liados en reprocharse cosas; para ellos el agua no existe.

 

La agricultura de calidad, bien regulada, podría atemperar los flujos migratorios

Publicado el

La FAO sigue perseverando en el asunto: crear oportunidades de empleo en el sector agrícola en África puede reducir notablemente la migración joven desde el continente -entre el 65 y 75 % del total que buscan el paraíso europeo lo son-. La FAO está decidida a demostrar que si los jóvenes mantienen esperanzas de una vida digna permanecerán en sus países de origen y para eso va a comenzar un programa piloto en Ruanda. Anoten los puntos fuertes que forman su proyecto: “intervenciones normativas dirigidas por jóvenes, institucionalización de la conferencia juvenil (bienal), desarrollo de nuevas capacidades, reforzamiento de los entornos institucionales y propicios, equipar las zonas rurales con servicios esenciales para la agricultura moderna, ayuda a los agronegocios y a las cadenas de valor, cambiar la imagen negativa de la agricultura y apoyar a las plataformas nacionales para compartir conocimientos y mejores prácticas. Y sobre todo, romper con el acceso limitado a líneas de crédito. Se estima que el sector de la agroindustria y su logística moverá un billón de dólares USA en 2030. ¿Se imaginan que una buena parte lo manejasen los jóvenes empresarios africanos? Lean el artículo completo en La Vanguardia.

 

Una duda metódica: ¿pertenece la tierra a quien la trabaja?

Publicado el

La pregunta surgió tras la lectura de una investigación La tierra esclava publicada por eldiario.eselfaro. Se refería a los métodos de producción de varios productos alimenticios presentes en nuestros mercados pero que no se obtienen en occidente; más bien son los países pobres los que nos los procuran. Azúcar, cacao, banana, café, palma africana y otros siguen oscuros procesos en su producción y comercialización. Se podrían nombrar otros muchos que se producen en los países de donde proceden los emigrantes que tratan de llegar a Europa. Una buena parte de esos cultivos provocan la esclavitud del suelo y de sus productores, que para nada regulan su precio en los mercados sino que estas maniobras se hacen desde ciudades del mundo rico. Échenle un vistazo, nada cuesta estar informados y así intentar actuar en consecuencia. ¡Ánimo!

Clamoroso suspenso para España en el cumplimiento de los ODS

Publicado el

Debería dar vergüenza al Gobierno de España que como país no apruebe ninguno de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). La puntuación es especialmente baja en los Objetivos 9 (innovación), 12 (consumo y producción), 13 (cambio climático) y 14 (vida submarina). Al final se sitúa en el puesto 25 en el ranking mundial. Así lo cuenta el informe Índice ODS 2018 (SDG Index & Dashboards) que dice también que ningún país está por el buen camino para alcanzar los Objetivos en 2030. Solamente Suecia, Dinamarca y Finlandia se aproximan. Esperemos que el reciente nombramiento de una alta comisionada para la Agenda 2030 por el Gobierno y la creación de un ministerio de Transición Ecológica ayuden a recorrer con rapidez el trayecto pendiente.

Educación para los migrantes; una apuesta con sentido

Publicado el

Acaba de publicarse Perspectiva Internacional de Migración 2018,  un informe de la OCDE que se centra en corrientes y políticas migratorias. Recoge que el año pasado una de cada diez personas que vivían en la OCDE había nacido en el extranjero y que las cifras se incrementarían pues se debían contabilizar 5 millones más de migrantes permanentes. Por cierto, no dejen de leer el último informe de la ACNUR  y la apuesta de GEM por la educación. Ante esto solo cabe mejorar para integrar: ayudarse a los niños a integrarse en el sistema educativo de cada país, mejorar el reconocimiento de las cualidades educativas de los adultos llegados, y un apoyo financiero para hacer de la educación un vehículo de integración.