Ética universal

Educación para los migrantes; una apuesta con sentido

Publicado el

Acaba de publicarse Perspectiva Internacional de Migración 2018,  un informe de la OCDE que se centra en corrientes y políticas migratorias. Recoge que el año pasado una de cada diez personas que vivían en la OCDE había nacido en el extranjero y que las cifras se incrementarían pues se debían contabilizar 5 millones más de migrantes permanentes. Por cierto, no dejen de leer el último informe de la ACNUR  y la apuesta de GEM por la educación. Ante esto solo cabe mejorar para integrar: ayudarse a los niños a integrarse en el sistema educativo de cada país, mejorar el reconocimiento de las cualidades educativas de los adultos llegados, y un apoyo financiero para hacer de la educación un vehículo de integración.

La ayuda española al desarrollo no se desarrolla; se queda en buenas palabras

Publicado el

Se acuerdan de aquellas acciones de demanda colectiva del 0.7 % del PIB para ayuda a los países necesitados. La AOD de España dista mucho de llegar a esas cifras, en este momento en que las necesidades de los más pobres siguen aumentando, los recortes sucesivos la han dejado exhausta. Según Oxfam Intermón se observa un cambio de tendencia pero sin hacerse realidad. La ONG también muestra hacia dónde va la ayuda, cuánto se ejecuta en realidad de lo presupuestado, qué CC.AA. dan más y cuáles menos. Si quiere conocer los datos oficiales entre en Cooperación española. A ver si con el nuevo Gobierno se cambia la tendencia. Permaneceremos atentos porque prometer sale gratis pero ayudar es otra cosa.

¿Ciudadanía global en un mundo globalizado? Por ahora nada de eso

Publicado el

Como cada verano, como cada mes, miles de personas huyen de la barbarie o de la falta de recursos en sus países de origen. Sufren toda serie de penalidades en su recorrido terrestre, después se embarcan en condiciones miserables para cruzar el Mediterráneo. No todos llegan a su tierra prometida. No leerán estos chispazos pero aun así hemos de avisarles que por aquí cada vez hay más gente que los repudia, incluidos los gobiernos que se comprometieron a ayudarlos. Por cierto, sus ciudadanos no deben estar disconformes con sus discursos racistas y xenófobos pues les dan cada vez más votos. Quien dude de esto consulte los periódicos italianos. Una pregunta indiscreta: ¿Lo de la globalización incluía la ciudadanía global? Si no era así vaya engaño: viajan las mercancías de los de allá pero no las personas de allá. La respuesta de la UE a la actual crisis cabe calificarla siendo muy generosos como penosa.

El nuevo orden mundial: armados hasta las cejas para defender los nacionalismos exclusivistas

Publicado el

Cuesta creer que el año pasado se gastasen en todo el mundo 1,693 billones de dólares en armarse los países, según datos del Instituto Internacional de Estocolmo para la Investigación de la Paz (SIPRI, por sus siglas en inglés). Cuesta creer que los mayores vendedores, casi todos, sean los miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU. Cuesta creer que mientras tanto se recorte la Ayuda Oficial al Desarrollo, como en España. Eso sí, nuestra España es el séptimo vendedor de armas del mundo, algunas a países tan “cuidadosos en generar conflictos” como Arabia Saudí, pero no es el único. Cuesta tanto creer en el destino global. Ante esta situación, el Gobierno español calla y la ciudadanía está más preocupada por el inminente Mundial de Fútbol y las cuestiones de los fogones de los partidos políticos, que huelen a chamusquina y echan chispas.

Cuesta creer en la paz, en la ciudadanía global, en la ética universal, y en tantas cosas. Pero no podemos rendirnos; nos esperan tiempos difíciles.

Nuevo delito europeo revisable: socorrer al que se va a ahogar

Publicado el

La justicia europea persigue a bomberos que salvan vidas, afortunadamente absueltos, a ONG como Proactiva Open Arms cuyo lema es salvar vidas, exponiendo la suya por cierto. Queda en el ambiente una sensación de desamparo para quienes aspiramos a la ciudadanía global. La sociedad no puede permanecer callada, inquieta solamente cuando una episodio de este tipo salta a los medios de comunicación. Cabe preguntarse si tienen derechos humanos los que huyen de sus países, los más de 3000 que perdieron sus vidas en el Mediterráneo en 2017. 

El contador del cambio climático global no se detiene. Ha sonado ya la tercera alarma pero pocos la escuchan

Publicado el

Muchos ciudadanos andan despistados ante la poca insistencia del Gobierno en la lucha contra el cambio climático; lo único que invierte son palabras. Ahora ha rebajado las asignaciones en los todavía “no presupuestos”. Casi un 20 % de lo que destinó en 2017, que tampoco fue mucho. Comparen los 21,8 millones previstos con las indemnizaciones a tropelías como el almacén Castor y cosas por el estilo. Así los ciudadanos comodones pierden estímulos y miran para otro lado en la reducción de sus contribuciones al desastre global. Los Gobiernos saben que invertir en la reducción del cambio climático tiene unos enormes beneficios en la salud de los ciudadanos, y en el dinero que en preservarla o mejorarla deben gastar. Se lo acaban de recordar unos investigadores en The Lancet Planetary Healt ¿A qué esperan?

Ecoescuelas sociales. ¡Sí, por favor!

Publicado el

El simple hecho de utilizar un libro, encender una luz o manejar una tablet enlaza una malla de consecuencias múltiples. Reconocer el entramado de la vida debería ser un argumento principal en la enseñanza escolar. Sin embargo, la tendencia de manejar los contenidos aislados hace que las distintas dimensiones que tiene la vida activa y pensada todavía se mantengan alejadas de los intereses curriculares. Pero el tiempo apremia; hay que actuar sin demora para que la escuela sea ecosocial.

No se trata de fomentar un adoctrinamiento nuevo sino de preparar ciudadanos críticos que sepan entender las problemáticas sociales y ambientales. Frente a la múltiple y variada crisis ecológica y social que tenemos planteada, ya son pocos los que la niegan, se necesitan chicos y chicas que se ejerciten en el pensamiento crítico para que hagan de este un argumento de vida. Anotemos algunos ámbitos de trabajo escolar que nos sugiere la Fundación FUHEM: la superación del antropocentrismo, el cambio climático, la energía y los materiales, la alimentación, el capitalismo y las economías alternativas, la ciudadanía y la desigualdad de género, los conflictos y valores ecosociales. Es tiempo de mudanza, de hacer de la escuela un escenario de vida real que necesitará considerables cambios metodológicos.

La contaminación del aire asfixia a la salud y es una rémora para la economía, local y global

Publicado el

Atentos a cómo encabezaba Philip J Landrigan (2018) su artículo. “Las olas de calor, las inundaciones, el aumento del nivel del mar, las tormentas violentas y los rangos ampliados de enfermedades transmitidas por vectores asociados con el cambio climático global y las enfermedades y muertes prematuras causadas por la contaminación son responsables de enormes pérdidas económicas. Sin embargo, a pesar de la gran magnitud de estos costos, con frecuencia se pasan por alto y generalmente no se contabilizan, …, no son reconocidos”, y así va el mundo. Sigan leyendo, merece la pena. Pero quienes tienen el poder no lo quieren ver ni escuchar, aunque se lo digan investigadores que lo han publicado en la revista The Lancet.

La migración climática a punto de romper el tapón. ¿Qué hacer para amortiguarla/ conducirla/ aprovecharla?

Publicado el

El mundo es un complejo sistema de intereses sociales que sigue pautas marcadas o no. Reacciona ante situaciones límite con resultados a veces poco manejables. Así ha sido a lo largo de la historia en el caso de las masivas migraciones y lo será mañana. El Banco mundial advierte de que puede producirse una migración de unos 140 millones de personas para 2050 debido a los estragos producidos por el cambio climático. Nos gustaría que las palabras de la directora general del Banco Mundial “Tenemos una pequeña oportunidad antes de que los efectos del cambio climático se intensifiquen, de preparar el mundo para esta nueva realidad”, se convirtiera en la hoja de ruta de la existencia colectiva y de las decisiones de los gobernantes de todo el mundo, incluidos los miopes y descarados países ricos, que se han encargado de sumir en un limbo legal a quienes deben abandonarlo todo en sus lugares de origen si quieren preservar al menos la vida. Quienes todavía duden de la magnitud del problema pásense por la Web Migraciones climáticas impulsada desde Ecodes.

Desigualdades educativas en el mundo: suma y sigue para restar la esperanza

Publicado el

Durante un tiempo se dijo que la nueva cultura social había hecho suyo el compromiso de proporcionar bienes públicos mundiales para la educación, como una muestra de solidaridad emocional. Sin embargo, la realidad es que los bienes disponibles son escasos, están mal financiados y rara vez se coordinan; ni siquiera se hace una correcta búsqueda de datos, ni se destina el dinero necesario para ello. ¿Se acuerdan de aquella ilusión del ODS 4 para 2030? El gasto público en educación cada vez es más asimétrico, la brecha ricos pobres se ahonda. Además, para algunos la estafa no es solo que los pobres puedan ir o no a la escuela; es que allí no aprenden lo que realmente les sería útil para remontar una parte de su desigualdad social.

El racismo es una parte –permanente, diversa, cultural, inhumana, etc.- de nuestro inconexo sistema social. ¿Hasta cuándo?

Publicado el

Y se manifiesta cada día, año tras año. La ONU estableció el 21 de marzo como el Día Internacional contra el racismo. Setenta años después de la Declaración Universal de los Derechos Humanos tenemos que seguir llamando la atención en un día concreto; algo se ha hecho pero queda tanto por hacer. La realidad multicultural se gestiona cada día, desmontando estereotipos, pero la exclusión y la xenofobia crecen en Europa. La desgracia racista impregna la sociedad día a día en muchos países del mundo, incluso se elaboran rankings que dicen poco o mucho, según quién y cómo los lea. Y llegó la primavera astronómica en el Hemisferio norte, pero el otoño en el sur. La metáfora dejó de ser estacional porque además hay muchos sures también en el norte. Imagen de El Roto para interrogarnos al menos un día.

P.D.: Hoy mucha gente nos reuniremos en muchas plazas de todo el mundo para recordar que la exclusión y la xenofobia, cualquier discriminación, castigan a unas cuantas personas pero empobrecen moralmente a toda la sociedad.

Armas para el medio ambiente, invertir los presupuestos

Publicado el

Según recoge un reciente artículo publicado Nature titulado Los resultados y el potencial de las áreas protegidas, elaborado por expertos mundiales de la Wildlife Conservation Society norteamericana, la Universidad de Queensland (Australia), y la Comisión Mundial de Áreas Protegidas de la UICN (CMAP), con el 2,5 % del dinero destinado en todo el mundo anualmente a fines militares en todo el mundo, entre 45.000 y 76.000 millones de dólares porque las cifras publicadas son equívocas, las áreas protegidas -el 15 % de la superficie terrestre y el 3 % de la marina-dispondrían de recursos suficientes recursos para llevar a cabo una gestión adecuada. Si así fuese mejoraría el bienestar del planeta, cumplirían una gran labor social al impulsar las economías locales; y todos los seres vivos se lo agradeceríamos. Por cierto, hay que recordar que los porcentajes de protección comprometidos para 2020 eran el 17 % terrestre y el 10 % marino. Da la impresión de que no se va a llegar; ademas, todavía una buena parte de las zonas realmente más importantes para la biodiversidad o no tiene los recursos suficientes para cumplir su función. Así lo recoge el boletín Conciencia Eco.

P.D.: Prosigue la vergüenza mundial de la guerra en Siria, allí donde la sociedad está siendo aniquilada y el medio ambiente arrasado por las malditas armas empuñadas por la política global y local.

No se cuenta la verdad sobre la desnutrición infantil

Publicado el

Una de las esperanzas mundiales para 2030 era la erradicación de la desnutrición infantil. Un estudio del Instituto de Métricas y Evaluación Sanitaria de la Universidad de Washington (Estados Unidos) publicado en la revista Nature ha puesto de manifiesto lo mucho que queda por hacer, a pesar de los avances logrados. De ello da cuenta el diario El País. Parece que en muchos países no se van a cumplir las metas globales de nutrición que marcaba la OMS. Unicef –nos detalla las causas, consecuencias, prevención y tratamiento de la desnutrición infantil-  viene reclamando ayuda para los casi 200 millones de niños que padecen desnutrición crónica. La desnutrición infantil supone una condena de por vida. ¿Podemos permanecer impasibles en los países ricos?

¿Para cuándo el apocalipsis ambiental y social? Depende, según quién lo escriba o hacia dónde mire

Publicado el

Algunos, o bastantes, piensan y dicen, o se quedan callados, que la humanidad, una parte más que otra, va a sufrir deterioros graves debido a las incógnitas que ahora mismo hay planteadas: desigualdades sociales, cambio climático, conflictos ideológicos, depredación de los grandes capitales, migraciones, etc. Unos lo llaman crisis, otros colapso y hemos escuchado por ahí también calificarlo como apocalipsis. La gente de Ecologistas en Acción preparó Caminar sobre el abismo de los límites. Hace unos días leímos en El País Nunca hemos estado tan cerca de destruir el mundo. Lea lo que se dice en estos documentos, lleve al debate a sus trabajo, amistades y familia. Si el ejemplo de una lectura reposada del presente cunde en la sociedad quizás nos alejemos un poco del colapso, seguro o impredecible, manejable o no, universal o parcial, etc. Por cierto, algunos opinan que hay que dejar que la entropía solucione los supuestos desajustes, caiga quien caiga, el planeta o sus habitantes.

El reciclaje desordenado de nuestros equipos tecnológicos esconde peligros para la salud de los más pobres y el medio ambiente

Publicado el

Nos impactó lo noticia que asegura que millones de personas –muchas con mujeres y niños- se dedican en América Latina a la recogida de basuras. Cerca del 90 % lo hacen de forma no regulada, exponiéndose a peligros derivados del contacto con materia fecal, materiales tóxicos, residuos químicos, jeringuillas usadas, pilas y baterías. Aunque hay varios proyectos para hacer las cosas bien, que comprenden el respeto por el medio ambiente, se avanza despacio. Aquí tenemos la recogida y selección muy regulada, pero bastante gente que mantiene una existencia difícil hurga en los contenedores de basura domiciliaria,  buscando la supervivencia; también se exponen a contagios no deseados. Pero en esto, como en casi todo de la vida, hay quien gana (o pierde) en la búsqueda de un sustento en la basura. Asómense un momento al vertedero mortal que es Ghana, en donde acaba una buena parte de nuestros desechos tecnológicos. Quédense con el nombre de Agbogbloshie. ¿No les entran ganas de reorientar su consumo, sabiendo que en una pequeña parte todos somos responsables?