Ética universal

¿Donde están los refugiados que el Gobierno se había comprometido a acoger?

Publicado el

La pregunta escuece a cualquier persona que guarde un poco de dignidad colectiva; la respuesta sonroja: no están. Apenas han llegado un 7% de las 17.337 personas que debían haberlo hecho hasta hoy, día en el que el calendario señalaba el fin del plazo. Hace unos meses Oxfam Intermon presentó al Gobierno seis propuestas para hacer verdad los compromisos. Nada se sabe de lo que ha pasado con ellas. En Europa son tan incumplidores, o crueles si se quiere, como nosotros con los migrantes. Alguien ha identificado a los refugiados que Europa no quiere. Tienen tras ellos sufrimientos, desesperanzas, pérdidas de dignidad en muchos casos, estragos de guerras, etc. El mundo de hoy es el compendio de los desplazados, de los sin patria. Por cierto, ¿Dónde estarán los refugiados que no lo han sido aquí? Seguramente malgastando su vida en condiciones pésimas. Únase a las reclamaciones que en estos días promueven las ONG humanitarias, y mantenga su presión hasta el cumplimiento de los compromisos.

NOTA: Apoyemos la denuncia que Oxfam Intermón hizo la semana pasada en  #ApoyolaDenuncia

El hambre aumenta en el mundo: 11 de cada 100 personas la sufren ya

Publicado el

Abrimos una esperanza hace un par de décadas: ¡El hambre en el mundo estaba bajando y se consolidaba la tendencia! Pero la felicidad global es huidiza y se escapa enseguida de las vidas de los pobres, de aquellos países en los que vivir es rescatar cada día lo imposible. La FAO acaba de decirnos que el número de pobres ha aumentado por primera vez después de 15 años. Las guerras y el cambio climático han coincidido con fallos estructurales de sus países. La FAO cuantifica en 815 millones de personas, más de 17 veces la población de España, las que a la falta de lluvias han debido unir la violencia malintencionada –casi 6 de cada 10 hambrientos viven en países en conflicto-de la que no son ajenas algunas superpotencias. Los países ricos se habían comprometido en acabar en 2030 con el hambre y la desnutrición mundial, pero el dinero que iban a aportar se lo llevó el viento; ¿Quién sabe si para dotarse de artilugios mortíferos? Le invitamos a leer despacio El estado de la seguridad alimentaria y la nutrición en el mundo. 2017” de la FAO.

En los países ricos un simple movimiento mecánico nos trae agua de inmediato en casa, y sale limpia. ¿Y en los pobres?

Publicado el

Acostumbrados a no valorar lo que poco esfuerzo personal nos cuesta, no reparamos en que con un simple movimiento mecánico sale agua en nuestra casa. En otros países, conseguirla en pequeñas cantidades implica recorrer muchos kilómetros, así cada día, casi siempre mujeres –no solo en África sino también en América latina– y niños; y en muchas ocasiones no se encuentra. Además, desgracia añadida para los pobres, suele estar plagada de bacterias y otros contaminantes. ¡Hasta cuando permitiremos esta situación de desigualdad? No se pierdan “Qué distancia recorrerías para obtener agua potable” de Unicef. Véanlo despacio en familia, utilícenlo los profesores en sus centros y si después siguen impasibles es que deben volver a verlo otra vez y comentarlo con el corazón. A veces un pozo de agua es el futuro, al menos eso piensan varias ONG,  pero cavarlo y ponerlo en funcionamiento cuesta dinero.

La exclusión educativa en España es algo que mucha gente intuye pero casi nadie lo reconoce

Publicado el

Muchos se niegan admitirlo pero lo de igualdad de oportunidades en los países ricos es una mentira, una media verdad si lo prefieren. Lo dicen, lo demuestran, varios institutos de investigación y más de una ONG. Lean simplemente el “Estado mundial de la infancia 2016” de Unicef. Claro que reconocer esto sonroja, por eso se entiende el silencio de las administraciones que son las responsables de no hacer realidad el derecho universal a una educación digna, sin exclusividades. Por Europa manejan el asunto según países, en España en particular la gente no se lo debe creer, pues de otra forma habría una protesta masiva; bueno, quizás no, la gente tarda en reaccionar ante los problemas colectivos. Lean “Los factores de la exclusión educativa en España. Mecanismos, perfiles y espacios de intervención. Entresacamos algunas frases: “Nuestro actual sistema educativo, desde las políticas hasta las dinámicas en el aula, tiene poca capacidad de incluir a los “diferentes”, de generar pertenencia, corresponsabilidad o un vínculo sólido con el proceso educativo.” “La inclusión educativa que se está llevando a cabo es ineficaz”.  ¡Algo habrá que hacer! La tarea no solo es cosa de las administraciones, los ciudadanos tenemos voz y voto; ¡No nos autoexcluyamos!

Por si se nos olvida un dato de hace unos años: entre unas 90 empresas nos contaminan totalmente la vida

Publicado el

Quienes nos gobiernan la vida no son elegidos, no sean tan cautos. Pertenecen al mundo de los negocios y cuando alguien se dedica a ese asunto se ve abocado a amontonar beneficios, olvidando que los demás también existen. Se las conoce con el nombre de multinacionales. Busquen en cualquier ranking y sabrán quienes son. De las que nos contaminan la vida sabemos poco, o mucho, según se mire. Hace unos años circulaba un titular por ahí que decía “90 empresas son responsables del calentamiento global”, o sea las que nos ennegrecían el aire y de paso la vida, pues se supone que las moverán intereses económicos a veces poco respetuosos con la cuestión social. Cabe preguntarse si siguen siéndolo o han adoptado protocolos para mejorar su actividad. Ahora “The Guardian” acaba de actualizar la lista. Un amigo dice que con obligarles a reducir sus emisiones daríamos una vuelta a la contaminación. ¿Quién sabe cómo convencerlas/obligarlas?  Si conoce alguna de ellas vigílela, sepa si tiene sede o está ubicada en su país; entérese si consume alguno de sus productos.

Ironía trágica en Sierra Leona: se quedan sin tierra en propiedad y la tierra sepulta las vidas de cientos de personas

Publicado el

Aquel país que, junto con Liberia, se inventó para dar cabida a los esclavos liberados, y la libertad ha escaseado tanto, a pesar del nombre de su capital. Siempre sale en las noticias para hablar de las desgracias como en el caso de los diamantes de sangre. El ébola se cebó en sus gentes, niños y jóvenes incluidos, tanto que la OMS realiza un seguimiento continuo. Hace unos días leímos que el país perdía su tierra cultivable por que varios proyectos agroindustriales y mineros de compañías foráneas se han quedado con ellas, con lo cual desplazan y empobrecen a miles de campesinos. Todavía no han enterrado a los 400 fallecidos tras el último desplazamiento de tierras; hay 600 desaparecidos. La tierra de la que carecen –un desastre para algunos era anunciado– acaba con sus vidas tras las lluvias torrenciales; ironías trágicas de la vida que se ceban siempre con los más desfavorecidos. Habrá que preguntarse alguna vez por qué el futuro se le niega a esta gente y si se puede hacer algo por mejorarlo.

Pagar a los países pobres para que mantengan sus bosques y así nos reduzcan el cambio climático es algo maquivélico

Publicado el

Hace un tiempo que se extendió aquella frase “el que contamina paga”. No siempre se ha hecho efectiva, si bien muchas empresas, países y ciudadanos la tomaron por el mango y se dedicaron a contaminar, aunque tuviesen que pagar algo. Pero la hucha ambiental tiene más grietas que un volcán, por eso siempre hemos de estar alerta. Dicen unos investigadores de la Universidad Northwestern que han llegado a la conclusión de que es una buena inversión pagar a  los países pobres para que conserven los bosques y así nos ahorren dineros y riesgos climáticos por la captura de CO2; así se ha publicado en la revista Science. Bien podría estar, pero la cosa no deja de tener su egoísmo. Entre otras razones porque los causantes de la mayoría de los GEI somos los países ricos. A este paso habrá gente que se despreocupe del tema porque ya paga; bueno, en cierta manera era lo que se hacía con la compra/venta de los derechos de emisiónaquella cosa extraña que los ciudadanos normales no llegamos a entender bien. Aseguran otros estudios que los bosques valen 6 veces más de lo que cuesta conservarlos; los nuestros también. Por cierto, será buena o mala la iniciativa de la que habla la noticia pero decir que esa es la solución para frenar la deforestación nos parece un poco atrevido. Seguro que la mejor estrategia global es contaminar el aire cada vez menos y reforestar todos los países; así de sencillo.

Cuando un país convulso desaparece de las noticias, seguro que los débiles sufren más

Publicado el

Se acuerdan de un país llamado Somalia, de otro que sufría tanto o más que en tiempos fueron dos: Yemen. Hay otros muchos que no son noticia de nuestras televisiones, ocupadas más en hablar de ídolos deportivos. Apenas se ocupan un par de minutos, unos días al año, de los miles de damnificados diarios por efectos varios. En tiempos había un país llamado Libia; estaba cerca de Europa y lo gobernaba un sátrapa bien visto por los mandatarios europeos a los cuales vendía petróleo o gas. El país saltó por los aires; allí vivía gente de la que nada nos dijeron, incluidas muchas mujeres y niños que están sufriendo abusos continuados. Ahora vuelve un día al escaparate televisivo porque las barcazas con inmigrantes parten de ahí. Dicen que la UE ha demandado colaboración de sus autoridades, para atajar el problema en su raíz, por eso entrena a sus guardacostas. Poco se nos dice de la ayuda humanitaria que destina la UE, que suponemos que la habrá. Por de pronto, los barcos de las ONG que evitaban el ahogamiento de los subsaharianos han huido de las costas libias. Necesitamos saber si nuestros gobiernos socorren a los ciudadanos libios, yemeníes, somalíes, eritreos, sudaneses, etc. y qué acciones diplomáticas están llevando a cabo. ¡No se olviden de Libia! Unicef denuncia que más de 550.000 niños sufren condiciones inhumanas y necesitan ayuda.

La letrina eléctrica, o como la ilusión de unos mejora la vida de otros

Publicado el

Pensar en los demás es un ejercicio mental saludable: desear para los desconocidos una vida mejor se convierte en una tarea sublime porque lleva implícita la dimensión ética (todos deberíamos tener las mismas oportunidades de vida en este desapasionado mundo) y otra de recursos (hacerles llegar algo en forma de avance técnico que mejore sus vidas). Ambos atributos los posee la iniciativa Urine-tricity, impulsada por la Fundación Bill y Belinda Gates y realizada por el Bristol Robotics Laboratory y la Universidad West of England. El objetivo es buscar la “orina-tricidad” y llevarla a una buena parte de esas personas, más de 2.000 millones, que no disponen de saneamiento adecuado. Si el asunto funciona, la orina dará electricidad, agua limpia y fertilizantes. Si quiere saber más lea el artículo de Oxfam Intermón.

Una Tierra habitable es la mejor obra de arte que podemos dejar a nuestros nietos

Publicado el

Hoy parece un día cualquiera, pero no. Cuando sean las 24 horas habrán nacido hijos de nuestros hijos, los nietos, a los que les vamos a legar un planeta deteriorado, muy distinto a la obra de arte de la que hablaba Andy Warhol. Olvidamos luchar por una Tierra mejorada, o lo hicimos mal, como nos recordaba Blas Infante. El amor a las generaciones futuras se demuestra plantando cara a los desafíos planetarios. Mañana puede ser un poco tarde. Cuando nuestros nietos sean mayores, echarán en faltan haber tenido abuelos responsables, no como aquellos que dilapidaron la Tierra o permitieron con su silencio que otros lo hicieran. Lamentarán que los abuelos no les hubiesen susurrado antes el cuento de lo posible, aquel que habla del futuro incierto.

Y quedarse quietos, mirando (José Saramago)
“Tal vez esto es lo que llaman el destino, saber lo que va a ocurrir, saber que no hay nada que pueda evitarlo, y quedarse quietos, mirando, como puros observadores del espectáculo del mundo. Pero siempre llega un momento en el que hay que arriesgarse por nuestros nietos.”
¡Hola Mario!

Agosto de 1945: la guerra atómica demostró la inhumanidad de la especie

Publicado el

Los americanos lanzaron sobre Hiroshima y Nagasaki las bombas el 6 y el 8 de agosto de 1945. El recuerdo acune el espíritu de los que la sufrieron y anima un poco la humanidad de toda la gente de bien; el olvido menosprecia el pasado y le quita argumentos al futuro; en cierta manera, degrada la condición humana. Unos pocos fueron los responsables; todos debemos ser guardianes del templo sagrado de la ética universal.  El desarme nuclear es una mentira escondida. ¡No más guerras!

Aumentan los activistas asesinados por defender el medio ambiente; 2016 ha sido el peor año

Publicado el

Defender lo propio es una estrategia que desarrollan todos los individuos de cualquier especie pero proteger a los demás y a la colectividad es algo que solamente se persigue por unos pocos y en determinadas ocasiones. Los defensores de la tierra y del medio ambiente luchan porque la dejemos en unas aceptables condiciones a nuestros hijos. Unas veces logran éxitos, en otras ponen en peligro hasta sus vidas, especialmente en Latinoamérica, en donde se produjeron el 40 % de los asesinatos de activistas ambientales en 2016, el peor año de la historia según denuncia Global Witness. Honduras fue el país más peligroso, allí cayó Berta Cáceres, pero otros como Nicaragua, India, Colombia, etc., son una trampa mortal que empieza a tejer sus redes también en Estados Unidos y otros países. Pero es que 2015 había traído ya la persecución de quienes con la palabra defienden el medio ambiente. Mientras en Europa la sociedad apenas emite unos grititos de rabia, pero se dejan de escuchar pronto.

Cuando leer es la esperanza poco importa la dureza del desierto, menos si lo sobrevuela el bubisher

Publicado el

A veces, pequeños fragmentos de la vida se hacen enormes en su grandiosidad. Los ponen en marcha gentes varias que piensan que como ciudadanos del mundo todos tenemos el deber de implicarnos en llevar una parte de nosotros a los que menos tienen, porque el mundo en el que vivimos es intolerable. El bubisher es un pequeño pájaro del desierto saharahui, cuya llegada es presagio de buenas noticias, pero también es un autobús que lleva por los campos de refugiados libros de lectura para que la gente descubra nuevos mundos o consolide los suyos. El proyecto Bubisher es un sueño hecho realidad a la vez que una realidad que se ha convertido en sueño, para quienes lo impulsan y aquellos que realmente se benefician de contar con bibliotecas fijas o rodantes en medio de desierto de los refugiados.  Lo sostienen voluntarios, colegios, etc., que financian la red de bibliotecas por donde el español también viaja, dándole forma a la cultura y el pensamiento. Acaban de editar “El niño de la luz de plata”, una cuidada composición que es compendio de sensibilidad y arte de la mano de Gonzalo Faure con ilustraciones de Clara Bailo que ya está en las librerías y también se puede pedir directamente a la asociación. Agradecen cualquier colaboración, aunque sea pequeña porque la grandiosidad no se mide en muchos euros, aunque siempre ayudan si con ellos se logra que los enclaves saharauis tengan cerca la posibilidad de leer, porque mientras se lee fluye la esperanza. Lo pequeño es grande si se hace cada día de corazón.

Las lecciones de vida natural y social de H.D. Thoreau traen todavía hoy reflexiones críticas para debatir en compañía

Publicado el

Tal día como hoy comenzaba su vida (1817-1862), que suena casi contemporánea a pesar de haber transcurrido dos siglos. Durante ella dejó frases memorables que traían pensamientos útiles y profundos; hoy de plena actualidad. Ahí van unos cuantos articulados en forma de propuesta de vida en común: La vida ciudadana son millones de seres viviendo juntos en soledad, quizás porque no encuentran un Planeta saludable donde instalar su casa. Porque ningún ser humano querrá conscientemente matar a alguna criatura que mantiene su vida de la misma tierra que él. No olvidemos que hacen falta dos para decir la verdad; uno que hable y otro que escuche. Si no logras convencer al otro de lo malo que está haciendo, procura hacer entonces lo bueno. Muchas veces la gente cree sólo lo que ve. Adéntrate en los bosques si quieres vivir deliberadamente; enfrentar solo los hechos de la vida y ver si se puede aprender lo que ella puede enseñar. Hay momentos en que toda la ansiedad y el esfuerzo acumulados se sosiegan en la infinita indolencia y reposo de la naturaleza, acaso escuchando la vida salvaje. Ahí seguimos, con sus lecciones de vida, para sostener debates colectivos.

¿Ser o no ser refugiado?; una cuestión candente en la Europa apátrida, alentada por palabras como las del señor Zoido, que culpa a las ONG

Publicado el

Hay muchas europas en una sola: la de los que son por derecho, la de los que buscan alcanzar ese derecho y la de los que se lo niegan, como debe ser el señor Zoido su ministro de Interior culpa a las ONG de alentar la llegada de refugiados. Demoledor el “Informe 2017. Las personas refugiadas en España y Europa” de la CEAR (Comisión Española de Ayuda al Refugiado” publicado hace un mes. Mientras el Gobierno de España -a punto de borrar de su ideario la vergüenza social- mira para otro lado. Día a día la crisis humanitaria aumenta en Italia por la masiva llegada diaria de refugiados. Francia y Alemania le van a echar una mano, esperemos que no se únicamente para maquillar un poco las cifras que denuncia Lenius. Estos días se desarrolla la reunión bianual de la FAO para tratar de erradicar el hambre, una de las impulsoras de las migraciones masivas. Pero qué significa ser refugiado-a. Tratemos de imaginarnos que somos uno de ellos, un día tras otro, pasando minutos y horas amargas y con pocas esperanzas. Estas historias pueden servir de ejemplo.