Ética universal

La elección de escuela se convierte muchas veces en un bucle ideológico, que siempre perjudica a los más desfavorecidos

Publicado el

Hace unos años se pensó que dar a los padres la posibilidad de que pudieran elegir escuela para sus hijos era un avance social, pues los centros educativos, en una estrategia de mercado, ofrecerían lo mejor para ser elegidos. Hemos leído en el Blog de la Educación Mundial que en buena parte de los países que se someten al estudio PISA se puede elegir escuela. Pero resulta que lo que puede ser interesante, conveniente, a nivel individual parece que no mejora el sistema en su conjunto. Es más, la elección de escuela  no funciona como debería; con frecuencia puede acrecentar las desigualdades y desmejorar la educación de calidad. El artículo que aquí se comenta dice que las familias sin información tienen menos posibilidades de elección, que a veces la composición del alumnado de la escuela determina la elección; en otras ocasiones las dotaciones de las escuelas atraen. En este caso las públicas suelen llevar la peor parte; observen la ilustración del artículo. Al final, la escuela segrega, es un bucle social que no está resuelto a pesar de que supuestamente las familias pueden elegir. Observen lo que dice también el artículo: “Los estudios han demostrado una y otra vez que la elección de la escuela beneficia a las familias más ricas, al tiempo que margina en mayor medida a los padres y escuelas desfavorecidos.” Miren a su lado y vean si sucede así. 

Había por ahí perdidas gentes refugiadas o migrantes. No salen en las noticias ergo no existen

Publicado el

Da lo impresión de que nos hemos hecho insensibles al dolor y la desigualdad, da lo mismo la religión o el credo ideológico que nos motive. Inunda de pena leer un día tras otro las desgracias colectivas de gente que lo único que busca es una vida. Abrumados como estamos por los descalabros ideológicos y de otros tipos del asunto de Cataluña que nos sirven machaconamente los medios de comunicación, olvidamos que hay otro mundo, el de la vida cotidiana propia y la que soportan quienes menos posibilidades tienen. No se olviden de que las noticias están ahí, aunque escondidas. Hoy les recomendamos El Periódico, siempre atento a lo que sucede fuera de nuestras fronteras, el también constante El País, o el siempre crítico eldiario.es . Hagan una simple búsqueda en Internet con “refugiados El Roto” y comprobarán las múltiples estampas trágicas que tiene la vida. 

La malnutrición no perdona a ningún país; la humanidad no perdonará jamás a quienes pueden hacer mucho por evitarla

Publicado el

La primera parte del titular pertenece a Le Monde en su edición del 4 de noviembre. Dice el rotativo francés, copiamos casi textualmente, que por primera vez la humanidad se enfrenta a una brutal crisis de desnutrición. Según el Global Nutrition Report 2017, 140 países se enfrentan al menos a una de las formas principales de este desastre humanitario: un considerable retraso en el crecimiento en los niños (155 millones lo padecen), una extendida anemia en las mujeres en edad para procrear y un creciente sobrepeso de los adultos y niños (ya los son 2 de los 7 billones de personas); casi el 90 % de los ciudadanos objeto del estudio en esos 140 países están muy afectados por dos o tres de estos trastornos. Tanto hablar de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y estos hechos/datos van a impedir que se cumplan la mayor parte de ellos. ¿Quién domina el mundo para hacerlo tan injusto?; reflexión sugerida para cualquier tertulia con la familia y los amigos. Incluso valdría para una tertulia de esas que organizan la televisión o la radio. Queda por ver cómo respondería la audiencia, tanto tiempo aletargada por el consumo adulador. 

La ambición climática se demuestra con hechos; no sirve firmar muchos papeles o taparse oídos y narices

Publicado el

Ahí los tenemos reunidos otra de nuevo, esta vez en Bonn. La COP23, ¿A cuántas llegaremos antes de darnos cuenta del desaguisado climático que estamos provocando?, busca que todos países, gobiernos y ciudadanos ampliemos nuestro nivel de ambición. ¡Ahí es nada!, pero claro, siempre es bueno que nos lo recuerden. Escuchen estos mensajes a ver si les suenan: los huracanes, incendios e inundaciones de este año son solo las últimas advertencias devastadoras y el anticipo de lo que está por venir; cada vez hay más desastres climáticos que no respetan fronteras; debemos reducir urgentemente la emisión de gases de efecto invernadero, y así tendremos un futuro viable, más bien es el último que nos queda. Replique un simulacro de la conferencia en su casa y piensen entre toda la familia cómo llevan el asunto. Si se animan amplíen la charla a su centro de trabajo. ¡Suerte en el empeño!, pero recuerde que en las cuentas del cambio climático entramos todos, por activa y por pasiva.

En la crisis ecosocial que nos sepulta hay que explorar la potencia creativa de la educación

Publicado el

Las nuevas generaciones deben recorrer caminos difusos en la búsqueda de su existir, con múltiples intersecciones. Los cambios sociales y ecológicos son ya irreversibles; para los jóvenes, es imprescindible enseñar/aprender a adaptarse a ellos. No sirven antiguos métodos para encontrar diferentes convivencias. Hay que reinventar la enseñanza, hasta ahora una amalgama de tradiciones y coerciones del sistema social. Solamente un extremo vital, el desafío del cambio climático, podría sostener la aventura. Pero hay más. Hay que reconectar a la infancia con la naturaleza, para que esta pierda su misión de museo; hay que revisar el concepto de frontera, tan ideologizada que aísla más que cualquier accidente geográfico. Porque para romperlas llegarán muchos migrantes ambientales y desplazados climáticos a convivir con nosotros, porque su acogida es de justicia social. Lean “La situación en el mundo 2017” del Worldwatch Institute y lleven el debate a sus aulas. Los colegios e institutos deben ser críticos, responsables y éticos; algunos ya han empezado. Es nuestra penúltima esperanza.

P.D.: Mientras esto ocurre, las sociedades occidentales se hacen cada vez más exclusivistas. Cada vez hay más voces que alertan de que se dirigen hacia el colapso.

La Agenda 2030 va despacio; acaba de crearse la Comisión que debe implementarla

Publicado el

Se sabe desde hace dos años que hay que implementar los ODS (Objetivos para el Desarrollo Sostenible), pero aquí esas cosas nunca corren prisa. Ahora se ha creado la comisión interministerial que debe impulsar nuestros deberes. No sabemos cómo van a hacer ese informe. Antes deben presentar su declaración de intenciones, en julio de 2018, en el Foro de la ONU. Unicef, Oxfam Intermón y WWF le han recordado al Gobierno, en su propuesta Agenda 2030: una oportunidad para las personas y el planeta, unas 60 metas y 95 indicadores que España debería abordar y medir en su informe, otras muchas ONG también le apremian. Estén atentos y desde su posición demanden la hoja de ruta que, con sus imperfecciones, es lo mejor que tenemos para mejorar un poco el futuro.

¿Y si fuera verdad lo que dice Antonio Guterres de que podemos hacer un mundo más justo?

Publicado el

Pensemos por un momento en el mensaje de Antonio Guterres, el Secretario General de la ONU. Miremos al mundo para imaginar lo que nos sobra y nos falta, en si tenemos tiempo o no. En qué países son muchos los que hacen y en los que no hacen casi nada, porque no pueden o quieren. Imaginemos un mundo más justo. No se pierdan el resto de las noticias que se incluyen en este sitio. Les servirán para entender que algo muy gordo, complejo, desgarrador, etc., está ocurriendo en muchas partes del mundo. Las noticias del mundo nos sumen cada día en la desesperanza, pueden mucho más que los intentos de mejora, pero alguna triunfa. ¿Se podrá hacer algo? Coméntelo un día en su casa, cualquier tema sirve para una reposada tertulia; la familia, el trabajo y la escuela son un buen escenario para el debate, para emprender caminos que nos saquen del tedio social. Después quizás venga alguna acción. ¡Suerte en el empeño!

Un nuevo “trumpazo”, esta vez le ha tocado a la Unesco que, aunque imperfecta, ha rescatado muchos abandonos

Publicado el

Acostumbrados como estamos a no sorprendernos de nada de lo que haga el mandatario norteamericano, la noticia del abandono de la Unesco por parte de EE.UU. el 31 de diciembre de 2018 ha sido recogida de forma más o menos escueta por los medios de comunicación. Bien es cierto que el señor Obama ya le había dado una patada en el trasero en 2011 al retirarle aportación económica. Los motivos en ambos casos han sido similares: “la supuesta politización de la Unesco que se empeña en ver cultura aunque sea en Palestina”. La inquina norteamericana hacia Unesco no es nueva, lean esta noticia de 1984. La Unesco (“United Nations Educational, Scientific and Cultural Organization”; Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura) ha desempeñado desde 1945 una luz activa en la defensa del Patrimonio mundial, de la cultura, de apoyo a la educación,  en busca de la paz y desde hace unos años es una atrevida defensora de un desarrollo diferente, más apoyado en la sostenibilidad social y ambiental. Ha pasado por periodos más o menos brillantes, no ha estado exenta de algunas actividades cuestionables, quizás ha pecado de “funcionarismo” pero de no haber sido por su impulso el mundo sería hoy mucho más pobre por tener menos cultura, menos educación y, en consecuencia, ser mucho más injusto. Pulse aquí si quiere conocer en qué se gastan los dineros. Por cierto, no todos los países están al corriente de los pagos comprometidos. La sociedad civil no podemos permitir que el acoso que está recibiendo Unesco quede en el olvido para la mayoría de la gente, despreocupada porque los daños no son tan visibles como los destrozos de la bombas asesinas que caen por el mundo. Pero si la Unesco se perdiera el daño social sería tremendo en países en desarrollo y en sectores humanos desprotegidos; la cultura de las minorías y el patrimonio universal serían un recuerdo.

Bosques de chocolate; la dulzura en los paladares de los ricos combinada con el amargor causado en los países pobres

Publicado el

La vida se endulza con un buen chocolate. Ese placer, o vicio, se extiende cada vez más. Pero para tener chocolate hace falta cacao. En esta economía global que todo lo inunda, el cacao ocupa espacios que antes eran selvas, como sucede en Costa de Marfil, con el consiguiente deterioro ambiental que esto supone. Quizás, pasado un tiempo, nos endulzaremos la vida con otros placeres y quienes negocian con el chocolate abandonarán esas tierras, pero dejarán sus cicatrices en el territorio y en la sociedad, a donde ya han llegado las nuevas esclavitudes. Seguramente la mejor alternativa pasa por el comercio justo. Háblenlo en casa mientras degustan su chocolate preferido.

Las infancias robadas constituyen un delito de proporciones desmesuradas escuchado mínimamente

Publicado el

El titular de Save the Children lo dice todo “Uno de cada cuatro niños del mundo no puede disfrutar de su infancia”. Eso supone unos 700 millones de niños y niñas, más aun estas, que se ven formados al matrimonio, al trabajo en semiesclavitud (en Camerún puede llegar al 47% de los niños, en Somalia el 49%, en Guinea-Bissau el 51%, en Benín el 53% o en Malí el 56%.o a la guerra. ¿Qué podemos hacer desde aquí ante esta tragedia? Al menos estar informados y pensar si otro mundo es posible, para que poco a poco presionemos a nuestros gobiernos a actuar, ellos sí que pueden presionar y adoptar políticas de ayuda humanitaria, de la de verdad. ¿O nos da igual y vamos a abandonarlos a su suerte? Si quiere convencerse todavía más solamente debe leer El estado mundial de la infancia 2016 de Unicef, que reclama una oportunidad justa para cada niño-a.

Educación para los Objetivos del Desarrollo Sostenible; una prioridad urgente

Publicado el

Visto el estado general del mundo en sus variables ambientales y sociales solo cabe empezar urgentemente a retocar o cambiar totalmente algunos de nuestros comportamientos. No solo es cosa de los gobernantes, que se despistan en la tarea, sino que también debe ser una prioridad educativa. La Unesco se empeña en promover una Educación para los Objetivos del Desarrollo Sostenible, lo que se ha dado en llamar la Agenda 2030 en su versión educativa; habrán visto escrito un anticipo con las siglas GAP (Programa de Acción Mundial sobre la Educación para el Desarrollo Sostenible). Léanlo despacio. Aquí les dejamos la reflexión de Irina Bokova, Directora General de UNESCO: “Se necesita un cambio fundamental en la forma en que pensamos sobre el rol de la educación en el desarrollo mundial, porque tiene un efecto catalizador en el bienestar de los individuos y el futuro de nuestro planeta. …Ahora más que nunca, la educación tiene la responsabilidad de estar a la par de los desafíos y las aspiraciones del siglo XXI, y de promover los tipos correctos de valores y habilidades que llevarán al crecimiento sostenible e inclusivo y a una vida pacífica juntos”. ¿A qué esperamos?

¿Donde están los refugiados que el Gobierno se había comprometido a acoger?

Publicado el

La pregunta escuece a cualquier persona que guarde un poco de dignidad colectiva; la respuesta sonroja: no están. Apenas han llegado un 7% de las 17.337 personas que debían haberlo hecho hasta hoy, día en el que el calendario señalaba el fin del plazo. Hace unos meses Oxfam Intermon presentó al Gobierno seis propuestas para hacer verdad los compromisos. Nada se sabe de lo que ha pasado con ellas. En Europa son tan incumplidores, o crueles si se quiere, como nosotros con los migrantes. Alguien ha identificado a los refugiados que Europa no quiere. Tienen tras ellos sufrimientos, desesperanzas, pérdidas de dignidad en muchos casos, estragos de guerras, etc. El mundo de hoy es el compendio de los desplazados, de los sin patria. Por cierto, ¿Dónde estarán los refugiados que no lo han sido aquí? Seguramente malgastando su vida en condiciones pésimas. Únase a las reclamaciones que en estos días promueven las ONG humanitarias, y mantenga su presión hasta el cumplimiento de los compromisos.

NOTA: Apoyemos la denuncia que Oxfam Intermón hizo la semana pasada en  #ApoyolaDenuncia

El hambre aumenta en el mundo: 11 de cada 100 personas la sufren ya

Publicado el

Abrimos una esperanza hace un par de décadas: ¡El hambre en el mundo estaba bajando y se consolidaba la tendencia! Pero la felicidad global es huidiza y se escapa enseguida de las vidas de los pobres, de aquellos países en los que vivir es rescatar cada día lo imposible. La FAO acaba de decirnos que el número de pobres ha aumentado por primera vez después de 15 años. Las guerras y el cambio climático han coincidido con fallos estructurales de sus países. La FAO cuantifica en 815 millones de personas, más de 17 veces la población de España, las que a la falta de lluvias han debido unir la violencia malintencionada –casi 6 de cada 10 hambrientos viven en países en conflicto-de la que no son ajenas algunas superpotencias. Los países ricos se habían comprometido en acabar en 2030 con el hambre y la desnutrición mundial, pero el dinero que iban a aportar se lo llevó el viento; ¿Quién sabe si para dotarse de artilugios mortíferos? Le invitamos a leer despacio El estado de la seguridad alimentaria y la nutrición en el mundo. 2017” de la FAO.

En los países ricos un simple movimiento mecánico nos trae agua de inmediato en casa, y sale limpia. ¿Y en los pobres?

Publicado el

Acostumbrados a no valorar lo que poco esfuerzo personal nos cuesta, no reparamos en que con un simple movimiento mecánico sale agua en nuestra casa. En otros países, conseguirla en pequeñas cantidades implica recorrer muchos kilómetros, así cada día, casi siempre mujeres –no solo en África sino también en América latina– y niños; y en muchas ocasiones no se encuentra. Además, desgracia añadida para los pobres, suele estar plagada de bacterias y otros contaminantes. ¡Hasta cuando permitiremos esta situación de desigualdad? No se pierdan “Qué distancia recorrerías para obtener agua potable” de Unicef. Véanlo despacio en familia, utilícenlo los profesores en sus centros y si después siguen impasibles es que deben volver a verlo otra vez y comentarlo con el corazón. A veces un pozo de agua es el futuro, al menos eso piensan varias ONG,  pero cavarlo y ponerlo en funcionamiento cuesta dinero.

La exclusión educativa en España es algo que mucha gente intuye pero casi nadie lo reconoce

Publicado el

Muchos se niegan admitirlo pero lo de igualdad de oportunidades en los países ricos es una mentira, una media verdad si lo prefieren. Lo dicen, lo demuestran, varios institutos de investigación y más de una ONG. Lean simplemente el “Estado mundial de la infancia 2016” de Unicef. Claro que reconocer esto sonroja, por eso se entiende el silencio de las administraciones que son las responsables de no hacer realidad el derecho universal a una educación digna, sin exclusividades. Por Europa manejan el asunto según países, en España en particular la gente no se lo debe creer, pues de otra forma habría una protesta masiva; bueno, quizás no, la gente tarda en reaccionar ante los problemas colectivos. Lean “Los factores de la exclusión educativa en España. Mecanismos, perfiles y espacios de intervención. Entresacamos algunas frases: “Nuestro actual sistema educativo, desde las políticas hasta las dinámicas en el aula, tiene poca capacidad de incluir a los “diferentes”, de generar pertenencia, corresponsabilidad o un vínculo sólido con el proceso educativo.” “La inclusión educativa que se está llevando a cabo es ineficaz”.  ¡Algo habrá que hacer! La tarea no solo es cosa de las administraciones, los ciudadanos tenemos voz y voto; ¡No nos autoexcluyamos!